viernes 20/5/22

Mis ideas, mis razones

Reconozco públicamente que desconfío de la neutralidad , de la equidistancia , y mucho menos de los que dicen que ni son ni hacen política, cuando se expresan o actúan. Yo he de confesarles sin ningún complejo que mis ideas , mis valores y principios son los que inspiran mis columnas periodísticas.

Por tanto ni soy independiente, ni imparcial y mucho menos me sitúo al margen de la realidad o como arbitro de todas las causas, lo que si procuro no ser es arbitrario y mucho menos sectario , y por tanto estos escritos no son ni la expresión de un ideario ni un argumentario dictado por el partido en el que milito, el PSOE , y al que me siento orgulloso de pertenecer.

Creo honestamente , que esto no me impide pensar , todo lo contrario , tampoco me bloquea la posibilidad de reflexionar , nada más lejos de la realidad y mucho menos es ningún obstáculo para ser crítico y autocrítico, sino al revés , ya que si así fuera estaría en otra posición y pertenecería a otra formación política.

Desde esta oportunidad que se me ofrece semanalmente a través de esta columna en TELEPRENSA , realizó un intento de hacerme preguntas junto con ustedes los lectores , sin ánimo de pontificar ni de adoctrinar a nadie, Sería presuntuoso e inútil.

Comprendo y respeto, que a veces, mi visión de la realidad haya a quien no le guste o que tenga el rechazo de quienes mandan o creen controlar los aparatos de sus organizaciones políticas , pero créanme ni lo siento, ni voy a disculparme por ello, ya que mi trabajo aquí no consiste en que quienes manejan el cotarro se sientan complacidos y halagados. 

Si así ocurriera , llegaría a pensar que mi tarea de provocador de conciencias ni sería útil ni merecería la pena. Para complacer hay quienes cobran sus sueldos y dividendos .Bastantes bufones hay en la pista , pongamos sentido común , con el deseo de mejorar la realidad.

He de confesar que el lenguaje de algunos políticos que aspiran a representarnos no llego a entenderlo, y me pregunto ¿Por qué hablan así? Tan instalados en la distancia y el alejamiento de la gente , con un vocabulario ampuloso, vaporoso, retórico , surrealista , en lugar de ser claros , concretos, sencillos, directos y centrados  en lo pequeño , que no por ser tal es menos importante , sino todo lo contrario , ya que como dijo el economista e intelectual E.F. Schumacher “lo pequeño es hermoso” 

Permítanme queridos lectores que recurra al lenguaje de la calle , la gente quiere de los políticos , pocas cosas, pero muy concretas., Aquellas cosas que les hace mejor sus vidas y más felices,  que puedan ejercer sus derechos a una buena salud, educación, a una buena  atención si son dependientes, a una sociedad limpia, saludable y habitable.

Tal como vengo manteniendo en mis artículos, todos tenemos una gran responsabilidad y la de los ciudadanos y ciudadanas es elegir a gente capaz, honrada y trabajadora . No se trata como en los equipos de fútbol de hacer fichajes galácticos que después nos salgan ranas , y al segundo partido ni se esfuerzan ni marcan goles, sino currantes que se comprometan y tengan claro que por encima de todo están los intereses colectivos y que a la política se viene a trabajar veinticinco de las veinticuatro horas del día y a hacer pedagogía aparcando los intereses personales.

Resulta impactante y decepcionante la metamorfosis y transformación de algunos que tras prometer o jurar su cargo electo , son victimas de una amnesia que se les olvida que sus patrones , son quienes les han puesto allí, los ciudadanos y ciudadanas.

En cuanto a las promesas hechas , los programas electorales no son papel mojado , sino que se hacen para cumplirlas , y son un contrato que establecemos con el pueblo soberano , por tanto dígannos que van a hacer y como lo van a financiar , sino pensaremos que solo quieren nuestros votos y que una vez que pase el día de la votación, si te he visto no me acuerdo.

Seamos sensatos y desde la defensa de nuestras ideas y posiciones, tengamos una postura abierta , que nos permita dialogar , ceder , acercar posturas y llegar a acuerdos.

Mis ideas, mis razones
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad