lunes. 30.01.2023

Un partido decisivo

El próximo mes de mayo se jugará un partido decisivo para nuestro país con la celebración de las elecciones municipales, una cita que determinará el futuro inmediato de nuestros pueblos y ciudades, y a la que los alcaldes y alcaldesas acudirán con su hoja de servicios y la de su partido como único aval.

En las filas del Partido Popular cunde la preocupación, a pesar del tono triunfalista que vienen utilizando sus dirigentes. Ningún alcalde puede tener buenas expectativas cuando ha estado más preocupado de hacer negocio –incluso con material sanitario, en los peores momentos de la pandemia– que de defender los intereses de sus vecinos y vecinas.

A ello se le suma, además, el flaco favor que les han hecho a los alcaldes del PP sus compañeros de partido en estos últimos años. La decisión del Partido Popular de utilizar el enfrentamiento como única estrategia política ha dado lugar a auténticas aberraciones al sentido común, como que el PP votara en contra de la subida de las pensiones, de las mejoras para los trabajadores que introdujo la Reforma Laboral o de las medidas económicas aprobadas por el Gobierno de Pedro Sánchez para ayudar a las familias a afrontar la crisis de precios. ¿Con qué cara puede presentarse a las elecciones municipales un alcalde o un candidato del PP? ¿Cómo van a defender ante sus vecinos estas decisiones que ha tomado su partido?

También tienen difícil defensa las decisiones que ha ido adoptando el PP en Andalucía, como la de maltratar la sanidad pública hasta límites que jamás habríamos sospechado, desatender los expedientes de la ayuda a la dependencia y hasta dejarles facturas sin pagar a los ayuntamientos, a sabiendas de que con ello se estaba dificultando la prestación de servicios a los vecinos y vecinas. ¿Será capaz Moreno Bonilla de presentarse en esos municipios para hacer campaña por sus compañeros de partido?                                                                       

En contraste, los socialistas llegamos a la cita de  mayo con los deberes hechos. Nuestros responsables públicos han estado a la altura, dieron la cara en la pandemia resolviendo cuestiones que iban más allá de sus competencias y han hecho posible que sus pueblos y ciudades crezcan en servicios y en calidad de vida en estos cuatro años, a pesar de las dificultades.

Así pues, una parte muy importante de nuestro futuro se juega el próximo mes de mayo y el partido decisivo volverá a ser el PSOE: decisivo para impulsar la modernización, el avance y el progreso de nuestros pueblos y ciudades, e indispensable para que el bienestar alcance a la gente, al común de la ciudadanía, y no sólo a una minoría privilegiada.

Juan Antonio Lorenzo, secretario general del PSOE de Almería

Un partido decisivo
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad