Pasar al contenido principal

Reciclaje en la cocina: Encimeras ecológicas

Lun, 21/10/2019 - 23:21

El uso de materiales reciclados está en boga. La sobreabundancia de plástico o el cuestionamiento del concepto usar y tirar ha hecho que cada vez más personas se decanten por otras alternativas. Ya sea en la ropa de segunda mano o en la reutilización de bolsas de plástico, los hogares españoles parecen haber tomado conciencia de un grave problema que nos incumbe a todos. Pero no solo los materiales más efímeros pueden encontrar un segundo uso. También muebles u otros elementos de decoración pueden ser ecológicos. Entre ellos, las encimeras ecológicas son cada vez ofertadas por un mayor número de fabricantes, como Encimeras Cruz, de modo que esta tendencia parece haber llegado para quedarse.

¿Qué son las encimeras ecológicas?

Las encimeras son un elemento indispensable en cualquier cocina y, gracias a los últimos avances, pueden ser un modo de ayudar al medio ambiente. Al igual que otros objetos reutilizados, las encimeras ecológicas están fabricadas con materiales que han gozado de una primera vida y ahora cumplen otra función. Espejos, vidrios o arcillas se encuentran entre ellos. En el proceso de fabricación se utilizan también elementos ecológicos, de modo que la contribución ambiental es absoluta.

Para su elaboración se recurre a diferentes tipos de materiales. Entre ellos, uno de los más demandados es la madera gracias precisamente a su estética cálida y facilidad de limpieza, aunque el bambú se ha ido imponiendo con los años. Este cambio se debe a la durabilidad de este, además de tratarse de un recurso ilimitado por la rapidez de su crecimiento. Por ello, es una opción deseable para aquellos que piensan en el medio ambiente a la hora de tomar decisiones de compra.

Aunque pueda parecer extraño, el papel es otro componente empleado para la construcción de una base sólida. Este material se combina con resina, dando origen a una estructura robusta. De la mezcla de ambos elementos surge su peculiaridad estética y sus diferentes colores. Por su parte, algunos fabricantes, entre los que se encuentra Encimeras Cruz, optan por las encimeras de cocina Neolith. Estas no emiten gases tóxicos con la exposición a altas temperaturas y resisten a los microorganismos, además de estar compuestas por materias primas orgánicas.

En el mercado también se pueden encontrar materiales con los que los consumidores están más familiarizados y son ecológicos. Así, las encimeras de mármol siempre han gozado de una enorme popularidad entre los usuarios, ya que son resistentes y estéticamente poseen un diseño elegante. Por ello, los productores siguen ofreciendo esta posibilidad, aunque con una mayor proporcionalidad de materias naturales.

Por último, la porcelana sigue siendo otra de las opciones de los hogares españoles. Se trata de un material 100% orgánico, adecuado para el reciclaje, que además impide la proliferación de microorganismos -presentes en las cocinas- por su mínima porosidad.

Dependiendo de la alternativa escogida, la limpieza exigida será diferente. No obstante, parece indudable que el reciclaje y la conciencia ecológica han cuajado en la sociedad española. Gracias a ello, materiales que no nos imaginábamos pueden gozar de una segunda vida y seguir con nosotros en lugar de ser desechados.

Comentarios Disqus