La Mesa de la Ría denuncia "contaminación" de los terrenos destinados al Parque del Ferrocarril

Martes, 25 de Junio de 2019

La Mesa de la Ría denuncia "contaminación" de los terrenos destinados al Parque del Ferrocarril

20 de Marzo de 2019 21:34h



La Mesa de la Ría de Huelva ha presentado una denuncia ante la Delegación de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta en Huelva y el Ayuntamiento de la capital alertando de la "contaminación" de los terrenos del ente Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) destinados al futuro Parque del Ferrocarril.

En un comunicado, ha indicado que los terrenos se han cubierto con una "capita de tierra" sin quedar totalmente descontaminados y ha señalado que con la denuncia pretende que los suelos de las vías de ADIF a lo largo de la avenida Italia y Miss Whitney queden "totalmente descontaminados" para evitar los riesgos sanitarios a los futuros usuarios del parque previsto por el Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU), que unirá el centro con el Ensanche Sur.

Según ha indicado el concejal Rafael Gavilán, ADIF "ha realizado un simple tapado de suelos contaminados por medio de una capita de tierra", lo que, según ha destacado, "está tipificado en la Ley Andaluza de Calidad Ambiental como infracción grave, lo que podría acarrearle a ADIF una sanción de hasta 300.000 euros".

La Mesa de la Ría aporta, junto a la denuncia, la documentación gráfica y visual que, a su juicio, "demuestra" que las vías ferroviarias, junto a la estación de trenes, fueron usadas en los años setenta por Renfe, hoy ADIF, como lugar de trasvase del ácido sulfúrico y metales pesados desde las vagonetas del muelle embarcadero de la compañía Riotinto a los trenes y vagones de Renfe, una actividad "potencialmente contaminante de suelos".

Así, dichos terrenos "pueden estar contaminados con altas concentraciones de arsénico y otros metales pesados por la actividad que se desarrolló sobre ellos". "La cubrición con una capa de tierra no puede dar por concluidos los trabajos de ADIF, pues únicamente se ha escondido la contaminación, lo que supondría una estafa hacia la ciudad de Huelva", señala el comunicado.

EL AYUNTAMIENTO SOLICITÓ EL ALLANAMIENTO

Fuentes de ADIF han detallado a Europa Press tras conocer la denuncia que la empresa pública está "a disposición" de la autoridad medioambiental competente para que determine lo que considere necesario el torno al tema de Huelva. Así, consideran que debe ser la administración competente la que diga si hay que hacer o no alguna actuación nueva y la que tenga la "última palabra" sobre si las cosas se hacen bien o necesitan alguna corrección.

Sin embargo, las mismas fuentes han precisado que los trabajos de explanación que se están llevando a cabo en la zona, y de los que habla la Mesa, es un trabajo que la empresa pública ha hecho pero "que debería estar haciendo el Ayuntamiento", porque va a ser el titular de dichos terrenos siguiendo con el desarrollo del convenio firmado entre ADIF y el consistorio para la nueva red arterial ferroviaria en la capital onubense.

Así, los trabajos se están haciendo "por indicación del Ayuntamiento" y será este, cuando sea titular al cien por cien de los terrenos, quien decida qué instalación irá en los mismos. Cuando el consistorio decida qué tipo de uso se dará a esos terrenos y si se construirá una infraestructura, entonces la empresa encargada de hacer esa obra en el futuro deberá encargarse también de realizar los análisis de suelo pertinentes para ver qué contiene.

Las fuentes han insistido en que ADIF ha dejado "libres" para la ciudad de Huelva los terrenos que antes eran ocupados por la antigua vías, pero que ahora no son necesarios porque las nuevas se han trasladado unos 800 metros de esa zona. Ahora, une vez se han eliminado los elementos, todo ese terreno que queda libre pasará a ser de titularidad municipal.

Lo que ha hecho el ente es avanzar el trabajo allanando la zona por petición del ayuntamiento, que sugirió a la empresa pública que esparciese una capa de tierra para que el terreno quedase llano y diáfano. El consistorio deberá decidir qué uso le da a esa zona y, cuando esto suceda, la empresa a la que le encargue una futura infraestructura es la que tiene que realizar las labores geológicas y de análisis, por lo que hasta entonces "están pendientes".

Por eso, ADIF "no ha detectado" ningún tipo de contaminación en ese suelo, porque tampoco son terrenos sobre los que tenga que operar la empresa pública ni forman parte del futuro Parque Ferroviario. De todos modos, si cuando se decida el destino de esos terrenos que se han allanado se descubre que hay algún tipo de elemento contaminante en el suelo, en aplicación del convenio, el Ayuntamiento y el ente de infraestructuras ferroviarias tomarán las determinaciones pertinentes para resolver el problema.
--EUROPA PRESS--
Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos