Se enfrenta a nueve años de cárcel por supuesta agresión sexual a una amiga

Martes, 24 de Abril de 2018

Se enfrenta a nueve años de cárcel por supuesta agresión sexual a una amiga

12 de Diciembre de 2017 21:26h

El acusado durante el juicio
El acusado durante el juicio



Un vecino de Siles (Jaén), F.P.A., se enfrenta a nueve años de cárcel por supuestamente agredir sexualmente a una amiga, acusación que ha rechazado ante el tribunal de la Audiencia de Jaén que le ha juzgado. Mientras que hasta el momento, el acusado había rechazado que hubiera pasado algo, en la vista se ha defendido señalando que fue su amiga la que empezó por "un calentón".

Los hechos juzgados y vistos para sentencia se remontan al 20 de septiembre de 2015 cuando el acusado fue a casa de su amiga para hablar de trabajo ya que tenía una oferta para la pareja de ésta. Una vez en el interior, donde se encontraba el hijo de la denunciante, el acusado entró en la cocina y allí, según relata el Ministerio Fiscal, la obligó a realizarle una felación, además de someterla a diversos tocamientos. Después abandonó la casa.

"Fue ella la que empezó a tocarme", ha dicho el acusado ante el tribunal, al tiempo que ha insistido en que se sintió "agredido". En ningún momento, hasta llegar a la Audiencia, el acusado utilizó este argumento y se limitó en todas sus declaraciones anteriores al juicio de este martes a negar los hechos. Ha señalado que no denunció porque "no caí en eso". "Yo no le he hecho absolutamente nada", son las últimas palabras que ha pronunciado antes de declarar el juicio visto para sentencia.

Por su parte, la denunciante y víctima ha declarado por videoconferencia que el día de los hechos se encontraba cocinando en su casa, que fue su hijo el que abrió la puerta al acusado del que ha dicho que era "conocido" de la familia. Según su versión, F.P.A. entró a la cocina y fue donde "se aprovechó".

La denunciante ha relatado que uso la fuerza para obligarle a practicarle una felación y que ella se quedó "bloqueada" porque en el salón estaba su hijo y no quería que se enterara de nada. Cuando regresó su pareja le contó lo ocurrido y éste le pidió que denunciara, algo que ella no quería porque "no quería verme como me estoy viendo ahora y no quería pasar por esto".

Cuando la Guardia Civil la llevaba al hospital para el reconocimiento médico se produjeron dos llamadas en presencia de los agentes que pudieron escuchar por el manos libres, y así lo han declarado en el juicio, como el acusado pedía perdón a la denunciante por haber tenido "un calentón", al tiempo que le decía que no se volvería a repetir.

El Ministerio Fiscal y la acusación particular han pedido nueve años de prisión por un presunto delito de agresión sexual y siete años de alejamiento y libertad vigilada, mientras que la defensa ha pedido la libre absolución por entender, según informe médico aceptado como prueba, que el acusado presenta un problema médico que le impide eyacular y tener erecciones.

Además, la Fiscalía reclama una indemnización de 6.000 euros por los daños morales, mientras que la acusación particular eleva esta cantidad a los 10.000 euros.
--EUROPA PRESS--

Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos