sábado. 26.11.2022

El viento y las palmeras

Elena Torres
Elena Torres

La caída de una inmensa palmera, -ocupa cuatro carriles-, en medio de una avenida tan transitada como es Cabo de Gata, a una hora punta, como son las dos de la tarde, que ha alcanzado a dos vehículos, uno de ellos una moto, y ha causado dos heridos y un muerto, me ha conmocionado.

Reconozco que los vientos ‘huracanados' de las últimas horas no dan tregua, pero me resulta difícil de entender que desde la administración local de esta ciudad no se haya detectado el mal estado en el que se encontraba, única razón que tengo para explicar que cayera con esa virulencia. Y si tener ese control sobre la vegetación no es posible, entonces deberíamos entrar en pánico dado el gran número de palmeras que ocupan nuestra ciudad y la frecuencia con la que el viento hace acto de presencia.

Lo sucedido es a mi juicio muy grave. No dejo de pensar en todas las palmeras que se extienden a lo largo y ancho de Almería, además de las que se concentran en zonas como El Palmeral o el Paseo Marítimo y, tras este accidente, tengo serias dudas sobre su estado de conservación. El viento no se puede controlar y es algo con lo que esta ciudad tiene que convivir. En otros lugares es la lluvia la que puede ‘estropear’ el día, pero aquí es , sin duda, el vendaval que en ciertas épocas del año es sabido supera rachas de 120 kilómetros por hora. En estas circunstancias es exigible que aquellos elementos urbanos que se dispongan a lo largo y ancho no sean vulnerables al fuerte viento.

Cuando murió un conductor al quedar atrapado en un túnel durante las riadas de 2019 se habló de “fenómenos meteorológicos imprevistos”, pero los vientos que estamos viviendo en las últimas semanas aún siendo muy fuertes son recurrentes en estas tierras. Así que no es suficiente con que el Ayuntamiento de Almería “lamente lo sucedido” y deberá trasladar tranquilidad a la población con algo más que palabras. Tampoco convence que la concesionaria de Parques y Jardines se quite el asunto de encima asegurando que la palmera había pasado “sus revisiones de mantenimiento y poda con normalidad”.

PD: Este fin de semana ha fallecido el conductor del vehículo implicado en el accidente

El viento y las palmeras
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad