Grande-Marlaska apunta un descenso de llegadas de migrantes en 2019 e insiste en una política estructural común en la UE

Miércoles, 17 de Julio de 2019

Grande-Marlaska apunta un descenso de llegadas de migrantes en 2019 e insiste en una política estructural común en la UE

20 de Marzo de 2019 16:13h

Grande-Marlaska apunta un descenso de llegadas de migrantes en 2019 e
Grande-Marlaska apunta un descenso de llegadas de migrantes en 2019 e



El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha asegurado que España registró en febrero y en lo que va de marzo unas cifras de entradas de migrantes vía marítima "inferiores" respecto a los mismos meses de 2018, fruto del "trabajo encomiable" de instituciones y fuerzas de seguridad; aunque ha insistido en la necesidad de una política común "estructural" en la Unión Europea (UE) y reforzar la cooperación al desarrollo con los países de origen.

Grande-Marlaska ha presidido una reunión plenaria en el Centro de Coordinación de Operaciones de la Autoridad para la Inmigración en el Estrecho y Mar de Alborán, que ahora tiene base en Málaga capital, y, además, ha participado en el 'VI Seminario sobre las operaciones conjuntas internacionales: Autoridad de inmigración del Estrecho'.

En declaraciones a los periodistas, ha dicho que la inmigración ilegal "esconde mucho dolor y mucho riesgo hacia la vida de esas personas", indicando que "sin coordinación y sin cooperación poco se puede alcanzar" en esta materia. Ha considerado que la lucha contra la migración irregular "es parte importante de la política migratoria", que debe ser "de Estado y no puede ser partidista".

En su participación en el seminario, el ministro ha señalado a la migración como "el gran reto y desafío" a nivel mundial y de la UE, apuntando que tiene efectos "positivos" cuando es legal y segura, pero que genera "desequilibrios" tanto en los países de origen y tránsito como en los de destino cuando es irregular, incidiendo sobre todo en las personas "especialmente vulnerables", como las mujeres y los menores.

Por eso, ha indicado que, aunque aún no se ha conseguido una política común de migración en el marco europeo "que sea respetuosa" con los principios de la unión, ha considerado algo "ineludible" y "necesario" contribuir a ello y que sea una política "verdadera" y de carácter "estructural, no coyuntural", porque la migración irregular "no es un fenómeno de un día", sino que "es un desafío que ha venido a quedarse".

En su intervención, ha señalado que España es "la frontera sur" de Europa y que las entradas irregulares de personas vía marítima, algo que "no es consecuencia de un deficiente control de fronteras", no son al país sino "a la UE". En este sentido, ha dicho que "el 70 por ciento de los migrantes que llegan por vía marítima viajan hacia otros países europeos y no se ubican en España".

Ha apuntado que "una vez en el mar, se impone el rescate" y ha incidido en "políticas de tú a tú", apostando por "la prevención mediante la cooperación de igual a igual" y por reforzar la colaboración con los países de origen, que son "muy conscientes de la realidad", y con los de tránsito, como Marruecos que "están soportando presiones migratorias también", poniendo como ejemplo dicho país "ha llegado a regularizar 50.000 subsaharianos" y coopera contra las redes de tráfico de personas.

Respecto a este país, ha afirmado que la colaboración es "fiable, leal, eficaz y cada día va a más", apuntando que de esta forma "estamos garantizando una lucha contra estas redes de tráfico ilegal de personas que construyen lo que el presidente de Guinea-Conakri, Alpha Cond ha calificado como la nueva exclavitud del siglo XXI".

"África no quiere para sus jóvenes estas vías de migración irregular", ha dicho Grande-Marlaska, destacando las actuaciones conjuntas entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y los países para la lucha contra la migración irregular mediante intercambio de información y otras medidas.

Respecto al retorno de los migrantes, ha indicado que esta es "la última opción al alcance del Estado para desincentivar las salidas de los migrantes irregulares". "Me preocupa", ha afirmado el ministro respecto a "que digan que quieren devolverse a 50.000 personas", apuntando que se trabaja en la identificación de estas personas porque "habrá que saber de qué países vienen". Además, ha dicho que estas personas vuelven "derrotadas".

Sobre la desaparición de 45 inmigrantes la pasada semana, ha explicado que se está investigando y ha señalado que "cuando hablamos de mafias y la necesidad de lucha contra ellas es porque ponen en riesgo a estas personas haciéndoles ver la facilidad de un mundo mejor ahí al lado y muchas veces esto cuesta vidas".

CENTRO DE COORDINACIÓN DE OPERACIONES PARA LA INMIGRACIÓN

Respecto del Centro de Coordinación de Operaciones de la Autoridad para la Inmigración en el Estrecho y Mar de Alborán, el ministro ha indicado que tiene "el fin fundamental de coordinar al conjunto de las instituciones pertenecientes a distintos ministerios con competencia en materia migratoria".

Sus funciones se enmarcan en primer lugar en "la prevención de los flujos migratorios y coordinación con las autoridades de lugares de procedencia", ha dicho; y, posteriormente, organización de labores de salvamento, "en caso de que sea necesario, y coordinar todas las instituciones que actúan", incluida la asistencia sanitaria de las ONG, a las que ha agradecido su labor, añadiendo que España es "un país solidario".

Ha indicado que este centro se ha trasladado desde Sevilla a Málaga porque "desde el punto de vista de control migratorio y sobre todo de los flujos marítimos entendemos que tenía que ser un lugar de puerto y las posibilidades de conexión de Málaga la hacían el lugar más adecuado", apuntando que las instalaciones se encuentran en un punto "estratégico, teniendo en cuenta sus funciones". Así, ha defendido que el Gobierno toma las decisiones "en función de eficacia y eficiencia".

LABOR DE LAS FUERZAS DE SEGURIDAD EN MIGRACIÓN

El ministro ha destacado la labor que realizan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la lucha contra el tráfico de personas y la trata, indicando que su acción "previene sufrimientos y la violación de derechos humanos", apuntando que "dentro de nuestras fronteras también es una prioridad la protección de los derechos de estas personas".

Así, ha dicho a los efectivos de seguridad especializados en migración que cada día demuestran "que legalidad y humanidad no son dos conceptos antagónicos sino la mejor manera de contribuir a la seguridad de todos".

Por su parte, el presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha resaltado el papel que desempeña la Guardia Civil para abordar el problema de la inmigración en la zona del Estrecho, que es "uno de los mayores desafíos a los que nos enfrentamos, no solo las administraciones públicas, sino la sociedad española y la europea".

Salado ha participado en la inauguración del seminario sobre las operaciones conjuntas internacionales en materia de inmigración, organizado por la Guardia Civil y el Instituto Universitario de Investigación sobre Seguridad Interior, y que analiza las actuaciones conjuntas de vigilancia y control de las fronteras para hacer frente a la inmigración irregular que se produce de forma masiva entre el Estrecho de Gibraltar y el mar de Alborán.

El presidente de la Diputación ha defendido que ni España ni Europa pueden permitir que se produzca "el drama que ocurre frente a nuestras costas, con miles de personas que huyen de situaciones dramáticas, como la guerra y la pobreza, que arriesgan o pierden sus vidas en el Mediterráneo, engañadas por las mafias que hacen negocio con la inmigración ilegal".

Así, ha recordado que la institución provincial colabora desde hace años con entidades y colectivos dedicados a esta crisis humanitaria.
--EUROPA PRESS--
Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos