Michelle Bachelet alerta sobre "un importante retroceso de los Derechos Humanos" en el mundo

Michelle Bachelet alerta sobre "un importante retroceso de los Derechos Humanos" en el mundo



La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ha alertado este martes de que el mundo está asistiendo a "un importante retroceso de los Derechos Humanos" que se manifiesta, entre otras cosas, en los derechos de las mujeres, especialmente en materia de participación política, donde se ven relegadas a la gestión de los "temas blandos".

"Hoy, estamos en una situación de importante retroceso de los Derechos Humanos y de los derechos de las mujeres", ha dicho la ex presidenta chilena en un coloquio celebrado en Casa América sobre 'La promoción de los derechos de las mujeres' en el contexto del 40º aniversario de la Convención sobre la Eliminación de toda forma de Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés).

Así, la jefa de Derechos Humanos de Naciones Unidas ha lamentado que, a punto de celebrar el 25º aniversario de la Conferencia de Pekín --que supuso un hito en la lucha por los derechos de la mujer--, "nuestro objetivo es simplemente no retroceder", "que no nos empujen a retroceder", en lugar de buscar nuevas conquistas.

En la misma línea, se ha expresado la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, que ha denunciado "un combate contra el avance de las mujeres" que ha considerado "previsible" por "el miedo que provocan los cambios que las mujeres provocan cuando dan el paso de estar en el espacio público". "Alteramos el orden establecido", ha afirmado, calificándolo de "patriarcal y sexista".

Bachelet ha coincidido en que la mujer recibe un "castigo social" cuando irrumpe en la vida pública porque se las considera "ciudadanos de segunda clase" respecto a lo hombres, lo que hace que las mujeres aún estén "más atrás". "Se dice que abandonan a su familia", ha ilustrado.

En su opinión, "hay falta de voluntad política". A este respecto, ha comentado que ella misma intentó, durante su etapa en la Presidencia de Chile, aumentar el número de mujeres electas al menos a una proporción del 40 por ciento introduciendo "incentivos" para los partidos políticos" y encontró resistencia dentro de su propia coalición.

La activista sudanesa Alaa Salá, ha comentado que, en el caso del país africano, "después de sacrificar mucho" en el "proceso revolucionario" que derrocó al Gobierno de Omar Hasán al Bashir el pasado mes de abril tras una ola de protestas, "la mujer fue excluida" del proceso de transición.

"La mujer podría haber estado en la mesa de negociación" para la formación del nuevo Gobierno, pactado por la junta militar que tomó el poder tras la caída de Al Bashir y la oposición, pero se le negó un asiento. Salá ha considerado que fue un error porque "cuando entra la mujer entra la paz".

AVANCES LENTOS

Bachelet, que se ha declarado una "optimista estratégica", ha valorado que en las últimas cuatro décadas "ha habido avances" en la defensa de los derechos de la mujer, aunque "extremadamente lentos".

A este respecto, ha apuntado que solo un 24 por ciento de los parlamentarios del mundo son mujeres, siendo Asia-Pacífico "la peor región" en este sentido. Además, ha enfatizado que en aquellos países donde alcanzan puestos de relevancia, como ministerios, quedan relegadas a los llamados "temas blandos".

La Alta Comisionada ha defendido que hay mujeres "competentes" capaces de participar en la toma de decisiones en cuestiones de calado, como las de paz y seguridad. "Creo que se debe trabajar con los medios de comunicación para cambiar esos estereotipos", ha indicado.

Asimismo, ha querido destacar que "en el Gobierno de España las mujeres están jugando roles de importancia". "También necesitamos más mujeres en las empresas, en los bancos, en todas partes", ha reclamado.

Bachelet ha animado a los países a adoptar "acciones afirmativas", aunque puedan considerarse "discriminación positiva", para corregir estas deficiencias y, una vez "normalizada" la situación entre hombres y mujeres, retirarlas.

Calvo se ha mostrado de acuerdo, abogando por "intervenir en el mercado de la desigualdad" para conquistar la igualdad de género, señalando como principal herramienta la ley, que "obliga a cambios de comportamiento y a nuevos comportamientos".

"CAMPAÑA CONTRA LOS DDHH"

La antigua mandataria ha advertido de que la situación de los derechos de la mujer se enmarca en "una campaña contra los Derechos Humanos" a nivel global que se refleja sobre todo en "la reducción de los espacios de la sociedad civil" y en el ataque al multilateralismo.

Ha mencionado igualmente el cambio climático, reiterando que "es la peor amenaza a los Derechos Humanos" que hay actualmente y advirtiendo de que, "si no llegamos a la meta que nos hemos planteado, todo lo que hemos conseguido se puede perder".

Bachelet también se ha referido a la ola de protestas que recorre el mundo, desde Hong Kong hasta su Chile natal, pasando por Irán, Irak o Líbano. "Tenemos un problema importante con situaciones políticas y económicas y, cuando los gobiernos no saben dar respuesta, la gente sale a las calles porque no aguanta más", ha explicado.

La Alta Comisionada ha urgido a los gobiernos a atender las demandas de sus ciudadanos porque, "cuando la democracia no da respuesta, se produce una crisis de representatividad y todos sabemos hacia dónde va eso".

Bachelet no ha aludido expresamente a las protestas que estallaron en Chile el pasado mes de octubre por una subida del precio del metro y escalaron para denunciar la desigualdad y exigir un cambio constitucional, cuya represión ha dejado más de 20 muertos, cientos de heridos y miles de detenidos.

"ONU, entiende, en Chile matan gente" y "ya son cientos los ojos perdidos", han gritado miembros del colectivo Chilenos en Madrid que han protagonizado una pequeña protesta al término del acto. Su objetivo es "que haya presión internacional para que no quede impune lo que está pasando en Chile", ha señalado a Europa Press Elkjair Lobos, uno de ellos.

Frente a esta ofensiva global, la líder latinoamericana ha instado a que los ya "convertidos" no trabajen en "silos", sino que unan sus esfuerzos en la defensa de los Derechos Humanos, así como a "generar espacios donde se pueda convertir a más personas en campeones de los Derechos Humanos".
--EUROPA PRESS--
Comentarios Disqus