La ONCE introducirá este curso en colegios con discapacitados visuales un método para descubrir el braille

Viernes, 21 de Septiembre de 2018

La ONCE introducirá este curso en colegios con discapacitados visuales un método para descubrir el braille

14 de Septiembre de 2018 14:24h

Presentación recursos aula discapacidad visual ceguera ciego alumnos b
Presentación recursos aula discapacidad visual ceguera ciego alumnos b



La ONCE ha presentado este viernes en Málaga las nuevas herramientas inclusivas para este curso escolar. Así, introducirá en aquellas donde haya algún alumno con discapacidad visual el método 'Braitico', que permitirá descubrir el braille de manera "divertida, cercana y sencilla".

Así, el niño ciego aprenderá braille al mismo ritmo que sus compañeros aprenden a leer y escribir, gracias a la base didáctica, neurológica y tecnológica de la nueva herramienta. Además, esto favorecerá que sus compañeros se interesen, conozcan y se familiaricen con este código.

Se convierte así en el primer método oficial e inclusivo para aprender braille, que va más allá del simple aprendizaje de un código de lectoescritura, pues comienza cuando el niño nace y continúa durante toda su escolarización, siempre con una base didáctica y neurológica basada en las últimas innovaciones educativas.

Auspiciado por la Comisión Braille Española (CBE), 'Braitico' es fruto del trabajo realizado por un importante número de profesores y educadores de la ONCE de toda España.

El objetivo es que se convierta en una herramienta fundamental para más de 400 docentes de todo el país que tienen a alumnos ciegos en sus aulas y que hasta ahora no contaban con un método apropiado para desarrollar un programa de alfabetización tan necesario para conseguir un grado idóneo de inclusión en el aula, han precisado desde la ONCE.

MÓDULOS

'Braitico' se divide en cuatro módulos diferenciados por la edad, desde el nacimiento hasta el final de la Educación Primaria, es decir, de cero a 12 años aproximadamente.

'Manitas' es el nombre del primer módulo, dirigido a la alfabetización y habilidades previas al braille --de cero a dos años-- donde se quiere despertar el deseo por el mundo y proporcionar experiencias, ejercitando el desarrollo sensorial, el esquema corporal y la lateralidad, la coordinación psicomotora, la percepción sensorial, los conceptos básicos, el desarrollo de la percepción háptica --al tacto-- y la motivación hacia la lectura.

Cuenta con un software para el maestro en el que puede seguir toda la secuencia y los objetivos y actividades para esta etapa y un banco de recursos, consistente en las canciones y retahílas que se utilizan en las diferentes actividades.

El segundo módulo, 'A punto', contempla la prelectura y preescritura braille, desde los dos a los cinco años. Busca iniciar un aprendizaje intencional, pasar del tridimensional al plano y comprender la estructura del signo generador y, por tanto, del braille.

Se divide en cinco competencias: lenguaje oral, competencia motriz y manipulativa, competencia cognitiva, técnica prelectora y técnica preescritora, cada una de las cuales se ha relacionado con un tema vinculado a los niños de Educación Infantil (la granja-escuela, el cumpleaños, el parque, el colegio o la banda de música).

Con el módulo 3 'Brailleo', hasta los ocho años, se aprende a leer y escribir en braille, lo que constituye la enseñanza de la lectoescritura como tal para que el manejo de este código permita mantener su nivel educativo. Se trabaja la secuencia de letras más acorde con las necesidades del alumno ciego.

Por último, el módulo 4 'Superbraille 4.0.' --de ocho a 12/13 años-- pretende afianzar el braille para su uso con velocidad, eficacia, utilidad y placer. Está distribuido en cinco competencias: precisión, técnica lectoescritora, organización y tratamiento de la información, y técnicas de estudio, comprensión y velocidad. Se trabaja fundamentalmente desde el ordenador y con libros y papel.

1.800 ALUMNOS CON CEGUERA Y DISCAPACIDAD VISUAL

En la actualidad, la ONCE atiende a 1.805 alumnos con ceguera y discapacidad visual grave en este nuevo curso 2018/19 entre los diferentes niveles educativos. En Málaga hay en este curso 36 en Educación Infantil, 77 en Primaria y 66 en la ESO. Además de 18 en Bachillerato, diez en Formación Profesional, 21 universitarios y 91 que cursan otras enseñanzas.

Este alumnado, independientemente de su lugar de residencia, recibe el apoyo especializado de alguno de los equipos específicos de atención educativa repartidos por todo el Estado para garantizar la atención a los estudiantes en todas las etapas educativas.

Forman parte de los recursos que la ONCE y la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía establecen en los convenios de colaboración para la atención educativa a personas con ceguera o discapacidad visual grave.

Así, para cada alumno se elabora un Plan Individualizado de Atención, según sus necesidades, y se le asigna un maestro itinerante encargado, entre otras funciones, de asesorar al centro y al profesorado de aula, asesorar y orientar a las familias y realizar el apoyo directo que necesite cada alumno.

La inclusión de los estudiantes con ceguera y discapacidad visual en un ámbito educativo normalizado responde a lo indicado en la legislación vigente, donde existe un único sistema en el que prevalece el derecho de cualquier alumno a recibir una atención educativa equitativa y de calidad, respetando sus necesidades específicas para posibilitar su plena inclusión educativa y social.
--EUROPA PRESS--
Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos