Recuperados tres vehículos robados en Italia que pretendían vender en España

Miércoles, 20 de Junio de 2018

Recuperados tres vehículos robados en Italia que pretendían vender en España

14 de Junio de 2018 15:19h

Vehículo recuperado
Vehículo recuperado



La Guardia Civil ha recuperado tres turismos que fueron robados en Italia, trasladados después a Rumanía, donde les falsificaron la matrícula y la documentación y que, finalmente, han acabado en España; donde pretendían venderlos y legalizarlos.

En esta operación ha sido investigado un ciudadano rumano de 42 años y afincado en Padul (Granada) como presunto autor de tres delitos de robo de uso de vehículo a motor, además del propietario de un concesionario de vehículos del área metropolitana granadina que era la persona que presuntamente se encargaba de vender estos vehículos.

La Guardia Civil supo gracias a la colaboración con organismos internacionales, como Europol e Interpol, que permiten el acceso a las bases de datos de los fabricantes de coches europeos más importantes, que un vehículo sustraído en Italia se encontraba en un taller de un pueblo del cinturón metropolitano de Granada con matrículas rumanas.

Los agentes del Área de Investigación de Las Gabias, desde la aparición de este coche, han estado vigilando este taller a la espera de que apareciera la persona responsable para llevárselo, lo que ocurrió el pasado 11 de junio por la mañana. En ese momento fue detenido.

Lo curioso es que el ahora detenido llegó al taller con un vehículo con matrícula italiana y, tras consultar las bases de datos, la Guardia Civil descubrió que este nuevo coche también estaba reclamado internacionalmente por robo; y, en segundo lugar, que los agentes del Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico de la Guardia Civil de Granada habían intervenido días antes otro turismo robado en Italia con matrícula rumana cuyo propietario es también el rumano detenido.

Los tres coches recuperados eran vehículos de alquiler de larga duración que fueron contratados en Italia y que, una vez que acabó el contrato, no fueron devueltos a las empresas propietarias.

Mientras tanto estos vehículos habían sido llevados a Rumanía, donde les falsificaron una nueva matrícula y les dieron documentación nueva. Finalmente los vehículos han acabado en España donde pretendían venderlos y matricularlos con el fin de legalizarlos. El detenido ha manifestado que él compró los tres coches por 34.000 euros, aunque no ha podido documentar dicha compra.


--EUROPA PRESS--
Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos