El Gobierno y la Junta apuestan por la coordinación entre ambas administraciones en materia de migración

El Gobierno y la Junta apuestan por la coordinación entre ambas administraciones en materia de migración

Fernandez y Marín visitan en Málaga instalación para atención a migran


El delegado del Gobierno de España en Andalucía, Lucrecio Fernández, y el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, han coincidido este lunes en la importancia de la coordinación entre ambas administraciones para avanzar en materia de migración.

Ambos han realizado este lunes un recorrido por las distintas infraestructuras que existen en Málaga dentro del dispositivo de recepción y acogimiento de personas migrantes que casi a diario arriesgan su vida atravesando el Estrecho procedentes de costas africanas.

Así, Fernández ha señalado que la migración "no es un tema pasajero" y que las políticas que se llevan a cabo en esta materia son para el Gobierno "políticas de Estado, una prioridad en tanto que somos la frontera del sur de Europa y no se trata de hacer políticas aisladas sino una integral que abarque todo el fenómeno", apuntando que "aún queda mucho por hacer".

Ha repasado todas las medidas puestas en marcha por el Gobierno central ante al fenómeno de la migración, refiriéndose al aumento de medios materiales y humanos, no sólo en Salvamento Marítimo que "en el último año y medio ha rescatado a más de 50.000 personas en las aguas españolas", sino también en los puertos y en la fase de acogida para que Cruz Roja "tenga instalaciones dignas" y Policía y Guardia Civil puedan hacer la identificación "en las mejores condiciones".

Al respecto, ha dicho que esas medidas pretenden "una acogida humanitaria, en condiciones, que hable bien de la democracia española como una democracia solidaria" con las personas que llegan a las costas "huyendo de las guerras, de las persecuciones, del hambre o de la enfermedad".

También se ha referido a la coordinación con los países de origen y tránsito y a la lucha contra las mafias "que se lucran con el tráfico de personas", destacando la "encomiable" labor de los agentes que ha permitido en el último año, en colaboración con Marruecos, "desarticular hasta 38 organizaciones dedicadas al tráfico ilegal de personas".

Por su parte, Marín ha incidido en que "la coordinación entre administraciones es la base para la ejecución de una política migratoria eficaz" y ha apostado por poner todos los recursos materiales y humanos "para que se pueda mejorar".

Marín, quien ha estado acompañado de la directora general de Coordinación de Políticas Migratorias, Mar Ahumada, ha aprovechado para "agradecer su labor impecable" a las Fuerzas de Seguridad y a las Organizaciones No Gubernamentales en esta materia, desde que se identifica a una embarcación hasta que se trae a puerto y el proceso por el cual estas personas empiezan a ser atendidas".

El vicepresidente andaluz ha resaltado que la visita por las instalaciones "va a servir para identificar aspectos en los que puede mejorar la coordinación para que cada vez podamos ser eficaces para afrontar un problema que no es sólo de Andalucía y de España, sino de Europa".

Las competencias de la Junta de Andalucía en materia de inmigración se centran en la asistencia a los Menores No Acompañados (Menas) y también la salida de los jóvenes de los centros, cuando cumplen 18 años, con el objetivo de facilitar su inserción socio-laboral en la comunidad autónoma.

Marín ha destacado las subvenciones, que a través de la Dirección General de Coordinación de Políticas Migratorias, se han dispuesto para reforzar estas dos competencias autonómicas.

Además, ha recordado el trabajo de la Consejería de Justicia para "reforzar con funcionarios públicos los puntos de entrada de personas migrantes para agilizar el trabajo de los jueces a la hora de solicitar información y documentación a los países de origen".

La Consejería puso en marcha este verano un plan para ampliar la plantilla de 15 juzgados de guardia de la costa andaluza. Este plan se ha prorrogado hasta el 31 de diciembre en nueve de los 15 partidos judiciales para poder seguir atendiendo la llegada de personas migrantes.

VISITA

Fernández y Marín han recorrido las instalaciones como los procedimientos que se activan desde el primer momento de rescate, hasta el desembarque e identificación de las personas que casi a diario arriesgan su vida atravesando el Estrecho procedentes de costas africanas.

La visita ha comenzado en el Centro de Coordinación del Mando Único Operativo (CCOE) frente a la inmigración en el Estrecho y Mar de Alborán, donde el general de la Guardia Civil, Félix Blázquez, ha presentado al vicepresidente los procedimientos de recepción y atención a las personas migrantes.

Desde el pasado mes de marzo, la sede de Capitanía Marítima acoge este Centro de Coordinación instalado en la Costa del Sol porque su posición geográfica, sus prestaciones y su conexión con el resto de puertos y zonas estratégicas, ofrece la mayor eficacia en la labor a desempeñar.

El Gobierno de España constituyó en agosto de 2018 el CCOE para coordinar las labores de control de la inmigración. Al frente del Centro está la Autoridad de Coordinación frente a la Inmigración del Estrecho, que trabaja con los países de procedencia y tránsito de la inmigración para la prevención de los flujos y la lucha contra las mafias, así como en coordinar las labores de salvamento y recepción de inmigrantes con todos los organismos nacionales e internacionales implicados.

Posteriormente, Fernández ha acompañado a Marín al Módulo de Recepción y Atención del Ministerio de Trabajo Migraciones y Seguridad Social, gestionado por Cruz Roja, donde se ofrece a los migrantes la primera atención sanitaria y humanitaria. Estas instalaciones comenzaron a funcionar en noviembre del pasado y es el paso previo a la atención en el Centro de Atención Temporal a Extranjeros (CATE), del Ministerio del Interior, gestionado por Policía Nacional y que también ha conocido la comitiva.

El CATE es un espacio policial donde los migrantes pueden permanecer un plazo máximo de hasta 72 horas y una vez recibida la primera atención comienza el proceso para su identificación bajo custodia policial, donde se le ofrece asistencia letrada a los inmigrantes. Desde su puesta en funcionamiento en agosto han sido atendidas 494 personas.

Por último, se han desplazado al Centro de Acogida de Emergencia y Derivación de Málaga (CAED), del Ministerio de Trabajo Migraciones y Seguridad Social, también gestionado por Cruz Roja, una dependencia de segunda acogida y estancia temporal donde los migrantes reciben asistencia psicológica, social y jurídica hasta que se organiza su destino final a otras plazas del sistema repartidas por la geografía española.

Las instalaciones de CAED de Málaga, que se suman a las instaladas en otras provincias de Andalucía y Extremadura, cuentan con una capacidad para 230 personas, 60 especialmente diseñadas para familias con menores.
--EUROPA PRESS--
Comentarios Disqus