viernes 15/10/21

Aplausos de más

Elena Torres
Elena Torres, teleprensa.com

El diálogo y la inclusión han sido las dos palabras clave sobre las que han pivotado los discursos tanto de la presidenta del Congreso, Meritxel Batet, como del Rey Felipe VI en la inauguración de la XIV Legislatura. Había cierta expectación por cómo discurriría esta jornada, especialmente cuando los grupos ERC, CUP, Bildu, Junts y BNG ya habían adelantado que no iban a asistir porque no reconocen la figura del Rey. Ellos representan nada menos que 49 escaños, lo que no es moco de pavo pues son el 14% de la Cámara. Y aunque hayan asistido, hay otras fuerzas en este Parlamento que también se han declarado republicanas o si lo prefieren no monárquicas.

A pesar de ello, la no asistencia de unos que, por cierto, son claves para que el Gobierno pueda sacar adelante los Presupuestos y así garantizarse un mínimo de éxito, y la asunción del acto por quienes cuestionan esta institución, ha llenado sino de una gran solemnidad si al menos de un gran respeto el inicio de legislatura. Algo es algo.

Sin embargo, la ceremonia ha tenido dos momentos que finalmente quedarán como anécdotas. Una de ellas, bastante burda, ha partido de los diputados de VOX y su empeño por sentarse en los sillones que ahora ocupan los socialistas que no han reído la gracia y se han mantenido en sus sitios consiguiendo desplazarles finalmente. La segunda ha tenido lugar al finalizar el Rey su discurso momento en que todos se han levantado, la mayoría para aplaudirle. Fuera del aplauso se ha quedado el PNV, Compromís o diputados de Unidas Podemos, no así quienes forman parte del Gobierno. Y aquí el PP ha insistido especialmente en alargar el gesto, tal vez para incomodar a quienes han participado de la ovación más por respeto que por convicción, algo que tampoco ha pasado desapercibido para el Monarca que casi ha pedido a Batet que zanjara el acto.

No es la primera vez que lo hacen, pero PP y VOX sacan pecho siempre que pueden de su condición monárquica y en los tiempos que corren y con un parlamento tan fragmentado, flaco favor hacen a Felipe VI con gestos desmedidos.

A pesar de todo me quedo con la idea de que acaba de arrancar una legislatura que va a necesitar de mucho diálogo y donde, confiemos, todos tengan voz.

Aplausos de más
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad