jueves 27/1/22

Lo que la gente dice

Si ponemos atención y escuchamos lo que la gente dice, sus agradecimientos y desamparos , sus desconciertos y escepticismos, sus creencias y valores, lo que desearía tener y de lo que carece, como ve la vida y la realidad según sean de derechas, izquierdas o se dejan llevar de populismos manipuladores.

Nos enteramos que les preocupa y que preguntas se hacen, como cada cual tiene su interpretación de la Constitución y su modelo de País, quienes piensan en el bien común por encima de todo, o aquellos otros que  solo se dedican en criticar a los demás, en ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el de ellos.

Estamos siempre dispuestos a tragarnos las artimañas y martingalas y poner en cuestión la verdad, porque nos la han dado debidamente manipulada por la televisión, o nos han creado una necesidad que no teníamos. La gente cuenta las cosas según las ha percibido, y en base a eso elaboran una visión particular que en ocasiones no se corresponde con la realidad.

Y en ese dejarnos llevar , influyen más las emociones que las razones , que construyen subterfugios , medias verdades y tretas psicológicas , que se manifiestan como aspectos claves de las manipulaciones  semánticas. A los poderosos, les interesa que la gente más que diga cosas , obedezcan a lo que ellos les digan.

En la actualidad, asistimos a una manipulación diaria , de bulos que además de falsear la verdad, alimentan tensiones y generan odios.. Hemos de ser sensatos y bajar el tono de las voces criticas, no rehuir la discrepancia pero evitar las polémicas inútiles que nos paralizan y no nos liberan de tensiones.

No debemos incurrir en el error de creernos en posesión de la verdad  y pensar que el resto de la humanidad no saben lo que dicen, y ellos no es que sean raros sino que son los mejores, modestia aparte. Entre honores y rechazos, vamos llenando la atmosfera de palabras halagadoras u ofensivas.     

Todos tenemos , bien guardados en nuestro interior, nuestro mapa del tesoro, dispuestos a reinventarnos y a dibujar el más valioso de los cuadros, con el ánimo de dejar el legado más hermoso o ser capaces de dar los saltos necesarios para salvar los precipicios , haciéndonos preguntas que nos sanan y otras que nos enferman.

La gente con las que hablamos , son capaces de crear realidades con las palabras, de impartir las lecciones necesarias, de obtener triunfos porque esperan victorias, de aprender a perdonarse , de recorrer con sus escritos el camino que nos lleva de la oscuridad a la luz.

Muchas de las cosas que la gente nos trasladan son muy distintas a como realmente las ven, aunque sus visiones e intuiciones les hagan guardar las claves de las decisiones intuitivas, mientras son capaces de desvelar sus facultades para concentrar la atención, saber trabajar en equipo y conseguir la comunicación digital y saber emplear tanto las metodologías necesarias para solventar problemas en lugar de idealizarlos y tener la capacidad de desaprender.

Hoy día somos agentes revolucionarios de las redes sociales y lo que la gente expresa, no nos lo dice al oído  sino que lo proyecta en el mundo, y de manera instantánea nos colocamos en ese gran patio del  mundo para compartir cualquier cosa con todos los demás.

Lo que antes era una conversación intima , hoy se nos convierte en un mensaje universal, en el que descubrimos el más peligrosos de los virus , que al atacarnos pone de manifiesto nuestra idiotez.

Lo que la gente dice
Comentarios