Andalucía rechaza en Bruselas un "sistema de cuotas" en el Mediterráneo y aboga por intensificar la cooperación

Andalucía rechaza en Bruselas un "sistema de cuotas" en el Mediterráneo y aboga por intensificar la cooperación

Margarita Pérez en Bélgica.



La directora general de Pesca y Acuicultura de la Junta de Andalucía, Margarita Pérez, ha participado en Bruselas (Bélgica) en unas jornadas sobre las necesidades futuras del Fondo Europeo Marítimo de Pesca (FEMP) 2021-2027 y la gestión del Mediterráneo, en las que ha expuesto el rechazo de Andalucía a la imposición de Totales Admisibles de Capturas (TAC) y cuotas en este caladero.

Para la directora, según un comunicado de la Junta, es "fundamental continuar con el modelo de gestión de las pesquerías de esta zona, basado en un sistema de regulación del esfuerzo pesquero y orientado hacia prácticas más selectivas, acompañadas con la protección de ciertas zonas donde se congregan los juveniles y teniendo en cuenta las condiciones biológicas locales".

En este sentido, Margarita Pérez ha recordado que Andalucía ya cuenta con un "plan de gestión multianual, consensuado con el sector, y en el que entre otras medidas se incluyen las limitaciones del esfuerzo pesquero, la reducción de jornadas y horarios de pesca, el establecimiento de topes de capturas diarias y vedas temporales con el objetivo de que contribuyan a garantizar una pesca rentable y sostenible".

Según Pérez, la situación del caladero mediterráneo tiene una serie de condicionantes muy diferentes al de las aguas atlánticas del Golfo de Cádiz, que sí está regulado por sistema de cuotas. En la cuenca atlántica, las aguas son compartidas por Estados miembro, regidos por los mismos reglamentos europeos, mientras que las pesquerías del caladero mediterráneo son compartidas con países ribereños de la fachada africana sin una normativa armonizada ni homogénea entre ambas orillas del Estrecho de Gibraltar.

Por ello, la directora general ha abogado por "intensificar la cooperación con nuestros vecinos del sur, aumentar la colaboración científica para conocer el estado real de las poblaciones de peces que compartimos, y estrechar las relaciones entre los propios sectores pesqueros para compartir experiencias y situaciones en ambas riberas del Mediterráneo".

Se trataría, según Pérez, de reforzar el actual sistema de gestión, para conseguir una explotación basada en el conocimiento, aplicada de común acuerdo a toda el área de influencia y en la que primen por igual los objetivos de sostenibilidad ambiental, económica y social.

Entre las vías para avanzar en esta línea, según Pérez, estaría la posibilidad de que los fondos europeos destinados a la pesca y acuicultura pudieran regionalizarse para ciertas medidas como las destinadas a la protección y potenciación de pesquerías locales o para recopilación de datos y control de las mismas, sin perjuicio de la existencia de otras medidas horizontales, como la lucha contra el cambio climático, cooperación con terceros países con los que compartimos actividad pesquera o el impulso de la competitividad empresarial.


--EUROPA PRESS--

Comentarios Disqus