domingo 23/1/22

Pere Navarro (DGT) es partidario de reformar la Ley de Tráfico cada cuatro años: "Todo cambia muy deprisa"

"Hoy es un gran día para la familia de la seguridad vial", valora Pere Navarro tras el recién aprobado cambio de la norma, que entrará en vigor en tres meses

SANTANDER, 3 (EUROPA PRESS)

El director general de Tráfico, Pere Navarro, se ha mostrado partidario de renovar la Ley de Tráfico cada cuatro años, que es el tiempo que, está "seguro", va tener validez la última reforma, cuyo proyecto aprobó ayer el Congreso de los Diputados y que empezará a aplicarse dentro de tres meses, tras su publicación en el Boletín Oficial del Estado.

Así, a su juicio, es "una buena práctica" cada legislatura "abrir" la norma para que los partidos hagan sugerencias y aportaciones y esté así en un "proceso continúo de actualización" en un contexto como el actual, en el que "todo cambia muy deprisa".

Navarro ha respondido así este viernes a preguntas sobre el texto que acaba de recibir luz verde en la Cámara Baja durante su intervención en el Foro Ser Cantabria, en el que ha pronunciado la conferencia 'De la Seguridad Vial a la Movilidad Segura y Sostenible', y en el que ha manifestado que "hoy es un gran día para la familia de la seguridad vial".

El responsable de Tráfico se ha referido a las modificaciones introducidas sobre el documento anterior, a raíz de las 150 enmiendas presentadas por los grupos -la mayoría de las cuales fueron aceptadas- y que a su juicio son "muchas", algo que ha achacado a que había "ganas" de cambiar la ley.

En este punto, ha considerado sacarla adelante y hacerlo "bien" además tiene un "especial mérito", "tal y como está el rifirrafe" político, por lo que ha expresado "cierto reconocimiento" a los partidos.

Al hilo de esto último, y tras comparar que el permiso de conducir por puntos se aprobó hace quince años "sin ningún voto en contra", Navarro ve "imposible" esa unanimidad en la actualidad, debido a que hay "posiciones aprioristas", en base a las cuales se reconoce algo como "bueno" pero no se apoya pues hay "instrucciones de arriba" de no dar "ni agua".

Sin embargo, "no hay seguridad vial ni de derechas ni de izquierdas", ha recordado el director general, para llamar a "evitar la ideologización" en una materia en la que "hay que hacer lo que hay que hacer. Y punto".

LAS SANCIONES ECONÓMICAS NO SE TOCAN

En su intervención en el foro de la Cadena Ser Cantabria, el último de este año, Pere Navarro ha repasado las principales novedades de la reforma legal, que modifica el texto de 2015, y cuyo objetivo es agravar las sanciones en comportamientos que generan mayor riesgo para la conducción, como el uso del teléfono móvil al volante, donde los puntos a perder suben de tres a seis.

Y es que desde 2016 las distracciones se han convertido en la primera causa de los accidentes mortales. "Esto tiene un nombre: smartphone", ha evidenciado Navarro, que ha dejado claro que "las sanciones económicas no se tocan" y que ha abogado por explicar bien, con "mensajes sencillos", los cambios en un país con 27 millones de conductores.

También se retira un punto más, cuatro frente a tres, a quienes no lleven puesto el casco -ahora obligatorio también para patinetes y otros vehículos de movilidad personal- o cinturón y otros elementos de seguridad, porque "después de quince años, el que no se lo pone es porque no le da gana", no por falta de información o de concienciación.

A este respecto, el director de Tráfico ha señalado que uno de cada cuatro fallecidos en accidentes con vehículos tipo furgoneta no llevaban el cinturón y, en caso contrario, se habrían salvado la mitad, según ha considerado.

En términos generales, en 2019 -el último año de referencia, ya que 2020 estuvo marcado por el coronavirus y el confinamiento- hubo 1.755 muertes violentas en siniestros en las carreteras, además de 8.600 heridos graves y hospitalizados, muchos de los cuales sufren lesiones o secuelas de por vida, ha apuntado. Además, en más de la mitad las víctimas son vulnerables, caso de peatones o ciclistas.

"Es una enfermedad grave, no hay tratamiento indoloro", ha manifestado el director de Tráfico en referencia a sanciones, multas y condenas por imprudencias e incumplimientos al volante.

Si se tiene en cuentan el ranking de la Unión Europea que contabiliza los fallecidos por millón de habitante, España se sitúa con 39 por delante de Francia, Bélgica o Italia, dato que "no está mal". En este punto, ha subrayado que Bruselas ha pedido a nuestro país que ayude a otros comunitarios, caso de Grecia en materia de seguridad vial y motos, o Rumanía, en gestión del tráfico.

53 MUERTES POR COVID Y SIETE EN ACCIDENTES EN EL ÚLTIMO FIN DE SEMANA

El director de Tráfico también ha comparado datos de siniestralidad con los del Covid, indicando que en el último fin de semana han perdido la vida 53 personas por el virus -también ha habido 22 suicidios- y siete en la carretera, por lo que ha insistido en la necesidad de revisar y "poner al día" la Ley de Tráfico, que acaba de suprimir el margen de 20 Km/h para adelantar.

Otra de las novedades que ha destacado en el foro de la Cadena Ser Cantabria es la que los conductores menores de dieciocho años no podrán dar positivo en la prueba de la alcoholemia motivo por el que, en términos generales, hubo 48.000 condenas penales hace dos años en todo el territorio nacional. Y una de cada tres del total son por delitos relacionados con la seguridad vial y, sobre todo, por este consumo o circular sin permiso.

Así, la tasa será 'cero' para estos automovilistas, en coherencia con la prohibición de venta de bebidas a este colectivo. La medida también afecta a usuarios de patinetes y ciclistas, para los que se han previsto otras "pequeñas modificaciones".

Una de ellas es que a la hora de adelantar una bici en una vía en la que haya dos o más carriles habrá que cambiar de carril, y otra es que no se podrá parar o estacionar en carriles bici, como tampoco se podía en los carriles bus.

REFORMA INTEGRAL EN SEGURIDAD VIAL Y AVANCES EN MOVILIDAD

Con todo lo anterior, el director general ha apostado por una reforma integral en materia de seguridad vial, que tenga en cuenta tanto la carretera, como el vehículo y el conductor también. El reto es, en palabras de Pere Navarro, apoyarse en las nuevas tecnologías para que aunque "se corra, beba y distraiga" al volante no haya accidentes mortales.

En este ámbito, "el gran salto adelante" se dará con avances que ahora parecen "ciencia ficción" pero que permitirán a los vehículos "hablar" con otros que circulen por la carretera y a su vez, con la propia vía, según ha comentado Navarro, que ha explicado que será posible gracias a dispositivos y sensores que alertarán -cada vez más por sistemas de voz en vez de mediante pantallas que conllevan distracción- de peligros o incidencias en la vía. "El escenario al que vamos es muy potente y atractivo", ha asegurado.

En su intervención, también ha destacado la importancia de que, a la par que la seguridad vial, funcione también la movilidad, ámbito en el que se ha referido a la reducción de accidentes en carretera si se renueve el parqué automovilístico, se potencia el tren de alta velocidad, se traslada el tráfico de mercancías al ferrocarril, o se mejora el modelo de ciudad, donde se ha bajado la velocidad media de circulación tras la limitación introducida el pasado mes de mayo.

Y todo ello, incidiendo en la educación y la concienciación, que "se puede mejorar", ha concluido el director general de Tráfico.

Pere Navarro (DGT) es partidario de reformar la Ley de Tráfico cada cuatro años: "Todo...
Comentarios