viernes 15/10/21

Las críticas ‘se ven’ más

Esther Gómez, concejala del Ayuntamiento de Adra

En los dos años que llevo como concejala, he planteado bastantes más iniciativas y propuestas constructivas que críticas o denuncias a la desastrosa gestión del Gobierno Municipal del PP de Adra. Aunque, si os digo la verdad, los 14 años de alcaldías de los Populares en Adra, dan para escribir varias tesis doctorales por el mucho “material” que hay para criticarlos y denunciarlos ante los ciudadanos.

 Les cuento esto con pesar porque a lo que más esfuerzo y tiempo dedico es a desarrollar iniciativas positivas ya que éstas son bastante más laboriosas de hacer que las críticas. Aun así, mi percepción es que en los medios de comunicación como en las redes sociales tienen mucha mayor difusión y más transcendencia las críticas y las denuncias que aquellas iniciativas positivas que presento en mi actividad político-municipal.

 No soy una especialista y desconozco las técnicas de comunicación que en la actualidad tanto valoran los políticos profesionales. Para mí, esta percepción no es solo un mal que afecta a la vida política sino que ocurre en la vida cotidiana, como podemos ver a diario en los programas televisivos del tipo Sálvame o GH, en los que las audiencias se multiplican cuando más críticas y más peleas hay entre los contertulios o los concursantes. Por este motivo, cuando critico y/o denuncio, me quedo con mala conciencia por si puedo estar contribuyendo a ese mal. Sin embargo, cuando analizo globalmente el efecto de esa crítica, me tranquilizo, al verificar que la casi total ausencia de crítica y de denuncias, durante los años de los gobiernos municipales del PP en Adra, ha contribuido y mucho, en que el Ayuntamiento de Adra tenga la situación tan desastrosa que tiene.         

 Sobre esto, me gustaría compartir con ustedes algunos de los muchos ejemplos que tengo para explicar mi proceder en el trabajo de concejala que estoy desempeñando, tratando de combinar las propuestas positivas que hago con la crítica y/o denuncias que también hago. Hace unos días hacía, en un comunicado de prensa y en las redes, una crítica en la que denunciaba el elevado endeudamiento al que el PP de Adra ha llevado las arcas municipales y denunciaba consiguientemente la incapacidad del Alcalde para darle una solución a ese endeudamiento. En ese comunicado, aunque brevemente, explicaba que hacía esa denuncia y crítica una vez que había estudiado los datos económicos de la Liquidación del Presupuesto del año pasado. Datos que reflejaban como el Gobierno Local del PP de Adra no había sido capaz de rebajar el Pendiente de Pago de ejercicios anteriores (es decir, el actual Alcalde Manuel Cortés, no había sido capaz de disminuir esa deuda). Esta crítica, en mi opinión, creo que podía hacerla sin ningún remordimiento, ya que el año pasado y en dos ocasiones, le hice al Alcalde la propuesta de elaborar un Plan Financiero con el que afrontar esa deuda atrasada de ejercicios anteriores. Propuesta que el Alcalde me rechazó, en dos ocasiones, con el único argumento de que esa era una competencia suya. Conclusión: mi crítica tuvo bastante más repercusión que mis propuestas de elaboración de ese Plan Financiero.   

 Otro ejemplo de lo que les estoy contando, que no tiene nada que ver con la poca o mucha trascendencia de mi trabajo como concejala, también refleja cómo algunos concejales/as actúan viendo solo sus intereses personales y/o partidistas, sin importarles que la propuesta sea buena o mala. Presenté una Moción con la propuesta de que Adra tuviera una Ordenanza para la Prevención, Seguimiento y Control del Absentismo Escolar en Adra (iniciativa positiva). La Moción, aunque ya está en el BOP, apenas tuvo repercusión, ni en prensa ni en las redes, aunque ésta se aprobara en Pleno con un ‘extraño’ resultado en la votación de algunos concejales, pues, si vemos en el Acta del Pleno, solo el PP voto SI. El resto de grupos se abstuvieron, sin apenas explicar qué no le parecía bien de la Moción. La abstención de C,s es una posición ‘normal’ en este Partido, pero la del PSOE no es normal y yo creo que no la votaron a favor simplemente porque era mía, al igual que los dos concejales del Grupo Plataforma (excompañeros), que ni siquiera se pronunciaron.  

Finalizo con el propósito de que no voy a usar para nada el marketing negativo o como ahora algunos llaman el “branding”, que algunos partidos políticos usan para conseguir votos e intentaré compatibilizar, o mejor dicho, usar la crítica, solo cuando con ella consiga mejores iniciativas positivas para Adra.     

Las críticas ‘se ven’ más
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad