martes. 09.08.2022

Las criptomonedas se caracterizan por ser un mercado muy volátil y en algunos casos impredecible, es por ello que, en la actualidad, a mitad de un ciclo bajista, las criptomonedas no han muerto, y de hecho, están recobrando fuerza en el imaginario colectivo. La bajada de Bitcoin fue resultado de movimientos realizados por los grandes tenedores de cripto. Una vez que la primera ballena decide vender, las otras, para proteger su inversión, por lo general también venderán parte de sus Bitcoin.

Con todo y esto, las criptomonedas amagan indicios de recuperación y los analistas insisten con optimismo ante un panorama que, para ojos poco experimentados, parecería bastante negativo. Otros incluso se atreven a especular al alza, afirmando que para finales de la actual década al menos 1000 millones de usuarios habrían entrado en este mundo. Esta afirmación, además, es una predicción de que monedas como Bitcoin y Ethereum en un futuro muy cercano serán algunas de las monedas más usadas en el mundo, rivalizando directamente con fiats de suma importancia, como el euro y el dólar, o el propio yuan chino, actuales redes del mercado de divisas tradicionales.

Los futuros en criptomonedas crecen en popularidad

Una de las consecuencias de que la tendencia general de las criptomonedas se mantenga al alza en cuanto a la aceptación popular, a pesar del actual ciclo bajista, es que los criptomonedas futuros y los comercios a futuro en Bitcoin se han vuelto mucho más populares. Existen al menos tres tipos de futuros en criptomonedas, los estándar, los de entrega física y los contratos a futuro perpetuos con Bitcoin. Este último representa a los futuros más comunes en estos mercados, ya que, básicamente, el atractivo de invertir en este tipo de activos son las operaciones a largo plazo.

Esto lo que significa es que si la popularidad en 2030 alcanza los niveles pronosticados este año los futuros en Bitcoin llegarían a cotizarse mucho mejor de lo que se podría esperar. Actualmente, el 0.3% de la riqueza individual está invertida en criptomonedas, lo cual es un porcentaje marginal, considerando que las acciones se llevan un 25% de dicha riqueza, sin embargo, se espera que, a medida que pasen los años, el porcentaje correspondiente a las criptomonedas suba exponencialmente.

La capitalización de las criptomonedas podría estar a punto de subir

En el futuro cercano, se espera que el ciclo de Bitcoin y las criptomonedas vuelva al alza una vez que los grandes inversores y las instituciones vuelvan a invertir masivamente en el principal criptoactivo de la economía digital y que a este lo sigan las altcoins. Claramente, existen criptomonedas como TerraUSD cuyo concepto desde un primer momento daba muchas preocupaciones incluso a grandes figuras dentro del mercado cripto internacional.

Sin embargo, el resto del mercado obedece a ciclos naturales de oferta y demanda que, a medida que la aceptación de la tecnología blockchain avanza, se han ido posicionando en pisos mucho más altos y en techos cada vez más favorables para los inversores, lo cual es un excelente incentivo para los futuros en este mercado.


 

Para el año 2030 las criptomonedas alcanzarán los 1000 millones de usuarios
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad