Experta ve "clave" la intervención temprana en la hemiparesia en niños para la integración del esquema corporal

Viernes, 23 de Agosto de 2019

Experta ve "clave" la intervención temprana en la hemiparesia en niños para la integración del esquema corporal

16 de Julio de 2019 20:29h



La intervención temprana en la hemiparesia de pacientes pediátricos es "clave" para la integración del esquema corporal, advierte la fisioterapeuta pediátrica del Centro de Atención Infantil Temprana (CAIT) San Juan de Dios de Sevilla, Paula Marín, que señala la importancia de que estos niños sean tratados de inmediato.

La hemiparesia es la pérdida de fuerza o parálisis de dos extremidades de un mismo lado del cuerpo, y con ella llegan un buen número de usuarios a los CAIT como causa de diferentes accidentes cerebrales.

En una nota de prensa, Paula Marín asegura que "es fundamental el abordaje temprano de estos niños. En caso de que hayan sufrido un ictus, los seis meses siguientes son fundamentales para la recuperación de las funciones principales, donde habitualmente intervenimos los fisioterapeutas, psicólogos y logopedas".

El ictus es un accidente cerebrovascular asociado fundamentalmente a los adultos. Sin embargo, puede darse en pacientes pediátricos e incluso durante el período de la gestación, denominándose ictus prenatal.

En la nota, se explica también que durante las sesiones con estos niños en el centro de atención infantil temprana no solo se busca el control postural, el reconocimiento del esquema corporal o el ejercicio físico, sino que se inicia un proceso sensoriomotor en el que los profesionales advierten las necesidades que presentan cada uno, interviniendo con ellos diferentes profesionales en los procesos cognitivo, socio-comunicativo o del lenguaje, si así lo requieren.

Sin embargo, señalan que se trata de un tratamiento que ha de tener una continuidad más allá de la proyección de los seis años que actualmente cubren los centros de atención infantil temprana.

La fisioterapeuta pediátrica de San Juan de Dios explica que mantener este apoyo terapéutico y rehabilitador sería fundamental "hasta al menos los diez ó doce años de edad, pues hasta este momento el ritmo de desarrollo de los niños es el adecuado para intervenir. A partir de esa edad, el desarrollo es más paulatino y aunque para ellos siempre será recomendable continuar con el proceso rehabilitador, la parte fundamental del trabajo estaría hecha y ellos habrán podido adquirir más conocimientos sobre cómo ejercitarse".
--EUROPA PRESS--
Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos