España expresa su "profunda preocupación" por la condena en Irán contra la destacada abogada Nasrín Sotudé

Jueves, 23 de Mayo de 2019

España expresa su "profunda preocupación" por la condena en Irán contra la destacada abogada Nasrín Sotudé

14 de Marzo de 2019 17:46h



El Gobierno de España ha expresado este jueves su "profunda preocupación" por la condena en Irán a 38 años de cárcel y cerca de 150 latigazos contra la destacada abogada pro Derechos Humanos Nasrín Sotudé, que aún puede apelar la sentencia.

"La promoción de la legítima actividad de los Defensores de Derechos Humanos y su protección constituye una de las prioridades de la política exterior del Gobierno de España en materia de Derechos Humanos", ha dicho el Ministerio de Exteriores, Unión Europea y Cooperación en un comunicado.

"Para el ejercicio de esa actividad resulta esencial la garantía de las libertades de expresión y manifestación, consagradas en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, del cual Irán es Estado parte", ha agregado.

Por ello, ha reclamado a Irán que actúe para "avanzar en la lucha contra la discriminación y en favor de los derechos de las mujeres y su participación efectiva en todos los ámbitos".

La semana pasada, el Centro para los Derechos Humanos en Irán (CHRI) indicó que un tribunal del país la había declarado culpable de crímenes contra la seguridad nacional, al tiempo que denunció las irregularidades del proceso.

Sotudé fue juzgada en rebeldía el 30 de diciembre de 2018 tras negarse a comparecer ante el tribunal porque se le negó el derecho a elegir a su abogado y quería protestar contra el proceso judicial, según desveló su esposo, Reza Jandan.

El propio Jandan, quien fue detenido en septiembre en su vivienda en la capital, Teherán, fue sentenciado en enero a seis años de cárcel junto a Farhad Meysami por respaldar las protestas contra la obligatoriedad del velo.

Sotudé, que ha representado a activistas opositores iraníes, fue condenada a seis años de cárcel en 2010 y se le prohibió ejercer tras ser condenada por propagar propaganda y conspirar para dañar a la seguridad del Estado.

La abogada había representado recientemente a varias mujeres que se quitaron el velo en público para protestar contra el código de vestimenta obligatorio para las mujeres en Irán, según el CHRI, una organización con sede en Nueva York.
--EUROPA PRESS--
Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos