COOO lamenta que de las 4.000 camareras de piso de Málaga "aún hay muchas sin convenio en la hostelería"

Miércoles, 24 de Abril de 2019

COOO lamenta que de las 4.000 camareras de piso de Málaga "aún hay muchas sin convenio en la hostelería"

20 de Marzo de 2019 15:09h



CCOO ha informado este miércoles que en la provincia de Málaga hay alrededor de 4.000 personas camareras de piso --la mayoría mujeres--, de las cuales "aún hay muchas cuyo convenio colectivo no es el de la hostelería de Málaga", un hecho que ha llevado al sindicato a presentar "numerosas denuncias" desde el pasado verano ante la Inspección de Trabajo.

CCOO ha tenido que tomar esta medida ya que están acogidas por otros convenios como el de la propia empresa en la que trabajan o por el convenio de limpieza, según ha explicado el sindicato con motivo de unas jornadas celebradas en Málaga y Marbella sobre el consumo de fármacos entre las camareras de piso que tienen lugar en todas las provincias españolas.

Así, ha detallado en una nota de prensa que de las 13.322 que trabajan en el sector de la hotelería, que cuenta actualmente con unas 38.000 habitaciones, son 4.000 las camareras de piso, y ha instado a la Inspección a hacer un seguimiento del cumplimiento del convenio por parte de las empresas.

En este sentido, la secretaria general del Sindicato de Servicios de CCOO, Lola Villalba, ha afirmado que parte de este colectivo aún está oculto prestando servicio en apartamentos turísticos y viviendas de uso vacacional a quienes tampoco se les aplica el Convenio provincial de Hostelería.

La dirigente sindical afirma que CCOO está haciendo un "gran esfuerzo" y destapando fraudes en la contratación de muchas de estas mujeres. Para ello insta a la Inspección Laboral a que como autoridad laboral haga un seguimiento del cumplimiento del convenio en todas las empresas.

Por su parte, el responsable de Hostelería y Turismo de la Federación Estatal de CCOO, Gonzalo Fuentes, ha afirmado que con el estudio --presentado este miércoles en Málaga con motivo de las jornadas-- han detectado que la profesión de camarera de pisos está aumentando sus riesgos laborales.

Al respecto, ha lamentado que la mayor parte de las trabajadoras sufren múltiples bajas y se ven en la necesidad de jubilarse anticipadamente para evitar continuar con el desgaste físico y mental, que les producen las cargas de trabajo a las que se ven expuestas.

EL 70% CONSUMEN FÁRMACOS PARA PALIAR EL DOLOR

Con motivo de las jornadas, la organización sindical ha presentado un informe que analiza la situación y problemas de las camareras de piso, del que se concluye que el 70 por ciento de estas trabajadoras consumen para paliar los dolores derivados de su actividad laboral un elevado número de fármacos, además de psicofármacos contra la ansiedad.

Según el sindicato, ha sido siempre un trabajo "duro", pero con efectos aumentados por las altas cargas de trabajo a las que se ven sometidas para mantener el empleo. Camas y colchones cada vez "más grandes", carros "muy pesados" que deben desplazar sobre moqueta, ausencia de descansos o el aumento habitaciones --15 en 2008 y media de 20-25 por jornada en la actualidad-- son un "ejemplo del día a día" de las camareras de piso.

Por ello, y para que puedan mejorar su salud, CCOO ha organizado jornadas específicas de prevención para este colectivo denominadas 'Tus derechos, la mejor medicina, automedicarse no es la solución', que tienen lugar en todas las provincias españolas y que se han llevado a cabo este miércoles en Málaga.

En relación al estudio, los líderes sindicales han explicado que se trata de una iniciativa de la organización sindical que recoge las conclusiones de seis grupos de discusión y 15 entrevistas en profundidad realizadas en varias ciudades españolas entre personal del sector, que son camareras de piso, médicos del trabajo, servicios de prevención y representantes sindicales, entre otros.

El estudio ha revelado que se produce "policonsumo" de medicamentos, ya que el exceso de unos les lleva al consumo de otros para paliar los efectos de los primeros. Los más consumidos son relajantes musculares, analgésicos o antiinflamatorios para paliar el dolor, ansiolíticos para reducir el estrés y la ansiedad y los protectores gástricos que, por los efectos secundarios de los anteriores, finalmente se ven obligadas a tomar. También concluye que en la mayoría de los casos los fármacos no son recetados por un profesional.

CCOO ha considerado positivo que se hayan reconocido enfermedades profesionales como el síndrome túnel carpiano, bursitis y epicondilitis, al colectivo de camareras de piso, ya que se incluirá a este sector en el cuadro de enfermedades profesionales para su control y reconocimiento pero exige que todas las trabajadoras, contratadas por el hotel o por empresas externas, estén dentro del convenio de hostelería.

También pide que se realicen inspecciones y que se dote a todo el colectivo de una Guía Práctica de Salud Laboral y la evaluación adecuada de los riesgos, incluyendo en los mismos, los tiempos de trabajo y reparto de tareas e incluyendo material ergonómico, formación y reconocimientos médicos específicos.
--EUROPA PRESS--
Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos