El SAB acusa de "chantaje" a Espadas por pedir a los sindicatos que "tomen partido" en los presupuestos

Jueves, 18 de Abril de 2019

El SAB acusa de "chantaje" a Espadas por pedir a los sindicatos que "tomen partido" en los presupuestos

23 de Enero de 2019 18:48h



La sección del Sindicato Andaluz de Bomberos (SAB) en el Ayuntamiento de Sevilla ha considerado este miércoles que el alcalde acomete un "chantaje" al pedir a los sindicatos del Consistorio que "tomen partido" respecto a la aprobación de los nuevos presupuestos, con el aviso de que si no logran "el cambio de opinión de los partidos en la oposición, no hará frente a los compromisos firmados con los trabajadores".

En un comunicado, el SAB da cuenta de la reciente reunión entre el alcalde hispalense, Juan Espadas (PSOE), y los líderes sindicales de la plantilla del Ayuntamiento y sus sociedades satélite respecto a los presupuestos municipales de 2019.

Recordemos respecto a la negociación de los nuevos presupuestos del Ayuntamiento hispalense, gobernado por el PSOE en franca minoría, que ya el pasado mes de noviembre el primer edil anunciaba que propondría a las fuerzas de oposición; el PP, Ciudadanos, Participa e IU, un "acuerdo global" para las ordenanzas fiscales y los presupuestos municipales de 2019, al objeto de que más allá de la "confrontación política" asociada a las elecciones municipales a celebrar este año, la ciudad contase con tales instrumentos mediante un "acuerdo de mínimos" entre las diferentes fuerzas.

Así las cosas, el Gobierno local presentaba en diciembre su proyecto de nuevos presupuestos, según el cual el Consistorio y sus organismos satélite contarían con más de mil millones de euros en ingresos y gastos, con una diferencia de algo más de cinco millones a favor de los ingresos.

ESPADAS PIDE AL MENOS UNA ABSTENCIÓN

Pero al no encontrar respaldo entre las fuerzas de oposición para aprobar su proyecto presupuestario, el socialista Juan Espadas, a quien la oposición acusa de múltiples "incumplimientos", reclamaba después a los grupos que al menos se abstuviesen y permitiesen la aprobación del documento, para que la ciudad cuente con un nuevo presupuesto en 2019. Y es que según viene avisando, la ciudad sufriría supuestamente un perjuicio económico de "110 millones de euros" en caso de avanzar el calendario sin que el Ayuntamiento apruebe un nuevo presupuesto.

A tal efecto, el alcalde anunciaba recientemente que convocaría a los grupos políticos de la oposición para abordar la posición de cada uno de los mismos respecto a los nuevos presupuestos, bajo la premisa de que "no es tiempo de marear la perdiz, sino de decir ya si tenemos presupuesto o no".

Frente a ello, Ciudadanos ha ofrecido su "abstención crítica" si media un acuerdo entre el PSOE, el PP y Cs al margen de los presupuestos, con medidas como la implantación real de la policía de barrio, mientras el PP también sopesa un posible pacto al margen de los presupuestos, pero precisando a la vez que su postura está sujeta a las "claves autonómica y local" a cuenta del desembarco del PP en la Presidencia de la Junta de Andalucía, toda vez a juicio de los populares "no pasará nada por esperar" a la renovación de la Corporación local en el mes de mayo para resolver el futuro de los presupuestos, si se diese ese escenario.

En todo este contexto, en el que Participa e IU tampoco se ofrecen a apoyar las nuevas cuentas municipales, acusando al PSOE de incumplir sus acuerdos previos al respecto, el secretario general del SAB en el Ayuntamiento hispalense, Manuel Poo, ha opinado que el alcalde "intenta hacer corresponsables a los sindicatos de la aprobación de las cuentas municipales", al avisar de que "si no se aprueban las cuentas, no hará efectiva la subida salarial aprobada por el Gobierno central, entre otras medidas".

"CHANTAJE"

Así, atisba un "chantaje" según el cual "si no conseguimos desde los sindicatos el cambio de opinión de los partidos en la oposición, el alcalde no hará frente a los compromisos firmados con los trabajadores", por lo que reclama al primer edil que traslade "aquellos informes que tengan relación con los trabajadores municipales".

El SAB recuerda que sus alegaciones al proyecto presupuestario de 2018 señalan "la inexistencia de partida presupuestaria para la inversión en las precarias instalaciones de bomberos en Pino Montano y la falta de previsión económica ante la creciente falta de personal en el Cuerpo de Bomberos", criticando también los "incumplimientos" de Espadas en materia de acuerdos y presupuestos. Según el SAB, el grado de ejecución de los presupuestos municipales de 2018 con relación al cuerpo de bomberos se reduciría a menos del 20 por ciento del dinero consignado, "lo que supone un evidente engaño en las cuentas municipales".

Así, ha lamentado que el alcalde haya pedido a los sindicatos municipales que tomen "partido" en la aprobación de los presupuestos municipales de 2019. "Imaginamos que el alcalde quiso decir que fuéramos de su partido e hiciéramos su trabajo, negociar el presupuesto con resto de organizaciones políticas. Esta acción constituye una perversión del sistema, al intentar utilizar a los sindicatos como herramientas políticas", avisa el SAB.
--EUROPA PRESS--
Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos