Pedro Ramírez, Hermano Mayor de Estudiantes: "Los traslados son una peculiaridad de la Semana Santa malagueña"

Martes, 20 de Noviembre de 2018

» Entrevista

Pedro Ramírez, Hermano Mayor de Estudiantes: "Los traslados son una peculiaridad de la Semana Santa malagueña"

20 de Marzo de 2015 19:27h

La Cofradía de calle Alcazabilla es la encargada de inaugurar este viernes la semana de traslados, previa a la Semana Santa

Pedro Ramírez, Hermano Mayor de Estudiantes, en la Casa Hermandad
Pedro Ramírez, Hermano Mayor de Estudiantes, en la Casa Hermandad

Más imágenes

Ramírez en plena entrevista

ÁLVARO GUERRERO.- La Semana Santa se acerca y las hermandades malagueñas comienzan a prepararse. Es el caso de la Cofradía de Estudiantes, la agrupación encargada de inaugurar oficialmente la semana de traslados. Su Hermano Mayor, el malagueño Pedro Ramírez, vive el comienzo de su segunda legislatura, al haber sido reelegido por mayoría el pasado año. Entre medio de todos los preparativos de la Casa Hermandad para la noche del traslado de sus imágenes titulares, Ramírez se muestra orgulloso de encarar un gran proyecto al frente de dicho cargo.

Periodista: Nos encontramos en la segunda legislatura, reelegido por una abrumadora mayoría, ¿qué le incita el presentarse de nuevo?

Pedro Ramírez: Me presento de nuevo porque quiero cumplimentar mi trabajo y terminar el proyecto que he emprendido. Creo que ocho años, que son los que me permiten los estatutos, son los que necesitamos mi equipo y yo para culminar ese proyecto que tenemos entre manos. Tenía esa inquietud de terminar ese trabajo emprendido.

P.: ¿Alguna meta o reto para esta legislatura?

P.R.: La meta es seguir creciendo como hermandad en cuanto a organización, estructura, en medios,… Al final el que tiene que liderar un grupo humano lo que tiene que hacer es no hacer un proyecto personalista, es saber capaz de crear equipos y sacar rendimiento de toda la gente que tiene esta hermandad. La Cofradía tiene un potencial de gente valiosísima y gente que está dispuesta a colaborar, y esto hay que ponerlo en valor. Aquí hay pequeños y grandes detalles que hay cuidar.

P.: Hablamos, pues, de proyectos, ¿alguno en mente?

P.R.: Nosotros hemos hecho un gran esfuerzo en nuestra organización interna. Uno se apoya muchas veces en proyectos patrimoniales y se olvida del día a día de la Hermandad. Tenemos 19 áreas de trabajo que están coordinadas por un responsable y, a su vez, por tenientes de Hermano Mayor y desarrollar en cada área cada aspecto de la organización interna me parece un proyecto esencial. Otro tema es la participación, un proyecto para hacer que, cada miembro, se considere útil y que todo el mundo se sienta importante.

Todo esto lleva consigo la apuesta por el Nazareno y nosotros apostamos por ello. Nuestras túnicas son caras y este año vamos a sacar a la calle alrededor de 1.100 nazarenos. Eso supone un esfuerzo importante pero es una apuesta importante de esta Junta de Gobierno por la participación, por tener una cofradía abierta. La inversión que se ha hecho en túnicas ha sido muy importante y hemos establecido un acuerdo mediante un sistema de apoyo de El Corte Inglés, algo que no se había hecho hasta ahora en Málaga. También tenemos un proyecto de palio para el trono de la Virgen para finales de este año. Además, este año también contamos con el estreno musical de la nueva marcha Nostalgia de Lunes Santo para la Virgen, del compositor Vicente Ferrer.

P.: Esa nueva composición musical para la Virgen, ¿es un seguimiento de la corriente actual de tener cada Hermandad una marcha propia?

P.R.: Hombre, nosotros no somos ajenos a las corrientes. En el año 2000, nuestras imágenes iban exclusivamente con el Gaudeamus por las calles. La primera marcha que tuvimos fue la de Gracia y Esperanza, de Serón, para la Virgen. Y cuando fuimos a por el Cristo, que tenía esa seña de identidad tan clara y tan marcada, todos los hermanos tenían miedo de meter otra música, por lo que buscamos a Francisco Grau. Este gran compositor se ha convertido en un santo y seña de la Hermandad, e hizo lo que nosotros llamamos el "Graudeamus". A partir de ahí hemos tenido otras marchas como la de Bajo tu Manto, de Molero, o la de Virgen de los Estudiantes de Grau. Y este año aparece la nueva marcha (Nostalgia de Lunes Santo), donada por un grupo de jóvenes ex albaceas de la Cofradía, que han querido reflejar esa nostalgia de cuando ellos tocaban el Lunes Santo.

P.: ¿Qué significa un día cómo hoy, un día en el que la Cofradía de Estudiantes inicia oficialmente la semana de traslados?

P.R.: Pues yo creo que es una responsabilidad y, al mismo tiempo, una ilusión. Sabemos que esto es el traslado y que no es la procesión oficial pero es una de las grandes peculiaridades de la Semana Santa malagueña, y el preludio a la Semana Santa de Málaga son los traslados. Creo que la ciudadanía lo vive con auténtica ilusión y hoy es el primer día y, al ser nosotros los primeros, vamos a intentar hacerlo con la mayor dignidad posible. Este año salimos con la banda de Fusionadas, ya consolidada, abriendo la procesión y la de Expiración, una banda en pleno auge, acompañando a las imágenes.

P.: Hay gente que opina que los traslados se han convertido en pequeñas procesiones, y que debería desaparecer esa moda…

P.R.: Yo creo que la opinión de la calle, de forma generalizada, es que los traslados están muy bien. Es algo propio y, de alguna manera, se ha producido de forma natural. Se trata de un proceso natural en el que, por las circunstancias, nuestras imágenes están situadas en las sedes canónicas y hay que trasladarlas a las casas hermandades, por lo que se hace un evento que responde a lo que quieren los hermanos. Nosotros tenemos más de 200 hermanos que quieren acompañar a las imágenes y yo no puedo decirles que no. Todo esto hay que hacerlo con cabeza. Pero, realmente, nosotros llevamos alrededor de 75 años haciendo el traslado.

P.: ¿Por qué tan lejano el día de traslado con respecto al día de salida oficial, el Lunes Santo?

P.R.: El debate de por qué las imágenes están tanto tiempo fuera de las sedes canónicas siempre ha estado ahí. En realidad no es tanto tiempo, sólo son unos días los que van a estar en la Casa Hermandad, la cual va a estar abierta para todo aquel que quiera venir a ver y rezar a su Cristo y a su Virgen. Es una decisión que se tomó con gran acierto, desde mi punto de vista, y la Cofradía está muy contenta de tener sus imágenes en la propia Casa Hermandad. Esto, además nos permite realizar algunas actividades que se han convertido en importantes para nosotros y nos permite disfrutar de ellas.

P.: Y si hablamos de ese Lunes Santo, ¿qué siente como Hermano Mayor cuando salen sus imágenes?

P.R.: Pues, la verdad, es que es un día un poco estresante. A mí me va la marcha pero es estresante por intentar que todo esté redondo aunque hay problemas que siempre surgen a última hora, quieres atender a todos los hermanos de la mejor forma posible,… Es complicado. Hay un poco de tensión, sobre todo al intentar que no surja algo que pueda ser irreparable. A partir de ahí, uno intenta disfrutarlo al máximo pero es difícil. Tienes algún momento para disfrutar con el Cristo y la Virgen pero ya el encierro es el momento de disfrute definitivo, cuando todo ha salido tan bien y todos nos alegramos de ello. Es el gran momento de la noche para mí.

P.: La Cofradía de Estudiantes es una de las que más nazarenos lleva en la procesión, ¿se ha pensado en la posibilidad de que la procesión se convierta en demasiado larga?

P.R.: Esto también se ha hablando otras veces. Nosotros cumplimos con el tiempo de paso que se nos establece, y es de sesenta minutos, es decir, nosotros no tenemos una procesión más largas que otra procesión que lleva menos nazarenos. Puede cansar a la vista ver tanto rojo y tanto verde pero no tardamos más. Lo que sí está claro es que hay un problema logístico ahí, ya que nosotros llevamos casi 2.000 personas en el cortejo oficial y eso necesita una organización importante. Por tanto, nosotros comprimimos a nuestros nazarenos, poniendo hasta tres y cuatro filas de velas.

P.: Pero el aumento de nazarenos no se ha estancado por lo que, ¿se ha planteado el establecer algún límite?

P.R.: Se ha debatido, porque hay quien piensa que puede afear la procesión pero la mayoría de la Junta de Gobierno piensa que es un privilegio el crecimiento que estamos teniendo del número de hermanos, ya que estamos casi en 3.000 hermano, y que tantos quieran salir en la procesión, por lo que nosotros vamos a intentar atenderlos dentro de la medida de nuestras posibilidades. El hecho de que las túnicas sean propiedad de la Hermandad, no nos permite hacer tantas cuantas queramos, por lo que ahí ya tenemos un límite. De hecho, teníamos una lista de espera de hace tres o cuatro años que no hemos podido atenderhasta este año.

P.: ¿Alguna otra novedad para este Lunes Santo?

P.R.: Pues, además de las túnicas y la marcha procesional de la Virgen, a nivel patrimonial no hay nada nuevo. El año pasado ya cambiamos la mesa y los varales los convertimos en telescópicos, que nos dieron problemas en la salida procesional, pero que este año ya hemos conseguido solucionar, por lo que estamos expectantes. Y otra novedad de este año es la incorporación de un nuevo Hermano Mayor Honorario dentro de la Hermandad que son los antiguos alumnos de la Universidad de Málaga y van a salir en la presidencia de la Virgen, donde llevamos a la Comunidad Agustina.

P.: Se habla mucho de la supuesta modificación del recorrido oficial, ¿será un buen cambio?

P.R.: Sí, se lleva hablando muchísimo de este tema. En la Agrupación se ha abierto el tema y parece ser que las obras del Metro finalmente no van a afectar al paso del recorrido oficial, por lo que el tema de las obras no es el motivo principal para dicho cambio. Sí que es verdad que hay cierto debate en la calle. Hay expectativas en cuanto a que hay cierto embudo que hace complicado la modificación de la Semana Santa de Málaga. Y esto, realmente, es un proyecto antiguo de Jaime Pérez. Pero, de momento, no se puede dar por cerrado este tema, y no creo que 2016 vaya a ser el año en el que se lleve a cabo dicha modificación. De hecho, las hermandades aún no nos lo hemos planteado profundamente.

Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos