viernes. 30.09.2022

VALÈNCIA, 28 (EUROPA PRESS)

El Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de la Comunitat Valenciana (CODiNuCoVa) pide que los nutricionistas participen en el decreto anunciado por el ministro de Consumo, Alberto Garzón, para regular la publicidad de alimentos y bebidas insanas en horario infantil, según ha señalado fuentes de la entidad en un comunicado.

Al respecto, la presidenta del CODiNuCoVa, Paula Crespo, advierte de que la obesidad en los menores es una enfermedad que "se perpetua en la mayoría de los casos en la edad adulta y que es la causante de enfermedades crónicas como hipertensión, diabetes, problemas cardiovasculares y algunos tipos de cáncer, entre otras".

Por ello, piden a Garzón que cuente con dietistas-nutricionistas, profesionales de la Alimentación para la elaboración del decreto que ha anunciado que se redactará, el cual va a tomar como referencia los perfiles nutricionales elaborados por la Organización Mundial de la Salud para las distintas tipologías de alimentos.

El Ministerio ha indicado que, además de esta regulación (prevista para el próximo año), también habrá una prohibición directa en horario infantil de productos como chocolates, azúcar, galletas, zumos, bebidas energéticas o helados.

Los nutricionistas valencianos han recordado que, en la Comunitat, 1 de cada 4 niños padece sobrepeso y el 12% obesidad, "una realidad sobre la que hay que actuar ya". Así, lamenta que mientras los adultos se dedican a hacer dietas para perder peso rápidamente, los niños desayunan en casa bollería y ultraprocesados a diario.

En ese sentido, recuerda, como ya apuntaba el informe 'Cómo comemos en la Comunitat Valenciana' realizado por el CODiNuCoVa en 2018, que el desayuno es la peor comida que realizan los niños valencianos y la publicidad engañosa era la causante de estas pautas de alimentación poco saludables en los más jóvenes.

Por su parte, el secretario del CODiNuCoVa, Luis Cabañas, recalca que "aprender a comer bien no debería ser un lujo". Así, recuerda que, según el estudio Aladino, la obesidad afecta en mayor medida a menores procedentes de familias con rentas bajas frente a los que provienen de familias con rentas altas.

"Hay que garantizar el acceso a los y las nutricionistas independientemente del nivel de ingresos. Y eso pasa por integrarnos en la Sanidad Pública", afirma Cabañas. Según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, por cada 100 camas de hospital debería haber un dietista-nutricionista y, en Salud Pública, se necesita este perfil profesional por cada 50.000 tarjetas sanitarias.

Los nutricionistas piden participar en el decreto que regulará la publicidad de...
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad