jueves 21/10/21

Verdiblanca alaba al Congreso la Ley de contratos públicos a favor de la discapacidad

ALMERÍA.- La Asociación de Personas con Discapacidad Verdiblanca alaba la decisión unánime de los diputados nacionales que han dado luz verde al Proyecto de Ley de Contratos del Sector Público aprobado por el Congreso y pendiente de culminar su tramitación en el Senado. Este texto viene a regular por vez primera en el ordenamiento jurídico los centros especiales de empleo de iniciativa social como principales generadores de puestos de trabajo, y por ende de generación de riqueza y de inclusión laboral de las personas con diversidad funcional.

Ésta era una demanda histórica sostenida del sector de la discapacidad, y que ha sido defendida profusamente por FEACEM, la  Federación Empresarial Española de Asociaciones de Centros Especiales de Empleo, que acaba de mantener una reunión para informar al respecto, y a la que pertenece Verdiblanca a través de la Asociación de Centros Especiales de Empleo de la Comunidad Andaluza (ACECA), donde ostenta la Secretaría general.

El Proyecto de Ley modifica el texto de la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social, e introduce en el artículo 43 del mismo una definición legal del centro especial de empleo de iniciativa social, tipología hasta ahora inexistente.

 

Según el cambio legal operado, “tendrán la consideración de Centros Especiales de Empleo de iniciativa social aquellos que cumpliendo los requisitos que se establecen en los apartados 1.º y 2.º de este artículo son promovidos y participados en más de un 50%, directa o indirectamente, por una o varias entidades, ya sean públicas o privadas, que no tengan ánimo de lucro o que tengan reconocido su carácter social en sus Estatutos, ya sean asociaciones, fundaciones, corporaciones de derecho público, cooperativas de iniciativa social u otras entidades de la economía social”

 

Asimismo son considerados centros de iniciativa social “también aquellos cuya titularidad corresponde a sociedades mercantiles en las que la mayoría de su capital social sea propiedad de alguna de las entidades señaladas anteriormente, ya sea de forma directa o bien indirecta a través del concepto de sociedad dominante regulado en el artículo 42 del Código de Comercio, y siempre que en todos los casos en sus Estatutos o en acuerdo social se obliguen a la reinversión íntegra de sus beneficios para creación de oportunidades de empleo para personas con discapacidad y la mejora continua de su competitividad y de su actividad de economía social, teniendo en todo caso la facultad de optar por reinvertirlos en el propio centro especial de empleo o en otros centros especiales de empleo de iniciativa social”.

Con la creación de esta tipología de centros, que quedan nítidamente diferenciados así de los de titularidad puramente privada, se refuerza la iniciativa social en el ámbito del empleo protegido de personas con discapacidad.

 

Verdiblanca alaba al Congreso la Ley de contratos públicos a favor de la discapacidad
Comentarios