Nueva hoja de ruta para el campo

Jue, 06/02/2020 - 12:50
Juan Carlos Pérez Navas

El sector de las hortalizas y frutas almeriense es el más potente de Andalucía. El peso de las hortalizas de Almería supone el 69% de la producción regional -de 8 millones de toneladas-, el 35% de la producción nacional y el 7% de europea. Nuestra provincia lidera, a su vez, todos los rankings de exportación, ventas y calidad de estos productos. 

Este sector agrícola empieza a dar síntomas de agotamiento con un indicador clave que refleja su estado de salud como es el de la renta agraria que, desde la crisis económica mundial, había vivido años al alza y que, sin embargo, ha caído en torno a un 9% en el último año. De esta manera se dispara la preocupación de los productores en un escenario en el que habrá cambios muy importantes tanto en España como en el mundo y donde existe una preocupación climática cuyos efectos ya hemos vivido en varias ocasiones en la provincia, tanto con la Dana como con la borrasca Gloria. Al mismo tiempo, se están produciendo cambios alimenticios y otras circunstancias, como los acuerdos comerciales y aranceles elevados, el Brexit británico, los precios a la baja, la actitud de las grandes cadenas y sus prácticas, los costes de producción que se elevan con la subida de la  luz, la compra de materiales y fertilizantes o las importaciones de terceros países que afectan al agro almeriense.

Nos encontramos ante una crisis estructural cuya solución no puede ser inmediata y se basa en el trabajo conjunto y en el diálogo entre las organizaciones agrarias que son el mejor interlocutor del Ministerio de Agricultura, como así lo ha calificado el propio titular del cargo, Luis Planas, en su reciente visita a Níjar. En la provincia anunció la constitución de una mesa de diálogo y de trabajo que se encargará de revisar y de consensuar medidas, además de crear un plan estratégico que empiece a tomar medidas que eviten que se siga reduciendo el valor de la producción para el agricultor que ha pasado de un tercio a la mitad. También se tratarán de corregir cuestiones como los márgenes de la cadena alimentaria y las prácticas de las grandes cadenas donde se deberán implicar todos los eslabones de la cadena para que asuman su parte de responsabilidad en la situación actual. 

El PSOE de Almería, con sus alcaldes, concejales, portavoces, parlamentarios y órganos de dirección, siempre hemos trabajado codo con codo con nuestro sector estrella, solidarizándonos en sus dificultades y proponiendo acuerdos y medidas de la mano de las organizaciones agrarias. Y lo hemos hecho desde la Junta de Andalucía y desde el Gobierno de España huyendo de las propuestas demagógicas del PP, un partido que, mientras gobernó durante más de 7 años el país, olvidó y aisló a la provincia adoptando medidas que redundaron en perjuicio de nuestro sector más destacado.  Así, cabe mencionar el aumento del coste eléctrico, la reducción al mínimo de las partidas para seguros agrarios, la negación del veto ruso que tanto mal nos causó, la eliminación de conducciones y ampliaciones o reparaciones de infraestructuras hídricas durante los años de gobierno de Mariano Rajoy. Los desprecios del PP al sector agrícola han sido sonados y los socialistas no los olvidamos.

Al contrario, desde el PSOE defendemos una nueva hoja de ruta para el campo y trabajar de manera conjunta para aumentar la rentabilidad del agricultor. Abordaremos muchas de las reivindicaciones que han vuelto a ser prioridad para el campo después de años de bonanza y que nunca hemos dejado de respaldar y proponer en las instituciones siendo gobierno u oposición. Desde el PSOE hemos promovido, en este sentido, un mayor control de las importaciones de terceros países y la creación de un observatorio de los precios.

El Gobierno de Pedro Sánchez se ha comprometido a retomar todas y cada una de las dificultades por las que atraviesa nuestro campo y se alcanzará una solución beneficiosa para todos. 

Comentarios Disqus