Zurbarán Abogados, con vocación nacional y más de 65 profesionales, espera facturar más de 5 millones en 2019

Domingo, 21 de Abril de 2019

Zurbarán Abogados, con vocación nacional y más de 65 profesionales, espera facturar más de 5 millones en 2019

13 de Febrero de 2019 18:36h

Seis de los ocho socios fundadores de Zurbarán Abogados
Seis de los ocho socios fundadores de Zurbarán Abogados



Zurbarán Abogados se presenta este miércoles oficialmente a la sociedad sevillana como un nuevo despacho con "clara" vocacional nacional, que se distingue "por la excelencia y el trato personalizado", un proyecto que nace con 65 profesionales, entre abogados y economistas, y con la confianza en facturar este primer ejercicio más de cinco millones de euros.

Este bufete, con clara raíz sevillana pues siete de los ocho socios fundadores tienen origen en la capital andaluza, nace de la fusión de tres despachos, dos sevillanos --Cuéllas Abogados y RZS-- y uno con sede en la ciudad hispalense, Madrid y Zaragoza --Zamora de Claver--, y dos letrados también de Sevilla, en este caso, José Manuel García-Quílez y Riscardo Astorga Morano, procedentes del despacho Montero-Aramburu.

Cuéllar Abogados es el despacho más antiguo de Sevilla, dirigido por los hermanos Miguel y Adolfo Cuéllar Portero --vicedecano electo del Colegio de Abogados de Sevilla--, herederos de una saga jurídica con más de cien años de tradición. Por su parte, RZS Abogados y Economistas está fundado por Javier Romero Martínez-Cañavate y Jerónimo Zamora López. Zamora de Claver, con operaciones en Sevilla, Madrid y Zaragoza, tiene como socios a Javier Romero Iribas y a Ángel Zamora González de la Peña.

En un encuentro con los medios en su recién estrenada y moderna sede de Sevilla, Javier Romero Martínez-Cañavate, socio presidente de Zurbarán Abogados --que toma su nombre de la calle en la que tienen la sede social en Madrid--, ha mostrado la "ilusión" de todos en este proyecto, que responde al deseo de ejercer la abogacía de forma asociativa "en un solo despacho pero con vocación nacional, multidisciplinar y que se distinga por la excelencia y el trato personlizado".

Zurbarán Abogados, con más de 65 profesionales repartidos en sus tres sedes --46 en Sevilla, 12 en Madrid y 7 en Zaragoza--, cuenta en la Dirección Ejecutiva con Ricardo Astorga, mientras Jerónimo Zamora asume la jefatura en Sevilla, Ángel Zamora en Madrid y Javier Romero Iribas en Zarazoga.

El despacho surge de conversaciones con este proyecto "pendiente" y de la amistad que une a todos los socios y que han mantenido a lo largo de los más de 25 años de experiencia profesional de cada uno, aunque no siempre defendiendo los mismos intereses. Por ejemplo en el conocido caso Betis, donde García-Quílez y Astorga defendían a al expresidente y ex máximo accionista Manuel Ruiz de Lopera y los hermanos Cuéllar a las plataformas de socios que se enfrentaron al entonces dirigente del club verdiblanco.

CON ASPIRACIÓN DE EXPANSIÓN A ANDALUCÍA ORIENTAL

Para Astorga, Zurbarán Abogados es un proyecto que apuesta por un servicio profesional de calidad y de experiencia, pero sobre todo personal, con trato cercano, siendo éste un elemento distintivo y diferenciador de la nueva firma respecto de otros despachos importantes. "Tenemos la intención de seguir profesionalmente la actividad directa día a día de cada uno de los asuntos, sin desvincularnos de éstos, siendo nuestro valor añadido", ha insistido el director ejecutivo.

Este nuevo despacho busca consolidar los equipos de trabajo que ya tienen formados en cada área del Derecho con el firme propósito de "viabilidad futura", que pueda, incluso, extender el proyecto, que tiene vocación de ser "global para atender cualquier asunto a nivel nacional".

Aunque el mayor número de profesionales se encuentra en Sevilla, tienen claro que la sede de Madrid es "estratégica" para el futuro del proyecto. "Tiene cierto mérito embarcarnos en un proyecto de estas características y dimensiones para crear una empresa de servicio y del que viven muchas familias, sobre todo, en una ciudad como Sevilla", ha expuesto Astorga, precisando además que todo ellos "sin ayuda alguna, sólo con nuestro trabajo e ilusión". La capital andaluza, probablemente, sólo cuente con un despacho mayor en número de profesionales que Zurbarán Abogados.

Ese crecimiento y expansión que confían en alcanzar en un futuro pasa por tener presencia en Andalucía Oriental, quizás Málaga o Marbella. Es un tema "presente, no algo que está en el cajón". De hecho, algunas firmas y profesionales independientes del territorio andaluz y nacional ya se han interesado en sumarse al recién nacido proyecto.

"'BOUTIQUES' EN UN DESPACHO GLOBAL"

Cuestionados los seis socios presentes en el encuentro con los medios --Miguel Cuéllar, José Manuel García-Quílez, Javier Romero Martínez-Cañavate, Ricardo Astorga, Jerónimo Zamora y Adolfo Cuéllar-- por la disyuntiva entre despacho multidisciplinar o despacho 'boutique' especializado, todos coinciden en la importancia en la sociedad actual y en todos los sectores de la asociación entre empresas para ser más fuertes y competitivos. "Crecer y evolucionar para no desaparecer" ha sido la frase pronunciada por Zamora para concluir este asunto.

Astorga ha afirmado que los clientes cada vez más exigen un asesoramiento global y por ello el despacho tiene especialistas en todas las materias y asuntos, descartando desde su inicio los temas judiciales relacionados con drogas y estupefacientes.

Los despachos 'boutique', según el socio presidente, sólo tienen salida en áreas y cuestiones muy especializadas, como, por ejemplo, el derecho minero o en recursos de casación. "Somos boutiques dentro de un despacho global", ha definido Astorga.

Miguel Cuéllar ha insistido en que hay que adaptarse a los tiempos actuales, donde los despachos familiares tienden a extinguirse, aunque "tenemos un sello o estilo relacionado con los valores tradicionales de la Abogacía, con respeto y colaboración con la Justicia y con los compañeros".

En este punto, Javier Romero ha expresado que se sienten "honrados" y es "un lujo" contar con un despacho de tradición en la capital andaluza como Cuéllar Abogados, cuya forma de ejercer la Abogacía aportar valores "muy positivos" a la nueva firma.

"Hay muchos despachos en Sevilla que son pequeños y están en la fase de valorar si dan el paso o no" para asociarse, según Adolfo Cuéllar, quien, como sus socios, creen que el futuro de la profesión, como el de otros sectores, es la integración de firmas, tendiendo al modelo anglosajón.

"En estos momentos de nuestras vidas profesionales, esta fusión es la mejor decisión", han afirmado, insistiendo en las dificultades que está generando el mercado para los despachos pequeños, pues incluso las grandes marcas han entrado en asuntos menor envergadura.

Aunque Zurbarán Abogados acaba de nacer, de hecho en la tarde de este miércoles tienen su puesta de largo pública en el Hotel Alfonso XIII de Sevilla, son optimistas con el proyecto y confían en facturar durante este primer año de vida más de cinco millones de euros.

LA PROFESIÓN EN POCOS AÑOS SERÁ DE LAS MUJERES

Zurbarán cuenta actualmente con ocho socios hombres pero con mayoría femenina en su plantilla. Según explica Jerónimo Zamora, esta situación es una cuestión generacional, pues la mayoría de los despachos colectivos están dirigidos por hombres, aunque, teniendo en cuenta la proporción de mujeres estudiantes de Derecho y del Doble Grado de Derecho y Economía y su "nivel brillante", esto "va a cambiar".

"La profesión jurídica a pocos años vista es de las mujeres", han valorado, los socios de Zurbarán Abogados, de los que cuatro dan clases en la Universidad de Sevilla, en concreto, en el departamento de Derecho Mercantil de la Facultad de Derecho.


--EUROPA PRESS--
Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos