La baja participación vuelve a caracterizar las últimas primarias internas en Podemos

Jueves, 26 de Abril de 2018

La baja participación vuelve a caracterizar las últimas primarias internas en Podemos

15 de Diciembre de 2017 18:48h

Pablo Iglesias y Julio Rodríguez
Pablo Iglesias y Julio Rodríguez



La baja participación ha sido de nuevo la línea general en los últimos procesos internos que ha celebrado Podemos, en esta ocasión, para renovar las direcciones autonómicas en el País Vasco y Asturias, y la cúpula municipal de Madrid, en los que ha participado el 13,46%, el 19,03% y el 16% de los respectivos censos. En comparación con las primarias anteriores, el nivel de votantes ha descendido 8 puntos en el caso vasco, 23 puntos en Asturias, y 7,9 en la capital española.

De este modo, el proceso que ha registrado una participación más baja respecto a su número total de afiliados ha sido el del País Vasco, donde se ha hecho con la Secretaría General Lander Martínez, quien ya fuera secretario de organización de su predecesora, la 'errejonista' y diputada por Guipúzcoa Nagua Alba.

De los 18.120 que figuran como inscritos, han votado 2.439, lo que supone un 13,46%, mientras que en marzo de 2016, cuando Alba fue elegida, la participación fue del 21,55%, y en febrero de 2015, en la primera asamblea autonómica de Podemos País Vasco, que ganó Roberto Uriarte, del 24,8%, según los datos recogidos por Europa Press.

VALIDACIÓN DE LOS INSCRITOS CON EL DNI

Esta participación especialmente baja ha coincidido con la puesta en marcha en el País Vasco del nuevo sistema de validación de inscritos a través de la presentación del DNI, que la dirección estatal comenzó a implementar tras el verano con un doble objetivo: mejorar la seguridad de sus votaciones para evitar posibles fraudes, y regular el número real de simpatizantes con los que cuentan.

La formación dirigida por Pablo Iglesias tiene un atípico sistema de afiliación muy abierto, no vinculado al pago de una cuota, y asociado a un número de teléfono móvil. Esto ha llevado a que el número de inscritos ronde ya los 500.000, mientras que la participación en los diferentes procesos internos no ha superado los 155.000 --la cifra récord que se registró en la Asamblea de Vistalegre II de febrero--.

Aunque la Secretaría de Organización que dirige Pablo Echenique ha dado a los territorios unos meses de transición para llevar a cabo esta validación --y el consiguiente filtro de sus censos--, las delegaciones que quisieran podían optar por establecerlo ya como requisito obligatorio para el voto.

Así lo ha hecho el País Vasco, siguiendo el ejemplo de Aragón y Baleares, donde en las primarias que celebraron tras el verano ya se limitó la participación a los inscritos que remitieran su DNI para validar su inscripción. En ambos casos, la participación también fue llamativamente baja: 10,79% en el caso aragonés y el 12,8% en las islas.

Para paliar estas bajas cifras, generadas en parte por inflado censo con el que cuentan, Podemos comenzó a tener en cuenta desde hace unos dos años la figura del "inscrito activo" para contabilizar a los simpatizantes que participan regularmente en las decisiones del partido mediante su voto. Según los cálculos hechos en Vistalegre II, de los 456.725 inscritos llamados a participar en aquel proceso, algo más de la mitad, 283.175, eran considerados "activos".

En el caso del País Vasco, la cifra de participación sube del 13,46% al 23,35% si se tienen sólo en cuenta los "inscritos activos" que han participado en procesos internos a lo largo del último año --10.398 del total de 18.120--.

DEL 42% AL 19% DE PARTICIPACIÓN EN ASTURIAS

Por su parte, el proceso asturiano, en el que el ya secretario general, Daniel Ripa, ha revalidado su cargo, es el que registra una mayor bajada de los tres que se han celebrado ahora en cuanto al número de participantes respecto a las anteriores primarias autonómicas, que tuvieron lugar en febrero de 2015.

Si en la primera asamblea ciudadana asturiana de 2015, en las que Ripa se hizo con el liderazgo, el número de participantes alcanzó el 42% del censo --5.610 del total de 13.272--, esta vez la participación ha sido sólo del 19% --3.171 votos de los 16.608 militantes que constan como inscritos en Podemos Asturias--.

La cifra de participación sube al 36,25% si sólo se tienen en cuenta los considerados como "inscritos activos". No obstante, ni en este proceso ni el del Madrid capital era todavía obligatorio validar el DNI para poder votar.

En cuanto a las primarias madrileñas, en las que el general y ex Jefe del Estado Mayor de la Defensa Julio Rodríguez se ha hecho con el liderazgo del partido en la capital, han participado 8.199 personas, el 16% del censo total compuesto por 51.001 inscritos (el 22,9% de los 35.752 considerados "activos"); mientras, en 2015, la participación fue del 23,9%.

En clave de equilibrios internos, en esta última oleada de primarias, los afines al exnúmero dos del partido y actual secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político, Íñigo Errejón, han salido ganando en el País Vasco, donde han mantenido el poder con la victoria de Lander Martínez.

LOS 'ERREJONISTAS' MANTIENEN EL PODER EN EL PAÍS VASCO

Además, la candidatura ganadora en Asturias también era la preferida por este sector, aunque el líder autonómico, Daniel Ripa, siempre ha tratado de mantenerse al margen de la pugna estatal entre 'pablistas' y 'errejonistas'.

En Madrid, estas dos corrientes sí consiguieron pactar una candidatura conjunta, con el exJemad al frente, que es la que finalmente ha ganado contra la candidatura de los anticapitalistas, liderados por Isabel Serra.

Esta situación había dejado al líder autonómico en Madrid, el 'pablista' Ramón Espinar, en una situación complicada, ya que hace un año llegó a la Secretaría General gracias a su pacto con los anticapitalistas, para enfrentarse a los de Errejón.

Con los 'pablistas' y los anticapitalistas de nuevo alejados en Madrid, Espinar había perdido fuerza en la dirección del partido en la Comunidad, donde el sector más a la izquierda de Podemos cuenta con gran presencia desde esas primarias autonómicas --de hecho, Isabel Serra fue la candidata al Consejo Ciudadano más votada--.

ESPINAR REFUERZA SU MAYORÍA EN LA DIRECCIÓN AUTONÓMICA DE MADRID

No obstante, Espinar ha conseguido revertir esta situación con los resultados del proceso que puso en marcha de forma paralela a las primarias municipales para elegir a los representantes de los círculos --las bases del partido-- que se integrarán a partir de ahora en la dirección autonómica, como marcaban los nuevos estatutos de la organización.

Los ocho candidatos que han obtenidos más apoyos en esa votación --la que más, la 'espartana' de la plataforma 'Coca-Cola en lucha' Gema Gil-- son afines a Espinar y a las tesis del secretario general, Pablo Iglesias.
--EUROPA PRESS--

Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos