lunes. 04.03.2024

Es indignante conocer el organigrama de la nueva Diputación de Almería en la que el Partido Popular va a poder gobernar a sus anchas al ostentar una mayoría absoluta. La primera fotografía del nuevo equipo es la de una cuadrilla de diez hombres ‘adornados’ por apenas seis mujeres. Y digo bien, adornados, porque en el nuevo organigrama la mujer apenas tiene responsabilidad.

De las cinco vicepresidencias que ha creado el presidente del partido y de la institución provincial, Javier Aureliano García, sólo una recae en una fémina, de las tres portavocías, ninguna.

Yo no se como vivirán desde el interior del PP en Almería este derroche de despropósito por parte de un individuo que coloca a la mujer en una situación de casi irrelevancia, -menos mal que todo el equipo va a tener dedicación exclusiva, es decir, cobrará a tope por ostentar su cargo-. Se ve que le gustan los hombres. Una pena.

El PP de Almería no ha necesitado a tener que compartir un gobierno con Vox para mostrarse en toda su dimensión.

Y lo peor de todo es que con estos detalles se apuntan formas porque quien así actúa a mi no me convence de que va a gobernar para todos y todas, de que va a ser equitativo con todos los pueblos de la provincia. No cuela.

A Aureliano le gustan los hombres
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad