Fobia escolar: ¡Mamá no quiero ir al cole!

Lunes, 20 de Mayo de 2019

» Clínica Alarcón Granada

Fobia escolar: ¡Mamá no quiero ir al cole!

18 de Septiembre de 2015 12:08h

Antonio Mundo López es Licenciado en Psicología con Máster en Psicología de la Salud, Evaluación y Tratamiento Psicológico
Antonio Mundo López es Licenciado en Psicología con Máster en Psicología de la Salud, Evaluación y Tratamiento Psicológico

ANTONIO MUNDO LÓPEZ.- Septiembre es el mes de la vuelta al colegio, durante estos días y en próximas semanas los más pequeños de la casa deben comenzar de nuevo. Para todos ellos ese nuevo curso implicará nuevas experiencias,  profesores y compañeros nuevos con los que interaccionar. Los inicios nunca son fáciles, los periodos de adaptación serán necesarios tanto para el que accede a un curso superior como para el que cambia de colegio, instituto y muchos de ellos superarán de forma total ese periodo de adaptación a lo nuevo…

Pero como pasa igualmente con los adultos cuando comienzan una nueva etapa laboral o un nuevo periodo de formación,  el nuevo contexto educativo y todo lo que rodea al menor en el colegio no es extraño que genere desconocimiento, miedo y en ocasiones ansiedad. Al hablar de ansiedad patológica  en lo relativo a la asistencia a clase y a todo lo que se relaciona con ella  hacemos referencia a la llamada “fobia escolar”.

Algunos signos y manifestaciones a través de la que se manifiesta la fobia escolar son:

  • Presencia de tristeza, llanto, quejas somáticas (dolores de cabeza, dolores de estómago y nauseas…),  insomnio, sentimientos de impotencia e inseguridad que se manifiesta ante la perspectiva de acudir a clase.
  • La sintomatología suele ser más acusada por la mañana antes de ir al colegio remitiendo parcialmente a lo largo del día reactivándose de nuevo dicho cuadro de síntomas por la noche ante la perspectiva de volver al colegio al día próximo. Estas manifestaciones suelen desaparecer en periodos vacacionales y mitigarse durante el inicio de fines de semana resurgiendo  de nuevo con la vuelta al colegio, bien por un regreso del periodo vacacional o por el regreso del fin de semana.
  • En ocasiones estas manifestaciones se dan acompañadas de absentismo escolar, debido a la necesidad establecida por parte de los menores de no acudir a clase y así evitar las situaciones que tanto temen que se produzcan.

Son variados los motivos por los que se puede generar este tipo de problemáticas en los menores: dificultades en asignaturas concretas, problemas con los compañeros de clase,  con los profesores. Una de las claves del trabajo psicoterapéutico en este tipo de casos es vislumbrar el origen del problema para acotar los motivos que pueden estar generando esta sintomatología.

En muchas ocasiones, y principalmente cuando hablamos de niños/as de primaria  nuestro trabajo igualmente deberá ir en la línea de diferenciar si estamos ante un caso de fobia escolar o manifestaciones propias de la llamada ansiedad por separación.  En los casos en lo que se produce la ansiedad por separación los síntomas de ansiedad se dan ante la perspectiva no sólo de ir al colegio, sino también de separarse de la figura de apego en cualquier otra circunstancia.

En cuanto a las líneas de actuación para intervenir en la fobia escolar, el trabajo del psicólogo irá por un lado orientado a trabajar con el menor técnicas para el manejo y control de la ansiedad, técnicas de resolución de problemas para enseñarle a gestionar de una forma racional  algunos problemas que pueden estar precipitando sus síntomas, la incorporación de técnicas de exposición tan habituales en todos los tipos de fobias además de otras herramientas de modificación de conducta que pueden ser incorporadas como el modelado y la práctica reforzada. En los casos en los que se detecten problemas en las interacciones con profesores y/o compañeros será conveniente igualmente la implementación de un protocolo de habilidades sociales

Por otro lado el trabajo con los padres irá orientado al asesoramiento y a pautas  de actuación ante las distintas situaciones ante las que pueden verse: negativas del menor de ir a clase, cómo gestionar su ansiedad, además de colaborar en las técnicas llevadas a cabo por el psicólogo con el menor para que se exponga a muchas de las situaciones que le generan ansiedad.

Nuestra recomendación es que lejos de alarmarnos ante la presencia de sintomatología relacionada con ansiedad en las primeras fases de la incorporación al colegio, los padres estén atentos a cómo se va adaptando en siguientes semanas, y en caso de observar que la sintomatología va en aumento o no remite aconsejamos pedir ayuda de un profesional de la psicología.  Es conveniente recordar a los padres que no afrontar este tipo de problemáticas a tiempo podría provocar una generalización de síntomas y que la ansiedad y otras manifestaciones emocionales negativas afecten el desarrollo evolutivo de su hijo.

Para más información:

Web Centro de Psicología Clínica Alarcón: www.alarconpsicologos.com

Nuestras redes sociales:

facebook: https://www.facebook.com/cpca.psicologos

twitter: https://twitter.com/CPCAgranada

linkedin: https://es.linkedin.com/pub/centro-psicología-clínica-alarcón/66/7aa/38

Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos