Vox, del victimismo al narcisismo especiado

Vox, del victimismo al narcisismo especiado

José Luis Raya

“el progreso para el que está frente a un acantilado, está en darse la vuelta”.

No se papá, si alguna vez te has tropezado con alguien del que te dicen que esperes lo peor o lo mejor de él, que en tu fuero interno esperas, no sin aprensión, lo mejor o lo peor, pero que cuando comienzas a conocerlo te causa ese terrible vacío, esa decepción que proviene del desengaño. Bueno, pues esa es la sensación que tengo después de los primeros compases de este baile de máscaras en la que se ha convertido la política de pactos postelectorales.

Quizá me dirías que no ha habido tiempo ni para aterrizar, que espere o que no espere tanto, pero lo cierto es que el teatrillo de los pactos no resulta edificante; en especial porque uno confía en que los partidos políticos tengan una mínima coherencia, esa que hay cuando la misma persona argumenta lo mismo en Madrid que en Ciudad Real, y eso no es ni por asomo, lo que nos están dando. Y así el PSOE argumenta el cordón sanitario a Vox para C’s, pero no para si, los Nacionalistas se oponen al Nacionalismo Nacional, pero argumentan en pro del Nacionalismo territorial (como si na Nación no fuera un territorio), el PP pide que gobierne la lista más votada salvo donde pactando puede arrebatar el poder a la lista más votada, el “Frances” Valls, viene a dar lecciones de estrategia desde el fracaso en Barcelona y el desconocimiento, o los de Podemos que a falta de musculo político han movilizado a los autoproclamados “intelectuales de izquierdas” (yo los llamaría “divertidores” dado que, al fin y al cabo, se dedican a entretener con el cine o la creación de historias) y todo para conseguir un “gobierno progresista”; como si el progreso solo fuese posible con ellos. Quizá habría que recordares aquello que me decías, cuando yo te hablaba desde la izquierda, “el progreso para el que está frente a un acantilado está en darse la vuelta”.

Y si todos me han causado decepción, he de reconocer que VOX en especial, principalmente porque aunque me decían que esperara lo peor, la hecatombe, sinceramente pensaba que, como poco, convulsionara la vida política Española (24 diputados dan para lo que dan en este sentido), pero lo que me he encontrado ha sido una actitud victimista ante el bloqueo que el resto de partidos han tenido para con esta formación (que esperaban ¿qué los invitaran a té con pastas?), y un narcisismo de los que se creen especiales, importantes porque han conseguido precisamente ese bloqueo victimista. Bueno esto y las luchas fraticidas postelectorales, ésa que en Almería ha dado lugar a la destitución / abandono de distintos dirigentes y una carta en la que el Sr. Rojas dice lo obvio “no toleraré quebranto manifiesto de la disciplina de partido” y ala todo el que no piense lo que yo a la calle. Cuan iluso es, se cree que “Tejiendo de día y destejiendo de noche” se puede construir una opción de Gobierno.

Y esto no es todo, a la situación de victimismo y el narcisismo con la que nos ha madrugado VOX, la han aderezado algunos de sus dirigentes con titulares para no recordar, joyas intelectuales como la de Gador Joya (esta parece que como Rufian, hace honor a su apellido), parlamentaria de la asamblea de Madrid, que decía “si mi hijo es homosexual, preferiría no tener nietos”, o lo de “feministas feas” con lo que tuvo a bien deleitarnos el Sr. Buxadé, o la perla de la Sr. Monasterio "Una mujer no tiene derecho a acabar con la vida de otro ser", algo sin duda obvio (el aborto es una regulación, no un derecho como trata de sostener la paleoizquierda y esta señora confunde y alimenta con su declaración)

Pero como decía la abuela “suerte que no todo ha de ser malo” y la Sr. Olona (Macarena Olona) ha venido a salvar unos primeros compases, bastante aciagos, de esta formación, y lo ha hecho mediante la presentación de una proposición de ley destinada a combatir la corrupción y "proteger" a los que la denuncien poniendo fin a la situación de absoluto desamparo en la que se han encontrado estas personas. Una magnifica iniciativa, en especial si la pudieran hacer retroactiva, pero “no lancemos las campañas al vuelo”, me dirías, lo normal es que el Gobierno se la pase por el arco del triunfo; y seria cierto, la Sr. Olona ya sabe que de las 220 proposiciones de ley presentadas en la pasada legislatura, la de Pedro Sánchez, tan solo se aprobaron 8, y en la anterior legislatura no fue mucho mejor y de las 278 presentadas, se aprobaron 7 de las que 4 eran del PP, que en esto de aprobar Proposiciones de Ley lo mismo da “el Pedro” que “el Mariano”. En cualquier, no quiero quitar calificativos, ¡una magnifica iniciativa!, y ya puestos me gustaría que presentasen otra para que los exámenes de selectividad fuesen iguales en todas las comunidades, ya sé que el PP ha dicho que la presentará, pero seguramente no pueda, nunca debemos olvidar que las cadenas de los gobiernos autonómicos son más fuertes que la necesidad que tienen los ciudadanos de esas mismas comunidades, y en política, una cosa es predicar y otra dar grano.

Comentarios Disqus