Salud y Familias impulsa un plan que "revolucionará" la atención a los pacientes con enfermedades crónicas

Salud y Familias impulsa un plan que "revolucionará" la atención a los pacientes con enfermedades crónicas

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre



La Consejería de Salud y Familias ultima el diseño de un plan que "revolucionará" la asistencia a los enfermos con patologías crónicas, ya que "una de las prioridades" del titular del ramo, Jesús Aguirre, es el abordaje de la cronicidad de los pacientes pluripatológicos.

Así se ha pronunciado el consejero este miércoles en una entrevista radiofónica emitida en 'Herrera en Cope', en la que ha asegurado que su grupo de trabajo "lleva diez años planificando qué modelo sanitario es el mejor para Andalucía", según recoge la Consejería en una nota de prensa.

A juicio de Aguirre, el perfil del paciente ha cambiado en estas últimas décadas, en la que "todos tratamos de darles más calidad a los años que vivimos". Así pues, en lo que está trabajando su Consejería es en dar "una respuesta más adecuada a los pacientes que consumen el ochenta por ciento de los recursos del sistema sanitario público". "De lo que se trata es de cambiar la mentalidad de la asistencia, que en estos momentos está focalizado a los pacientes agudos. En breve presentaremos este nuevo modelo a los andaluces", ha recalcado.

El cierre del diseño de este modelo y la forma en la que se implantará en el Servicio Andaluz de Salud (SAS) es uno de los ejes de la acción de la Consejería en el plazo inmediato. Así pues, la finalidad de esta orientación en el abordaje de la cronicidad es que las personas pueden mantenerse el mayor tiempo posible con buena salud, propiciando su autocuidado, "adaptándose a la enfermedad crónica en caso de padecerla y gestionando su salud de manera eficaz, y que las situaciones de mayor complejidad puedan ser atendidas en su domicilio con las mejores condiciones, sin que esto produzca un deterioro en la salud de las personas que los cuidan", subraya el documento de trabajo que guía a la Consejería.

El plan para el abordaje de pacientes crónicos que desarrolla Salud y Familias "parte de la identificación de la población con enfermedades crónicas en función de su complejidad, independientemente de la edad, para establecer las intervenciones y recursos apropiados", tal y como precisa el citado protocolo, que añade que uno de los pilares del proyecto es "el fomento de la promoción de salud, el autocuidado y la participación de las personas y sus familias en la gestión eficaz de su salud".

Otro de los objetivos es "la implementación de un nuevo modelo de atención domiciliaria, incluida la atención a residencias que mejore la calidad asistencial y la seguridad de los pacientes con enfermedades crónicas complejas y avanzadas".

Entre las medidas que fija el plan de crónicos se encuentran "la creación de unidades de continuidad asistencial en régimen de hospital de día que respondan a inestabilidad o agudización de las personas con cronicidad compleja, sin necesidad de permanencia nocturna", y "la respuesta integral y adaptada a la cronicidad compleja durante la hospitalización, mejorando la calidad y la eficiencia". La puesta en marcha de centros de cuidados y recuperación de pacientes es otro de los objetivos del plan.

BALANCE DE LAS LISTAS DE ESPERA

El consejero también ha insistido en que la reducción de las listas de espera quirúrgicas y de consultas de especialistas hospitalarias "seguirá siendo una de las prioridades de Salud y Familias en los próximos meses", ya que el Plan de Choque "da buenos resultados".

"Las listas de espera han centrado gran parte de nuestros esfuerzos en estos primeros meses de Gobierno porque, cuando llegamos, nos encontramos que había más de quinientos mil andaluces que no estaban inscritos en ellas, por lo que nos vimos obligados a impulsar un plan de choque que está dando unos resultados muy positivos", ha declarado Aguirre.

Según ha cifrado, el Plan de Choque ha reducido la lista de espera de primera consulta hospitalaria en un 7,8 por ciento y en un cinco por ciento en las listas quirúrgicas, y se ha focalizado en aquellas personas que "llevaban más de un año a la espera de una llamada para operarse" o que incluso estaban ya fuera de plazo, unos 32.000 pacientes. "Todo lo hemos hecho con medios propios. No hemos tenido que externalizar intervenciones a hospitales privados", ha detallado el máximo responsable de Salud y Familias.
--EUROPA PRESS--

Comentarios Disqus