lunes. 26.09.2022

La vuelta

Todo apunta a un regreso del bipartidismo que empezará a asomar probablemente en los comicios de primavera
Elena Torres
Elena Torres

Ha pasado un verano tórrido de más y la vuelta al curso político ha cambiado radicalmente, al menos, en cuanto a la titularidad de las diversas responsabilidades en las distintas administraciones locales. Nuevas caras en algunos casos, otras muy conocidas que cambian de función.

La mayoría absoluta conseguida por Juanma Moreno en Andalucía, su poder hacer sin tener que depender de nadie, le ha permitido aumentar el número de consejerías, -primera contradicción de un partido, el PP, siempre proponiendo la disminución de carteras para dedicarlas al ‘pueblo’ pero que no se aplica ‘su norma’ cuando está en el poder-, y particularmente en Almería, sin duda la provincia que más alegrías da a los populares por el gran número de votos que aquí cosecha, ha hecho toda una gran transformación, dando ‘una patada’ hacia arriba a muchos de sus correligionarios. Por cierto, de los diez nuevos delegados territoriales, ocho son hombres.

Por verbigracia de este nuevo esquema ya no tenemos alcalde. Ramón Fernández Pacheco es ahora consejero de Sostenibilidad y  por primera vez Almería contará con dos personas sentadas en los Consejos de Gobierno de la Junta de Andalucía semanales, -Juanma ha mantenido a la abderitana Carmen Crespo en su puesto, al frente de Agricultura-. Ahora, la capital, y por primera vez en su historia, cuenta con una mujer al frente de la Alcaldía, María Vázquez, que sin haber comenzado mandato ya ha roto el discurso de quien lidera la oposición, la socialista Adriana Valverde que tendrá difícil apoyarse en su condición de fémina para reclamar ser cabeza de lista en el PSOE en las municipales que tenemos a la vuelta de la esquina.

El PP va ‘sobrao’. Ostenta casi más puestos que personas tiene para ocuparlos así que saldrán muchos nombres nuevos, desconocidos para el ‘gran público’. Y el PSOE tendrá que empezar a armarse ya si no quiere verse desplazado por un PP que una vez en el poder sabe utilizar muy bien los recursos públicos para aferrarse a él.

Del resto de partidos poco que decir. Los nuevos han generado demasiado desencanto. Tanto Ciudadanos como Podemos e incluso Vox, todavía aguantando aunque se prevé por poco tiempo, han visto como han ido cayendo de sus filas aquellos que defendieron los proyectos en la provincia y muchas de estas salidas se han realizado con fuertes críticas a los que han sido sus partidos hasta su marcha. Todo apunta a un regreso del bipartidismo que empezará a asomar probablemente en los comicios de primavera.

La vuelta
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad