Vivencia y superación de las rupturas sentimentales

Lunes, 20 de Mayo de 2019

» Clínica Alarcón Granada

Vivencia y superación de las rupturas sentimentales

19 de Junio de 2015 13:47h

Ana Isabel Pérez Morales. -	Licenciada en Psicología y Máster en Psicología de la Salud, Evaluación y Tratamientos Psicológicos, desarrolla su actividad clínica  en el ámbito de las problemáticas emocionales y psicosociales
Ana Isabel Pérez Morales. - Licenciada en Psicología y Máster en Psicología de la Salud, Evaluación y Tratamientos Psicológicos, desarrolla su actividad clínica en el ámbito de las problemáticas emocionales y psicosociales

ANA ISABEL PÉREZ MORALES.- “Si el amor fuera solo un sentimiento, la promesa de amarse para siempre no tendría sentido porque los sentimientos van y vienen. Amar es una decisión, un juicio y un compromiso” El arte de amar, Erich Fromm.

Una de las demandas más frecuentes que encontramos en el ámbito clínico tiene que ver con las rupturas de pareja. La vivencia de una separación puede suceder con importantes niveles de ansiedad y depresión o provocar en algunas personas verdaderos cuadros desadaptativos.

Todos hemos escuchado el dicho popular de que nadie ha muerto por amor, sin embargo, en algunos casos, una ruptura amorosa puede convertirse en una carrera de supervivencia o en un ejercicio de malvivir. Cualquier persona que afronte una ruptura sentimental, transita irremediablemente por un duelo, similar al que se produce por el fallecimiento de un ser querido, pero con el agravante de que la persona amada sigue presente, dejando abierta una posibilidad (real o ilusoria) de reconquista, que en ocasiones, dificulta su superación.

El duelo por separación supone un tiempo necesario para readaptarse a la nueva situación en que la pareja ya no está,  integrar el hecho de que se ha dejado de querer, ha dejado de ser querido o la imposibilidad de unos planes de futuro juntos. Las fases por las que pasa una persona en duelo son variadas y pueden aparecer ampliadas o matizadas según el autor que las describa. Al final, lo que garantiza superar emocionalmente un duelo es pasar varias veces por cada una de estas fases, hasta que dejen que provocar aflicción y bloqueo, permitiendo al “doliente” continuar con su día a día con unos niveles de malestar tolerables.

En contra de lo que podemos encontrar en la diversa literatura, las fases del duelo (originariamente descritas por Klüber-Ross) no son ni consecutivas ni lineales, tampoco tienen un tiempo establecido, siendo lo normal moverse entre unas y otras incluso a lo largo de los días, generando una autentica “montaña rusa” emocional. Todas ellas son necesarias y adaptativas:

NEGACIÓN. Aparece un esfuerzo consciente o inconsciente por omitir o negar la realidad de la ruptura, incluso actuando como si nada ocurriera. Es un tiempo necesario para integrar el hecho.

IRA. Enfado intenso y rabia hacia cualquier recuerdo o detalle relacionado con la pareja. Aparecerá especialmente cuando la culpa de la ruptura se atribuya al otro.

NEGOCIACIÓN. Aparecen pactos personales e incluso opciones de vuelta con la pareja. Es frecuente el reparto de culpas y responsabilidades, promesas de cambio o imposición de límites si hay vuelta.

DEPRESIÓN. Suele acompañarse de la sensación de vacío, extrañeza y profunda tristeza, próxima a la aceptación.

ACEPTACIÓN. Supone encajar el sentido de la ruptura, las consecuencias y el compromiso de continuar con el resto de objetivos vitales. No implica necesariamente felicidad, pero si se acompaña de una sensación de descanso y capacidad para seguir adelante.

¿Qué factores influyen en la superación de un duelo por ruptura?

 

El tiempo de duración de la relación no es lo que indica el nivel de sufrimiento en la separación. Las circunstancias que se relacionan directamente, con un mayor estancamiento en el duelo o la intensidad emocional del mismo son:

-El nivel de implicación de la persona en la relación y momento en el que se produce la ruptura.

-Entorno y actividades que la persona conserva, aparte de la pareja.

-Apoyo social recibido y percibido.

-Expectativas presentes al inicio de la relación.

-Grado de idealización del otro.

-Estado de la autoestima.

-Capacidades personales y puntos fuertes percibidos de la persona para afrontar estresores.

-Metas y motivaciones personales.

-Experiencias y aprendizajes previos en las relaciones amorosas.

 

La superación de un duelo requiere tiempo. Pero es necesario que sea un tiempo activo, en el que persona no se deje llevar por el estado emocional inmediato y no se agobie por el tiempo que necesite para encontrarse bien, puesto que hay que tener en cuenta la idiosincrasia de cada caso.  El duelo sucederá tanto en la persona que deja (normalmente comienza el duelo antes de tomar la decisión final) como en el que es dejado, que suele empezar con retardo y es más complejo cuando la ruptura es brusca o una de las partes no espera que suceda.

 

Algunas de las pautas básicas que recomendamos para el afrontamiento del duelo, de un modo más satisfactorio son:

-      Controlar los estímulos que aumenten el dolor y que recuerden a la ex pareja: inicialmente evitar lugares comunes, limitar el contacto, no torturarse con fotos, canciones… Si el contacto es necesario, evitar discusiones y peleas, aplazando la conversación para otro momento.

-      Permitirse estar mal sin caer en el victimismo. Lo normal será que afloren sentimientos y que el ritmo cotidiano de la persona disminuya durante un tiempo.

-      Recomposición de la autoestima: hacer un esfuerzo por cuidarse física y emocionalmente.

-      Evitar recurrir al alcohol u otras drogas como búsqueda de escape o bienestar.

-      Evitar cambios o la toma de decisiones importantes cuando se está bajo un estado emocional intenso.

-      Evitar caer en los tópicos como “un clavo saca a otro clavo”, normalmente,  se consigue tapar y retrasar el duelo, que tarde o temprano hay que pasar.

-      Pedir ayuda y dejarse ayudar, apoyándose en amigos y familiares o en profesionales.

-      Restablecer los hábitos normales y retomar el ocio, actividades y contacto  amigos anteriores.

-      Buscar más fuentes de bienestar  independientes de la ex pareja.

Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos