Pasar al contenido principal

Montero afirma que el nuevo modelo de financiación autonómica debe ser una 'apuesta conjunta' por la solidaridad

Jue, 22/09/2016 - 14:05
Intervención de la consejera

ANDALUCÍA.- La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, ha afirmado que el nuevo modelo de financiación autonómica "ha de ser una apuesta conjunta por la solidaridad, la corresponsabilidad y la autonomía" y ha señaldo que el debate sobre la reforma del sistema "es uno de los principales desafíos a los que nos enfrentamos las administraciones y que, además, es impostergable". "Debatir sobre la financiación autonómica es debatir sobre la construcción del Estado", ha indicado.

En la inaguración de las jornadas sobre "La reforma del modelo de financiación autónomica", de los cursos de otoño de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Sevilla, la consejera ha subrayado que el modelo de financiación "ha de ser una herramienta y no un fin en sí mismo y debe construirse desde la equidad, la autonomía y la corresponsabilidad". Así, ha recalcado que las autonomías son "tan Estado como el Gobierno central, rechazando que sean meras prestadores de servicios".

En su intervención, ha afirmado igualemente que el modelo de financiación debe tener como principal objetivo "blindar" el modelo de estado que da la Constitución para "salvaguardar el Estado de bienestar", ya que "un debate sobre financiación autonómica se legitima siempre que construye identidad de país y elimina desigualdades".

Montero ha explicado también que el nuevo modelo debe articularse desde el respeto de principios tales como el de suficiencia financiera, autonomía financiera y corresponsabilidad fiscal, equidad, solidaridad, estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera y lealtad institucional. "Todos y cada uno de ellos.en el contexto actual", ha insistido.

La consejera ha avanzado algunas de las propuestas sobre las que está trabajando Andalucía como es la necesidad de introducir algún mecanismo que permita sincronizar de forma efectiva la evolución cíclica de los ingresos de las haciendas autonómicas y los gastos cuya competencia tienen asumidos. Dado, según ha dicho, que mientras que los ingresos de las regiones para servicios públicos fundamentales se han reducido un 4,34% desde el año 2010 hasta el 2014, la población en edad escolar ha crecido un 0,74% y el número de mayores que necesitan asistencia sanitaria y gasto social lo ha hecho un 6,30%.

También se ha referido a la propuesta de una "distribución vertical consensuada y razonada" de los esfuerzos de consolidación fiscal entre niveles de gobierno y ha criticado que el Gobierno central se reserve "hasta ocho veces más margen" en este reparto que hace del objetivo de déficit, "olvidando así que todos somos Estado y, sobre todo, que somos las autonomías las que tenemos la competencias sobre la sanidad, la educación o la dependencia".

Montero considera igualmente necesaria una definición expresa de los efectos que los cambios en la política tributaria adoptada por el Gobierno central ejercen sobre los recursos cedidos o compartidos de las haciendas autonómicas.

Asimismo, ha abogado por la necesidad de asegurar la sostenibilidad financiera de los gastos asociados al Estado de bienestar, "buena parte de los cuales recaen sobre las comunidades autónomas". Por ello, ha considerado que hay que acompasar la reforma del modelo de financiación autonómica con la de la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, que se encuentra en la actualidad "poco adaptada a la realidad de las haciendas autonómicas".

Comentarios Disqus