miércoles 27/10/21

Aprovechar las oportunidades

Son muchas las oportunidades que la realidad nos brinda, y al igual que los trenes que pasan por nuestra estación hemos de saber aprovecharlas. Hay proyectos que no solo cambian la fisonomía de un paisaje o de una ciudad, sino también su psicología, la forma de conducirse, sus aspiraciones y su camino de desarrollo relacional, emocional y cognitivo.

Todos emprendemos cambios y vamos construyendo nuestra historia, no solo individual, sino familiar y social que nos van interiorizando experiencias y transformaciones que nos hacen crecer. En todo este recorrido es importante lograr que los demás nos contengan, nos acojan, nos sostengan, compartan con nosotros nuestras emociones y den sentido a nuestras acciones.

Vamos llenando las hojas del calendario entre sensaciones agradables y desagradables y configurando nuestra personalidad, entre equilibrios y desequilibrios, saltos y caídas, carreras y paseos, construyendo y destruyendo, llenando y vaciando.

 Intenso y extenso, emociones a las que nos resulta muy difícil poner palabras, sentir reconocimientos y valoraciones, aprender a mejorar la tolerancia a la frustración, mejorar nuestra capacidad de atención, escucha y concentración.

Ante los problemas escuchemos atentamente y no entremos en discusiones inútiles, no obsesionándonos ni mostrando terquedad en nada, hemos de organizar todo con calma y cabeza. Si buscamos, encontraremos puntos en común con los demás.

Toda amenaza es también una oportunidad si sabemos gestionar los recursos. Si somos capaces de fomentar la investigación y la innovación, superaremos los diálogos sordos e inútiles. Resulta paradójico, cuando a grito limpio la calle nos está diciendo que nos vayamos, y nosotros nos volvemos sordos selectivos.

Aunque las tentaciones nos impidan ser razonables, en ocasiones descubrimos que lo malo o lo negativo nos abre unas posibilidades para mejorar nuestras vidas. Hay buenos momentos gratificantes y felices que vamos fabricando a base de alianzas, asociaciones y cooperaciones.   

No podemos dejar que los demás nos distraigan excesivamente y nos desvíen de nuestros objetivos. Cuando nos sentimos muy inspirados no hay detalles que escapen a nuestra observación. Hay posibilidades siempre que nos empeñemos en que las haya.

Debemos cargar las pilas y reflexionar para encontrar los mecanismos que alegren nuestras vidas. Si actuamos desde la autenticidad, las cosas se resolverán mágicamente., sin enredarnos mentalmente en las intrigas de los demás.

Si estamos dispuestos a eclosionar, desarrollarnos y crecer, serán buenos tiempos para ver cumplidos nuestros deseos, afrontando con optimismo las situaciones más complicadas, sin escondernos y dando la cara desde las razones a las emociones, sin perdernos ni desorientarnos y estando dispuestos a encontrar la salida.

Cuando nuestras orientaciones y consejos son valorados y apreciados, hemos de estar más vigilantes y atentos que nunca para poner en marcha una visión más renovada de nuestras vidas, que atienda lo que podemos aprender de los demás.

Hemos de avanzar con decisión por lo que nos apasiona, estando dispuestos a cambiar de aires y no desaprovechar ninguna de las oportunidades que nos surjan en el camino.

Aprovechar las oportunidades
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad