Adolfo Suárez Illana, sobre el juicio del procés catalán: "Este golpe es más perverso que el del 23F"

Sábado, 23 de Febrero de 2019

Adolfo Suárez Illana, sobre el juicio del procés catalán: "Este golpe es más perverso que el del 23F"

12 de Febrero de 2019 18:30h



El político del PP Adolfo Suárez Illana ha manifestado este martes en Huelva que las actuaciones de los independentistas en el procés catalán, por las que ha comenzado esta jornada el juicio en el Tribunal Supremo, suponen "un golpe de Estado más perverso que el del 23F, porque lo dan personas que han sido elegidas por un pueblo para ejercer las funciones de dirección" del mismo con "un juramento de acatamiento a la Constitución".

Así de claro se ha mostrado el hijo del ex presidente del Gobierno Adolfo Suárez durante el desayuno-coloquio en el que ha atendido a los medios para después ofrecer su conferencia 'Democracia y Constitución' en el marco de la charlas y encuentros promovidos por el Forum 18M, que lidera el onubense Juan José Cortés, por el 40º aniversario de la Carta Magna.

Suárez ha insistido en que el proceso del independentismo catalán "viene de muy atrás", y que se trata "del delito más grave que se puede cometer contra la Constitución y como tal debe ser enjuiciado".

En cuanto a los 40 años de democracia en España, el popular ha destacado que la transición fue un periodo que "se hizo en paz", ya que "no hubo enfrentamientos entre dos bandos, entre media España y la otra media", pero que no por ello dejó de haber muertos, a manos de la banda terrorista ETA y los Grapo, fundamentalmente. Para Suárez las víctimas del terrorismo son un ejemplo de ciudadanos que "jamás" se han tomado la justicia por su mano, "con un comportamiento ejemplar".

De otro lado, Suárez se ha mostrado en desacuerdo con la denominación de "las derechas" que los dirigentes de partidos de izquierda han empezado a utilizar en los últimos meses. El político se niega a hablar de ese término, ya que ha apuntado que "el PP es un partido de centro liberal, heredero de la UCD", tal y como dijo su padre, según ha afirmado, y Ciudadanos es "una escisión del Partido Socialista de Cataluña (PSC) y no es un partido de derechas".

Sobre Vox, Suárez ha opinado que en las fuerzas políticas constituidas como tal y que deben su respecto a la Carta Magna, caben posturas y opiniones, que sin estar de acuerdo con el cien por cien de la Constitución, no quiere decir que sean anticonstitucionalistas, porque la propia Constitución prevé estas circunstancias, como es el caso del nuevo partido.

Para el político el problema de España es la "radicalización de la social-democracia". Sobre ello ha opinado que el país necesita "un aglutinador de la social-democracia como lo hizo el PSOE durante la transición, además del papel relevante en esa época del Rey Don Juan Carlos o del ex presidente Suárez".

Asimismo, Suárez ha querido dejar claro que "las ideas que fomentan el odio no son respetables", porque España "se ha construido precisamente sobre la exclusión del odio", en un pacto durante la transición sobre "la viva memoria de las atrocidades que se cometieron antes, durante y después de la Guerra Civil".

Por otra parte, el político popular ha manifestado su respeto al actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre el que ha valorado que "ha incumplido la ética que él mismo se impuso" sobre el procedimiento "legítimo y legal" para llegar a la Moncloa, ya que Sánchez "había dicho que jamás pactaría con Bildu o los independentistas para hacer una moción de censura y después lo ha hecho".

Cuestionado sobre el golpe de Estado del 23F, Adolfo Suárez ha recordado cómo vivió los acontecimientos siendo un adolescente en la Moncloa, donde la primera noticia que recibió fue que la Guardia Civil había matado a su padre, para al final esclarecerse la situación de manera favorable para todos los españoles.

MANIFESTACIÓN DE PLAZA COLÓN

Suárez ha señalado que estuvo participando en la manifestación en favor de la Unidad de España del pasado domingo, donde tuvo ocasión de apreciar el civismo de los participantes en "un ambiente festivo", que él no se atrevería a tildar de "facha".

Igualmente, cuestionado acerca de un posible adelanto de las elecciones generales, el político ha argumentado que cree que "va a haber elecciones con seguridad", aunque no se atreve a vaticinar cuándo, ya que desconoce el "esquema de valores" de Pedro Sánchez, en cuyo discurso aprecia contradicciones, por lo que no se puede "fiar" de lo que el presidente diga.

Pedro Sánchez "va de error en error" ha indicado, por lo que en algún momento "convocará elecciones". "Hay una parte de los españoles que está cansada de la forma de hacer política del señor Sánchez", ha declarado.

Asimismo, "los dirigentes socialistas transmiten nerviosismo", porque su Gobierno les está haciendo "muy difícil las opciones electorales", tal y como ha ocurrido en Andalucía, "bastión del PSOE que ha caído debido a su política nacional", ha aseverado. Desde "el punto de vista nacional, cuanto menos tiempo esté un Gobierno como este en la Moncloa será mejor".

Asimismo, ha explicado la forma de proceder del PP cuando se convocaron las elecciones andaluzas, en un apoyo sin fisuras al ahora presidente de la Junta de Andalucía, a pesar de no ser el candidato por el que había apostado el líder del PP, Pablo Casado. En este sentido, ha incidido en que el distanciamiento entre corrientes dentro del partido es una idea que "se va diluyendo" con el trabajo que lleva a cabo el PP en su día a día, un partido en el que caben las "discrepancias", que forman parte de la sociedad.

En la esfera más personal, Adolfo Suárez Illana ha expresado que no hay ningún libro que se ajuste correctamente a la vida de su padre, ya que "no hay una historia real contada", sino que son compendios de relatos periodísticos, aunque ha destacado dos biografías con algunas puntualizaciones.

El hijo del ex presidente ha remarcado que lo que queda por contar de su padre es relacionar todos los datos del dirigente de la desparecida UCD, y ha desgranado los detalles que rodean la foto en la que el ex presidente ya enfermo de Alzheimer estuvo con los reyes eméritos, y que a pesar de que Adolfo Suárez no reconoció en un principio al rey Don Juan Carlos, le pasó los brazos por los hombros, en una imagen que ha pasado a la Historia.


--EUROPA PRESS--
Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos