miércoles 18/5/22

La figura del implante coclear está entre nosotros hace tiempo suficiente como para que muchos hayamos leído o escuchado acerca de ella, incluso cuando no sepamos todos los detalles al respecto.

Por eso consideramos imprescindible detenernos en algunos de los aspectos fundamentales acerca del proceso, para descubrir cómo funciona, quién lo necesita, y demás cuestiones relacionadas.

Entonces, ¿qué es un implante coclear?

Un implante coclear es un dispositivo electrónico, tan complejo como pequeño, que otorga a quien lo utiliza una sensación de recepción de sonido similar a la que tiene alguien que oye perfectamente.

Es decir, por lógica, los implantes cocleares se realizan a personas que tienen evidentes deficiencias en este sentido, y que pretenden mejorar su calidad de vida a través de los avances tecnológicos.

Si lo viéramos antes de su instalación, el implante coclear puede dividirse en dos secciones básicas. La sección externa, que se coloca detrás de la oreja, y la interna, que se coloca debajo de la piel, realizando para ello una intervención quirúrgica simple, sin grandes contraindicaciones.

Más en detalle, los implantes cocleares en www.blaclinic.com/ y demás clínicas especializadas, contemplan elementos constitutivos como un micrófono, un procesador de todos los sonidos, transmisores y receptores, electrodos y otros que explican cómo permite obtener audición.

Y hablamos de obtener audición y no de recuperar audición, porque estos equipos no la recuperan. Realmente la audición natural no puede recuperarse de esta forma, pero sí una comprensión suficiente de los sonidos que rodean al individuo, para mejorar su calidad de vida.

¿Cómo funciona un implante coclear?

A pesar de lo que mucha gente puede creer, un implante coclear es muy diferente a un audífono. Mientras que los segundos amplifican los sonidos para que un oído con daño pueda detectarlo, debemos saber que los primeros estimulan los nervios auditivos, produciendo que el paciente aprenda a escuchar de un modo distinto al original, pero que le permitirá valerse por sí sólo.

De hecho, una persona casi imposibilitada de moverse por su cuenta, con un implante coclear puede lograr desplazarse en la vía pública, comprendiendo sonidos ambiente, señales de advertencia, etc.

¿Quiénes pueden recibir implantes cocleares?

Los niños y adultos sordos o con dificultades serias para oír son los candidatos naturales a que se les coloquen implantes cocleares, y son miles las personas que ya cuentan con ellos en España.

Aprobados por primera vez en la década del ´80, desde ese momento y hasta la actualidad, fueron aceptados como un tratamiento efectivo para pacientes de cada vez menor edad, al punto de que ahora pueden ser colocados incluso en bebés a partir de los 12 meses de edad, lo que hasta resultaría recomendable atendiendo a la mayor capacidad del recién nacido de interpretar ese tipo de audición. Esto, siempre que se haya descubierto la falencia en el desarrollo del feto.

En los adultos que han sufrido esa disminución del oído durante el transcurso de su existencia, basta someterse a los exámenes de rutina para confirmar que se da la condición, y que puede ser tratada.

¿Qué es un implante coclear, cómo funciona y quién lo necesita?
Comentarios