La protección de los hijos frente a un proceso de divorcio

Martes, 19 de Marzo de 2019

La protección de los hijos frente a un proceso de divorcio

25 de Septiembre de 2018 16:09h


Un proceso de divorcio suele ser difícil de afrontar para las partes involucradas, especialmente cuando existen hijos en común. En estos casos, el objetivo principal de los cónyuges durante su divorcio debe ser proteger el interés y el bienestar de los menores para que su desarrollo y crecimiento no se vean afectados por la nueva situación de sus padres.

A continuación, te ofrecemos algunas recomendaciones para enfrentar un divorcio con hijos menores de por medio.

En primer lugar, se debe elegir el tipo de custodia que menos perjudique a los menores. Aunque la custodia compartida por ambos progenitores suele ser la más recomendada, “actualmente es el Juez al que dentro del marco de las controversias entre los cónyuges le corresponde valorar y decidir si debe adoptar dicha medida a favor de los hijos”, como indica el abogado Juan Ignacio Oñós, de Jionos Abogados.

En algunos casos puede suceder que la custodia compartida no sea la mejor opción porque no se cumplen una serie de requisitos como por ejemplo que no exista una relación de respeto entre los padres porque, como señala Juan Ignacio Oñós, “si no existe buena relación entre los cónyuges difícilmente se puede compartir algo, y mucho menos la custodia de un hijo”.

Por otro lado, un aspecto muy importante para afrontar un divorcio con hijos es acudir a la vía del mutuo acuerdo siempre que sea posible, redactando en el convenio regulador de divorcio todas las decisiones relacionadas con el divorcio y los hijos.

Como señala Santiago Escalas, abogado del despacho Sierra Abogados & Inversiones, optar por la vía del mutuo acuerdo siempre es lo más recomendable: "en primer lugar porque la regulación de la nueva situación nace desde el acuerdo y no desde la crispación, evitando así las odiosas etiquetas de 'vencedores' y 'vencidos' y que una de las partes se quede con el sentimiento de, en cuanto pueda, instar una modificación de medidas".

Optar por el mutuo acuerdo tiene otras ventajas ya que, tal y como explica Santiago, "evitas un camino judicial que supone en la mayoría de ocasiones someter a los padres e hijos a intensos estudios psicosociales, declaraciones ante abogados y juez en un ambiente de crispación y hostilidad y, en definitiva, evitas una lucha encarnizada por ver quién 'gana'".

Pero recurrir a la vía del mutuo acuerdo, aunque deseable, no es posible en todos los casos. Desde Sierra Abogados apuntan que "el tiempo y la experiencia nos demuestra que para la conservación de las relaciones paternofiliales (de ambos lados) y para volver a una situación de normalidad o al menos, respeto, el acuerdo es la mejor alternativa. Todo ello, sin que dejemos de reconocer, que en ocasiones, el acuerdo es inviable dada la posición de las partes".

Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos