El Gobierno exige regularizar a las miles de empleadas del hogar marroquíes que no cotizan en Ceuta

Jueves, 27 de Junio de 2019

El Gobierno exige regularizar a las miles de empleadas del hogar marroquíes que no cotizan en Ceuta

12 de Enero de 2019 17:54h



La Delegación del Gobierno en Ceuta ha reiterado esta semana a las familias de la ciudad autónoma con empleadas de hogar transfronterizas la necesidad de que procedan a su regularización como trabajadoras para que puedan seguir entrando en la localidad española, donde solamente están dadas de alta como cotizantes unas 1.300, un tercio de su cifra total real.

En un comunicado ha cifrado en 199,82 euros las tasas a abonar para iniciar el procedimiento, que se demora entre uno y dos meses. La titular de la institución, Salvadora Mateos, se reunirá este lunes con el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, con la situación de la frontera del Tarajal como "prioridad".

Desde principios de diciembre las Fuerzas de Seguridad vetan en ese paso el acceso a territorio español de las personas sin permiso de trabajo o residencia, donde el Gobierno regional calcula que "más de 8.500" ciudadanos del país vecino entran a diario "a realizar actividades con impacto en la economía local, la mayoría sin contrato".

Aproximadamente la mitad son mujeres que trabajan en vivienda de Ceuta como empleadas de hogar. Tanto el actual equipo de la Delegación como los anteriores han animado a las familias locales a regularizar la situación de esas "muchachas", según la denominación utilizada por Mateos, y durante la última década el número de las que cotizan ha pasado de 667 en diciembre de 2008 a 1.300 a finales del año pasado, apenas medio centenar hombres, según las estadísticas del Ministerio de Trabajo.

El número de las mujeres marroquíes que desempeñan ese tipo de trabajo en Ceuta en la economía sumergida es, sin embargo, entre el doble y el triple, según las estimaciones de sindicatos como CCOO y de tesis doctorales como 'Mujeres transfronterizas: marroquíes empleadas del hogar en Ceuta', en la que Nuria Galán cifraba en 2013 en alrededor de 4.000 las féminas del país vecino dedicadas a esa labor.

La autora cifraba "en torno a 300 euros" el salario medio mensual de cada una de ellas, "una cantidad nada desdeñable comparándola con los salarios marroquíes, cuya media se sitúa en los 3.500 dirhams --casi 343 euros-- y el salario mínimo en 1.600 --unos 157 euros--". Así, también advertía que la Seguridad Social debía recaudar por ellas casi un millón de euros más al mes cuando apenas cotizaban 200.000 mensuales.

Según la Delegación, el inicio del procedimiento de solicitud de autorización inicial para empleados de hogar transfronterizos requiere la petición de una cita previa y de que la familia contratante acredite tanto "las circunstancias que no permiten la contratación en el mercado nacional de empleo" como sus medios económicos. El procedimiento administrativo se puede completar, de acuerdo con las estimaciones de la Administración, entre uno y dos meses.
--EUROPA PRESS--
Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos