viernes. 21.06.2024

La custodia de criptomonedas se refiere a los métodos utilizados para asegurar y proteger los activos de criptomonedas. En las finanzas tradicionales, la custodia generalmente implica que un banco o institución financiera administre y proteja el efectivo o valores de un cliente. En el mundo de los activos digitales, la custodia es esencial para garantizar la seguridad de las tenencias de criptomonedas. Este artículo explorará los diversos aspectos de la custodia de criptomonedas, incluido el papel de las claves privadas, la diferencia entre el almacenamiento en caliente y en frío, los diferentes tipos de soluciones de custodia disponibles y cómo elegir el método de custodia adecuado para sus necesidades.

 ¿Qué implica la custodia de Criptomonedas?

 En términos simples, la custodia de criptomonedas implica el resguardo de claves privadas que otorgan acceso a las billeteras de criptomonedas. Las claves privadas son esenciales para demostrar la propiedad de activos digitales y autorizar transacciones en la cadena de bloques. A diferencia de las billeteras tradicionales que contienen efectivo físico, las billeteras de criptomonedas almacenan claves privadas que aseguran las monedas virtuales. La custodia de activos de criptomonedas puede ser gestionada de forma independiente por un individuo, compartida entre múltiples partes o confiada a un servicio profesional de terceros para su custodia segura.

¿Qué tienen que ver las claves privadas con la custodia? 

Las claves privadas juegan un papel crucial en la custodia de criptomonedas, ya que se utilizan para firmar transacciones y autorizar el movimiento de fondos. A diferencia de las claves públicas que pueden compartirse con otros, las claves privadas deben mantenerse seguras y confidenciales para evitar el acceso no autorizado a las tenencias de criptomonedas. Salvaguardar las claves privadas garantiza la protección de activos digitales almacenados en una billetera de criptomonedas. Perder o comprometer las claves privadas puede resultar en la pérdida irreversible de fondos, resaltando la importancia de soluciones de custodia adecuadas.

Cuál es la Diferencia Entre Almacenamiento en Caliente y Almacenamiento en Frío? 

Las soluciones de custodia para claves privadas a menudo se dividen en dos categorías: almacenamiento en caliente y almacenamiento en frío. El almacenamiento en caliente se refiere a monederos que están conectados a internet, lo que proporciona un acceso conveniente a los fondos para transacciones regulares. Sin embargo, los monederos calientes pueden ser más vulnerables a intentos de piratería debido a su presencia en línea. En cambio, el almacenamiento en frío involucra opciones de almacenamiento sin conexión que ofrecen una seguridad mejorada al mantener las claves privadas desconectadas de internet. Los monederos de hardware son una opción popular para el almacenamiento en frío, asegurando la protección de los activos criptográficos contra amenazas cibernéticas.

¿Cuáles Son los Tipos de Soluciones de Custodia Criptográfica?

Auto-Custodia

Las criptomonedas y la tecnología blockchain se ven como herramientas para la independencia financiera. Criptomonedas como bitcoin son descentralizadas y no están controladas por un gobierno o empresa. Cuando posees criptomonedas, tienes control completo sobre tus activos. 

Custodios de terceros, como intercambios, pueden tener tus claves privadas, pero esto significa que están en control de tus activos. Esto puede venir con restricciones regulatorias y riesgos de seguridad. 

El dicho "No son tus llaves, no son tus monedas" refleja la idea de auto-custodia en la comunidad criptográfica. Tomar el control total de tus claves privadas asegura que solo tú tienes acceso a tus activos.

Sin embargo, este nivel de control también conlleva riesgos. Si pierdes tus claves privadas, puedes perder acceso a tus fondos sin posibilidad de recuperación. Sin un intermediario, no hay seguro ni recurso para pérdidas debido a errores. 

Gestionar tus propias claves privadas puede ser desafiante, lo que ha llevado a la aparición de soluciones de custodia alternativas. 

Custodia Parcial 

Las soluciones de custodia parcial implican compartir la responsabilidad de asegurar las claves privadas entre múltiples partes. La multi-firma (multisig) y la computación segura entre múltiples partes (MPC) son ejemplos de métodos de custodia parcial que distribuyen el control sobre los activos criptográficos.

Multifirma (Multisig)

En la criptografía estándar, una firma se utiliza para verificar la autenticidad e integridad de un mensaje o transacción.

La Multifirma implica un grupo de individuos o entidades que tienen sus propias claves privadas. En lugar de una sola firma, las billeteras de multifirma requieren al menos dos claves para aprobar una transacción.

Los titulares de activos a menudo utilizan billeteras de multifirma que necesitan que 2 de 3 o 3 de 5 claves coincidan antes de que se apruebe una transacción.

La Multifirma garantiza que no haya un único punto de falla y previene que cualquier parte tenga un control completo sobre los fondos.

Este tipo de custodia es común en plataformas centralizadas con múltiples cofundadores que gestionan grandes reservas de activos.

Es como una bóveda bancaria que necesita tres llaves en manos de diferentes administradores para abrirse. Al menos dos administradores deben usar sus llaves juntas para acceder al contenido, evitando que cualquier administrador acceda solo.

Computación Segura entre Partes (MPC)

La Computación Segura entre Partes (Multi-Party Computation) distribuye la función de una clave privada entre partes separadas, a diferencia de la multifirma. Cada parte mantiene sus propios datos privados pero necesita las entradas colectivas de todas las partes para ejecutar una función.

Los protocolos MPC permiten la computación en datos encriptados o compartidos secretamente, manteniendo ocultas las entradas individuales. Durante el proceso, cada parte contribuye con su parte sin conocer las entradas de los demás. Solo ven la salida de la computación, manteniendo la privacidad.

Similar a la multifirma, un número determinado de partes clave debe estar de acuerdo en una transacción para su validación. Sin embargo, el proceso de aprobación difiere. 

El MPC seguro opera fuera de la cadena y mantiene privados los detalles de los acuerdos de custodia, a diferencia de la tecnología de la multifirma. Asegura la confidencialidad en el manejo de transacciones.

Tercería Custodial

La tercera custodia implica depender de un custodio independiente para administrar las claves privadas de tus activos digitales. Algunos intercambios en línea centralizados de criptomonedas, plataformas de trading y corredores actúan como custodios de terceros. 

Los beneficios de la custodia de terceros incluyen un acceso más fácil para operar y transferir activos. Algunos custodios ofrecen seguros sobre tenencias criptográficas. Sin embargo, las desventajas incluyen que el custodio controle tus monedas, potencialmente limitando transacciones o congelando fondos. En caso de quiebra, podrías perder todos tus fondos.

Cómo elegir la custodia de cripto adecuada para ti

Seleccionar el método de custodia adecuado para tus activos criptográficos implica equilibrar seguridad, control, accesibilidad y conveniencia. La autogestión proporciona el nivel más alto de seguridad y propiedad, pero requiere una gestión cuidadosa de las claves privadas. 

Soluciones de custodia parciales como multisig y MPC ofrecen un enfoque colaborativo para proteger activos digitales entre múltiples partes. La custodia de terceros brinda facilidad de acceso y gestión profesional de claves privadas, pero implica confiar en un servicio custodial con el control de fondos.

Entender los compromisos entre seguridad y conveniencia puede ayudarte a determinar la solución de custodia más adecuada basada en tus objetivos criptográficos y tolerancia al riesgo.

Comienza con Changelly

Ahora que has aprendido acerca de las diferentes técnicas de custodia de cripto, ¿estás listo para dar el siguiente paso en tu viaje?

Changelly se ajusta como un intercambio de criptos no custodial. Esto significa que, a diferencia de los intercambios tradicionales, Changelly no retiene tus fondos. En cambio, actúa como un intermediario, conectándote con otros principales intercambios de criptomonedas en todo el mundo para comparar diferentes ofertas. Este enfoque te permite comprar, vender e intercambiar activos digitales a un mejor precio de lo que harías usando un solo intercambio.

En Changelly, todas las transacciones se inician desde tu monedero de cripto que posees y gestionas. Como resultado, tienes completo control sobre tus claves privadas, lo que significa que solo tú puedes acceder a tus fondos, no Changelly ni ninguno de sus socios.

Además, Changelly te permite comprar criptomonedas sin KYC, lo que significa que la plataforma no exige la presentación de información sensible sobre ti para comprar activos digitales. Esto lo convierte en una excelente opción para aquellos que valoran su privacidad y desean evitar controles de identidad innecesarios.

¿Qué es la custodia de criptomonedas?
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad