viernes 20/5/22

La casa desde los cimientos

El Gobierno de España no cesa en su trabajo y en su empeño de promover el avance de toda la sociedad, en su conjunto, y sin dejar a nadie atrás. Así, tras el duro golpe que está suponiendo la pandemia por coronavirus e iniciado el ansiado proceso de recuperación, el Ejecutivo de Pedro Sánchez persigue la consecución de nuevos derechos con una recuperación justa y rápida de todos los sectores sociales y, al mismo tiempo, nos hace crecer como país recuperando derechos y políticas públicas que se arrebataron por los gobiernos de la derecha en la pasada crisis económica. Su gestión es es garantía de cumplimiento con los compromisos adquiridos y de tener en cuenta el interés general de la ciudadanía.  Lo hemos visto con el Salario Mínimo, lo vemos con la Reforma Laboral y, recientemente, con el Plan Estatal de Acceso a la Vivienda, que marcará los próximos años y con el bono de alquiler para jóvenes de hasta 35 años.

El derecho constitucional de la vivienda ha sido, desde el primer momento, un pilar fundamental del Gobierno de la nación y se ha hecho siempre en diálogo y acuerdo con las comunidades autónomas, aunque en las gobernadas por el PP, como es el caso de Andalucía,  sus dirigentes traten de actuar contra el interés general rechazando los acuerdos que pueden permitir a los jóvenes y a miles de familias construir sus proyectos de vida. No quieren ver que  la vivienda se está convirtiendo en el quinto pilar del estado del bienestar de nuestro país. No lo ven y, lo peor, es que tratan de impedirlo. 

Los Presupuestos Generales del Estado de 2022 destinan la mayor cuantía de toda la historia de nuestra democracia a vivienda, con 3.290 millones de euros frente a los ridículos 475 millones del Gobierno de Rajoy. A esto se añaden ahora otras medidas como que los jóvenes de hasta 35 años podrán beneficiarse de ayudas que van desde el precio del alquiler del piso o de una habitación con cuantías que oscilan entre los 250 y los 300 euros en función de los ingresos y de otros requisitos que contempla la norma. 

Estamos ante una nueva medida de país que permitirá un gran avance social y que permitirá que el derecho a la vivienda digna pueda ejercerse en condiciones asequibles para que esta deje de ser para miles de familias un bien de lujo al que no pueden optar para convertirse en una marca nuestra Constitución Española.

La casa desde los cimientos
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad