martes 18/1/22

Gracias a los desarrollos en informática, hoy es cada vez más sencillo solicitar servicios de financiación personales. Asimismo, la automatización y gestión de las operaciones reduce significativamente el coste de estos servicios. Este es el caso de los minicreditos, una de las alternativas más populares.

El mercado de los préstamos personales

Los servicios financieros online no son nuevos. Se trata de instrumentos en los que las personas pueden solicitar liquidez para propósitos muy variados; desde la reparación de un vehículo, pasando por la inversión en un proyecto profesional hasta la cobertura de un gasto médico, se trata de una gran opción.

Hoy en día estos servicios son mucho más sencillos de tramitar debido a la consolidación del comercio por internet y la inmediatez de las plataformas online. Justamente por eso, resulta más sencillo elegir la mejor financiación en función de las necesidades de la persona y su perfil económico.

En efecto, resultan muy accesibles y su tramitación se realiza de manera cien por ciento online. Por su parte, los préstamos y créditos se aprueban en pocos minutos y los fondos se acreditan en unas pocas horas. Esto es lo que hace que sean tan populares y herramientas tan versátiles.

Por otro lado, la proliferación de los distintos prestadores y bancos online produce un mercado de competencia muy alta que funciona a favor del usuario. Este puede encontrar mejores ofertas y beneficios asociados a la contratación de los servicios, ya que las empresas y entidades financieras prefieren sacrificar ganancias para obtener una mayor participación en el mercado.

Condiciones y requisitos de contratación

Al tratarse de una actividad eminentemente comercial, siempre dependerá del prestador elegido y las características del préstamo solicitado. Por el mismo motivo, según la capacidad económica de la persona y su historial crediticio, esta podrá solicitar mejores condiciones.

En cuanto a los requisitos de contratación, el caso es el mismo. Sin embargo, pueden mencionarse algunos criterios que son comunes al sector más que a los prestadores o servicios particulares. Estos suelen ser flexibles y considerar las necesidades particulares del usuario.

Lo más importante en ambos casos, es demostrar un aval e ingresos. Si bien no se trata de un requisito que descalifique a la persona, permite obtener mejores condiciones de contratación y montos mayores.

Entre los requisitos básicos que suelen contratarse:

  • Ser mayor de edad
  • Presentar documento de identidad
  • Residir en España
  • Disponer de una cuenta bancaria
  • Proveer información de contacto (email, teléfono)

La mejor manera de solicitar un préstamo y conseguir acceso a una oferta conveniente para la persona es ingresar a un comparador de préstamos.

De hecho, permite realizar una comparación entre los distintos préstamos y cotejar sus características de manera rápida y visual.

Este tipo de plataformas simplifica la búsqueda entre distintos prestadores y ofertas y permite elegir la que más se ajuste al perfil de la persona.

En definitiva, los servicios de financiación personal como los minicréditos son muy populares justamente porque garantizan la liquidez de todo tipo de proyectos y gastos. Se trata de herramientas muy versátiles que pueden solicitarse de manera online en pocos minutos.

Préstamos online y liquidez inmediata
Comentarios