sábado 16/10/21

Elenco de vividores

La selva social en la que nos ha tocado ejercer la supervivencia está repleta de vividores. Son muchas y diversas las acepciones que podemos atribuir a este término, pero en este artículo, y en esta ocasión nos vamos a referir en concreto al club de los aprovechados.

Y frescos y caraduras, los hay en todos los espacios y tiempos, en todas las facetas de nuestras vidas. Gentes dispuestas a sacarnos el jugo, a atribuirse como propios todos los méritos de lo que hagamos. En estos días de pandemia y vacunas estamos asistiendo a como hay algunos sujetos, que, abusando de sus responsabilidades, se cuelan y se saltan el protocolo y reciben la vacuna antes de tiempo y como haciéndonos un favor al resto de la humanidad.

 Los hay de todas las ideologías, de derechas e izquierdas, de diferentes rincones del País y que han decidido utilizar su posición para ejercer la picaresca, que ante la insistencia no querían que se desperdiciaran las vacunas que iban a sobrar, los hay consejeros, concejales, alcaldes, directores de Hospitales, obispos y ejecutivos varios.

Incluso algunos como el consejero de Ceuta que afirmaba que lo hicieron por solidaridad con su gente., “No quería vacunarse, pero mis técnicos me plantearon que o me vacunaba yo con ellos, ellos no se vacunaban. Yo no quería vacunarme. No me vacuno ni de la gripe. No me gustan las vacunas.” Además, añadió “·lo volvería a hacer” ¡Cuánta generosidad!

La polémica de las vacunas no ha afectado solo a los políticos, sino que ha alcanzado a la cúpula militar. La ministra, Margarita Robles ha pedido explicaciones al JEMAD, Miguel Ángel Villarroya y otros mandos del Estado Mayor por haber recibido la primera dosis, que finalmente han dimitido tras vacunarse contra el coronavirus antes de lo que fijaban los protocolos, mientras que Interior había cesado al enlace de la Guardia Civil en el Estado Mayor de la Defensa por la misma razón.

Y como la Iglesia ha de estar siempre presente, el Obispo Sebastià Taltavull, Obispo de Mallorca, se vacunó sin corresponderle de momento para dar ejemplo y lo hizo en una Residencia de sacerdotes ancianos de Palma, y lo hizo para dar ejemplo y obedecer al Papa, que dijo que debían vacunarse.

Conmueve y sorprende como haya gente que le pueda echar tanto morro, y una jeta tan durísima para justificar las cosas más increíbles., haciéndose pasar por simpáticos, inteligentes y comprensivos y usan y manipulan a todo el que les rodea para manejar a su antojo a los demás para no dejar de “sacarles la sangre o la leche”.

 Son como una plaga, que les dan en cada momento a las palabras el sentido que más les conviene y manejan los datos a su antojo planteándonos una realidad que no existe a los ojos de nadie, sin o al de su conveniencia. No muestran un atisbo de bondad, sino que su moral es puro interés, y su palabra un cheque al portador.

Nuestros abusadores, sacacuartos y parásitos, intentan disfrazar las mediocridades, de excelencias, los inconvenientes de ventajas, las salidas de los laberintos, de sacrificios, lo perdido de encontrado, y donde se debiera crear confianza, se genera incertidumbre e inseguridad.

Los vividores, suelen pensar y conjugar la realidad en clave puramente personal, incapaces de sembrar cohesiones y recuperaciones, sino dispuestos a provocar temporales y tormentas, en lugar de hacer de las palabras hermosos instrumentos de diálogo y encuentro.

Estos sujetos, son tan patéticos que en colmo de sus contradicciones mienten con más sinceridad que nadie. Son falsos y peligrosos, que ninguna maldad surge por casualidad en su alrededor, sino que todo responde a una estrategia perfectamente planificada.

En demasiadas ocasiones forman parte de una burguesía que no lidera nada, y que no es más que un club de petulantes y ricos, que se buscan a los mayores y mejores aliado entre las entrañas del mundo financiero para comprarlo y venderlo todo, sabiendo defender sus intereses con tacto y sutileza.

Suelen jugar de arte y parte, de famoso y reportero, de cortejador y conquistado. Solo le preocupaba que tenía que recoger los frutos que había sembrado por encima de obstáculos y preocupaciones.

                           

Elenco de vividores
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad