miércoles 1/12/21

Desencantados y aburridos

Nos llama la atención con que facilidad algunos de nuestros responsables políticos cambian de discurso, y lo que ayer era blanco , hoy es negro, y si antes teníamos todos los argumentos para defender algo , ahora desgranamos todos los elementos para sostener justo lo contrario.

Este triple salto mortal sin red crea una legión de desencantados y aburridos, de gente que se abraza a soluciones fáciles ante problemas complejos, son militantes irritados en el populismo,, que no ven los obstáculos del ejercicio de la ley  para iniciar, ejecutar eficazmente o perseverar el sentido de Estado y la integración en una Comunidad plural y multicultural.

Pero sería injusto echarles toda la culpa a los políticos, y no reivindicar la política , y nosotros mirar para otro lado como si no fuera con nosotros, y no tuviéramos nada que hacer salvo desencantarnos y aburrirnos.. Desinteresarnos  de la realidad política  es de un egoísmo idiota , porque creemos mirar solo por nosotros, y lo que hacemos es perjudicarnos y sembrar un incierto futuro.

Cuanto más cerca nos  encontremos de  las soluciones a nuestros problemas más comenzaremos a militar en el bando de los ilusionados y encantados,  mientras que cuanto más alejados nos situemos más decepcionados y aburridos estaremos.

Si hacemos frente a los problemas y el resultado no es exitoso , nos oscurecerá el camino y nos costará mucho más encontrar el sendero correcto , ya que la opacidad y la falta de luminosidad  no son los mejores medios para reencontrarnos con nosotros mismos y mucho menos con los demás.

Romper las reglas, transgredir las normas , superar todo tipo de pruebas nos da más energías, pero no significa que siempre estemos actuando bien, y recibamos la aceptación y la aprobación de los demás. Tan desencantados están los que desde el inmovilismo siempre han de ir uniformados, como aquellos que no saben quiénes son ni dónde están, por su permanente cambio de disfraz.

A veces nos metemos en tales laberintos y embrollos que necesitamos una guía para no perdernos entre palabras que no sabemos lo que significan y hechos que no entendemos para que los hacemos. Eso sí, nos  tranquilizan con todo tipo de estadísticas en las que los números cuadran y nos distorsionan la realidad.

Para estar satisfechos de nuestro papel en este mundo, hemos de saber quienes somos y donde nos ubicamos, cuando no ocurren algunas de las dos cosas o las dos, comienzan los desencantos , los aburrimientos,  y los conflictos con nosotros mismos y en nuestra relación con los demás y nuestra salud mental sufre.

Hay situaciones que creemos nuevas y son las mismas ya vividas , en una especie de “Deja vú”  maquilladas, y que según las circunstancias y las conveniencias las vivimos como manjares o envenenadas, y o nos elevan y refuerzan o nos rebajan y desgastan.

Combatimos las distopias que a veces nos vemos obligados a vivir, y reivindicamos el poder de las palabras para fabricar un mundo lleno de esperanza,  aceptamos de mala manera nuestra invisibilidad y prescindibilidad, y batallamos por tener una vejez activa y continuar siendo útiles.

Nuestra amiga la verdad nos hará más libres, más íntegros y  más felices , mientras que la mentira nos convertirá en esclavos, deshonestos y desgraciados . Una de las cosas que nunca nos debe faltar es mantener nuestra curiosidad , será el mejor antídoto contra la incertidumbre y la ansiedad.

Desencantados y aburridos
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad