La Junta recuerda a las empresas que deben actualizar el libro de hojas de quejas y reclamaciones

La Junta recuerda a las empresas que deben actualizar el libro de hojas de quejas y reclamaciones

Hola de quejas y reclamaciones.


La Dirección General de Consumo de la Consejería de Salud y Familias recuerda este sábado a las empresas que con la entrada en vigor de la nueva normativa reguladora de las hojas de quejas y reclamaciones en Andalucía deben disponer en sus establecimientos del nuevo modelo de libro de hojas de quejas y reclamaciones, así como de la versión actualizada del cartel anunciador de su existencia.

En un comunicado, la Consejería de Salud y Familias, de la que dependen los servicios de Consumo en Andalucía, recuerda que la edición, distribución, impresión y venta de los libros de hojas de quejas y reclamaciones es libre, por lo que se pueden adquirir en cualquier imprenta o establecimiento que los comercialice. En cuanto al nuevo modelo de cartel que se debe colocar en cada establecimiento anunciando la existencia del libro de hojas de quejas y reclamaciones a disposición del público, se puede descargar de forma gratuita en la página web de Consumo Responde ('www.consumoresponde.es').

Asimismo, se recuerda que ambos elementos son obligatorios para todas las empresas que comercialicen bienes o presten servicios en Andalucía. Esta obligación se aplica también a los profesionales colegiados, como médicos o abogados, así como a los establecimientos regulados por una normativa específica, como bancos o estaciones de tren y autobuses.

También deberán portar hojas de quejas y reclamaciones quienes presten sus servicios de manera itinerante en vehículos, por ejemplo, los taxis, vehículos VTC o las empresas de mensajería. En el caso de venta a distancia o quienes presten servicios a través de aplicaciones móviles o plataformas, se deberá informar en las mismas a la ciudadanía de cómo proceder para reclamar.

CÓMO ACTUAR ANTE LA PRESENTACIÓN DE UNA HOJA DE QUEJAS Y RECLAMACIONES

Desde Consumo, se recuerda que la entrega de la hoja de quejas y reclamaciones a la persona solicitante será obligatoria, inmediata y gratuita --en plazo máximo de cinco días si se solicita por correo--, sin que sea necesario que la persona haya consumido para que se proceda a su entrega. Además, la persona podrá sacar la hoja del establecimiento y rellenarla en otro lugar antes de entregarla a la empresa, que deberá firmar y sellar cada uno de sus ejemplares únicamente a efectos de acuse de recibo.

La Junta destaca que con la nueva norma establece un formulario más sencillo y fácil de rellenar, y obliga a la empresa reclamada a dar "una respuesta más completa, útil y detallada", lo que "permitirá que muchos de los conflictos se solucionen sin necesidad de dar cuenta a la Administración". A partir de la presentación de la hoja de quejas y reclamaciones, la empresa reclamada deberá responder por escrito en el plazo máximo de diez días desde el mismo día de la presentación de la reclamación y deberá ofrecer una respuesta más amplia, proponiendo una solución al conflicto en caso de que la haya o justificando que no la ofrezca.

Además, la empresa también deberá pronunciarse expresamente sobre si acepta o rechaza la mediación o el arbitraje de consumo, e informar a la persona consumidora sobre si está adherida o acepta someterse a una entidad de resolución alternativa de litigios de consumo. En este sentido, en la página web de Consumo Responde (www.consumoresponde.es), se puede acceder a un modelo orientativo de respuesta a las hojas de quejas y reclamaciones.

En caso de que no se alcance un acuerdo, se podrá poner la reclamación en conocimiento de los servicios de Consumo de la Administración autonómica, que ofrecerán su valoración técnica de los hechos y propondrán una solución, al tiempo que asesorarán a la persona afectada sobre el mejor camino a seguir. En este sentido, la tramitación administrativa será más previsible, transparente y eficiente, ya que se crea un verdadero procedimiento administrativo con causas claras de inadmisión, un plazo máximo para admitir (15 días) y resolver (tres meses) y formas claras de terminación.

La Junta destaca que la nueva norma es resultado de "un trabajo en el que han colaborado todos los agentes implicados en el sector del consumo en Andalucía", incluyendo la Administración pública, autonómica y local, así como el tejido empresarial y las organizaciones de consumidores y usuarios.

Ante cualquier duda o consulta en materia de consumo, la Junta de Andalucía ahonda en que la ciudadanía puede contactar con Consumo Responde, un servicio gratuito de información y asesoramiento a los consumidores y usuarios, impulsado por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía.

Se trata de un servicio multicanal, al que se puede acceder de forma continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, de la página web 'www.consumoresponde.es', del correo electrónico (consumoresponde@juntadeandalucia.es), del perfil de Twitter (@consumoresponde) y el de Facebook ('www.facebook.com/consumoresponde').

También se puede recibir asesoramiento en las delegaciones territoriales de Consumo presentes en todas las capitales de provincia, así como en las oficinas municipales de información al consumidor (OMIC), y en las organizaciones de consumidores y usuarios.
--EUROPA PRESS--
Comentarios Disqus