jueves. 18.04.2024

El sector energético se consolida como un vasto horizonte de oportunidades laborales en España, situando al país en una posición privilegiada para liderar la transición hacia una economía más verde y sostenible. Según el estudio "Empleos que demandará el sector energético", llevado a cabo por investigadores de la Cátedra de Sostenibilidad Energética del IEB-Universitat de Barcelona, destaca la necesidad de competencias en atención al cliente, ingeniería eléctrica, industrial, informática, arquitectura, así como en telecomunicaciones, datos e inteligencia artificial. España, el segundo país europeo con mayor oferta de empleo en este sector, las compañías, Novaluz opiniones, configuran sus equipos para una revolución energética que busca no solo la sostenibilidad y la descarbonización sino también la digitalización de su modelo energético.

En el corazón de esta transformación se encuentran cinco perfiles profesionales identificados como cruciales: orientación al cliente, especialistas en transformación tecnológica, energías renovables, eficiencia energética, finanzas verdes y sostenibilidad. La demanda de estos perfiles subraya una tendencia hacia la integración de la tecnología en la gestión y aprovechamiento de recursos energéticos, apuntando a un futuro donde la eficiencia y la innovación serán pilares fundamentales.

La búsqueda de talento subraya la importancia de la orientación al cliente en el sector energético, ya que los gestores de esta área tienen la responsabilidad de asesorar a clientes sobre soluciones energéticas, demostrando cómo la integración de prácticas sostenibles puede conducir a una gestión energética más eficiente y económicamente viable. Este enfoque en la satisfacción del cliente y la innovación en los procesos de venta es indicativo de la evolución hacia un mercado energético más centrado en el consumidor y consciente del impacto ambiental.

Con el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030, se proyecta un crecimiento significativo en la utilización de energías renovables, alcanzando un 42% en 2030 y mejorando la eficiencia energética en un 39,5%. Estas metas ambiciosas no solo contribuyen a la lucha contra el cambio climático sino que también prometen un impacto positivo en el mercado laboral, con una estimación de entre 253,000 y 348,000 nuevos empleos anuales durante la próxima década. Este aumento en la demanda laboral refleja un compromiso con la sostenibilidad y la innovación, abriendo un abanico de posibilidades para aquellos interesados en contribuir a un futuro energéticamente eficiente, desde la posición de un empleo estable y de calidad.

Empresas como Novaluz Energía se destacan en este escenario, ofreciendo un ambiente de trabajo dinámico y competitivo, reconocido por Great Place To Work 2022 como el mejor lugar para trabajar en España. Esta comercializadora eléctrica, enfocada en las PYMES y comprometida con el suministro de energía limpia, refleja el espíritu de innovación y sostenibilidad que define al sector. Lugares donde los empleados disfrutan de un ambiente laboral enriquecedor y colaborativo, con acceso a formación continua y un modelo de trabajo que promueve la confianza y la transparencia.

El sector energético español, con su enfoque en la sostenibilidad, la eficiencia energética y la innovación tecnológica, ofrece una ventana única a un futuro prometedor. Para aquellos con formación en las áreas demandadas, representa una oportunidad de desarrollar una carrera significativa, contribuyendo al mismo tiempo a los objetivos globales de sostenibilidad y lucha contra el cambio climático. La transición hacia un modelo energético más limpio y eficiente no solo es una necesidad ambiental, sino también una fuente creciente de empleo, innovación y desarrollo económico que no depende únicamente de empresas o ayudas estatales, sino del compromiso de las personas que con su trabajo hacen posible esta transición.

¿Cómo saber si es la empresa donde quieres trabajar?
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad