La Audiencia Nacional avala la investigación sobre Conde Pumpido hijo y divide su causa en dos juzgados

Miércoles, 24 de Abril de 2019

La Audiencia Nacional avala la investigación sobre Conde Pumpido hijo y divide su causa en dos juzgados

21 de Marzo de 2019 15:07h



La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha confirmado que procede seguir investigando al abogado Cándido Conde-Pumpido Varela -hijo del exfiscal General del Estado-- por presuntos delitos de blanqueo de capitales y ha dividido la causa para que se instruya en dos juzgados centrales diferentes, dado que los hechos objeto de las pesquisas no tienen conexión entre sí.

El abogado está siendo investigado en el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional por los "movimientos bancarios sospechosos achacados a una presunta operativa que responde a un patrón de comportamiento" frecuente entre los clientes de Bandenia, el chiringuito financiero donde él tenía cuenta y que se habría venido dedicando a encubrir grandes cantidades de dinero de procedencia ilícita o delictiva.

El mismo juzgado le viene investigando por su relación con detenidos en la macro operación Pompeya contra el blanqueo y la trata de mujeres con fines de explotación sexual. La investigación apunta que Conde-Pumpido, "conociendo el embargo preventivo y bloqueo de las cuentas de un grupo empresarial dedicado a la prostitución, en su calidad de abogado defensor de alguno de los implicados" aprovechó una empresa que administraba para hacerles llegar dinero.

Se trata de la sociedad Gimonde, dedicada a locales de ocio, y la maniobra que se le imputa es haber "convenido con alguno" de los imputados en Pompeya contratar una red de TPV (datáfonos) con la que ingresó más de un millón de euros en cuatro meses --fueron 455 pagos con tarjeta de entre 600 y 1.000 euros en horario nocturno--, que "en su mayor parte", acabó "reintegrado" a los implicados con 17 transferencias y 15 retiradas de efectivo.

En un auto del que ha sido ponente el magistrado Eloy Velasco, la Sala entiende que no procede el sobreseimiento en ninguna de las dos líneas de investigación. Sobre la cuenta en Bandenia, dice que "el recurrente es tan sólo un eslabón" en la causa que investiga este chiringuito y de Conde-Pumpido lo que se requiere es "una explicación mediante la toma de declaración en calidad de investigado".

HECHOS AUTÓNOMOS Y DISTINTOS ENTRE SÍ

"Si se descubriera que responde al conocimiento de anteriores actividades delictivas propias o ajenas, que por esos movimientos trataran de encubrir u ocultar ganancias procedentes de previa actividad delictiva, podrían constituir un ilícito penal de presunto blanqueo de capitales que debe, en consecuencia, investigarse", dice la Sección Cuarta.

En cuanto al dinero de los TPV, la Sala declara "igualmente procedente" su declaración como investigado y descarta el sobreseimiento que pedía la defensa de Conde-Pumpido, pues "no se puede acoger que pese a esa apariencia delictiva no hay responsabilidad penal, alegando su simplificación en un presunto blanqueo del blanqueo" o que las cantidades que entran por TPV "dejan rastro y desopaquizan su origen".

En todo caso, la Sala entiende que esta parte debe ser investigada por separado y ordena la inhibición en favor del Juzgado Central de Instrucción número 4, que es el que instruye la operación Pompeya por la que están imputados los empresarios de la prostitución a los que presuntamente el abogado habría derivado el dinero de los datáfonos.

Son hechos, concluye el tribunal, "completamente autónomos y distintos" de los que tienen que ver con la cuenta corriente de Conde-Pumpido hijo en Bandenia.
--EUROPA PRESS--
Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos