sábado. 01.10.2022

La compra-venta de farmacias se ha convertido en un rentable negocio en el que las partes, debido a la complejidad de las tramitaciones, a veces no se atreven a explorar; sin embargo, existen expertos consultores en esa materia que ofrecen su conocimiento y facilitan, sin intermediarios, llegar a una buena negociación en el que comprador y vendedor vean satisfechas todas sus expectativas

Los establecimientos farmacéuticos son un referente entre la ciudadanía. Pues, no se puede olvidar el hecho de que, no en pocas ocasiones, es la primera opción de atención sanitaria para una parte importante de la población. La relación histórica entre los boticarios y sus clientes se convierte, sin duda, en un binomio entre confianza y conocimiento, pues, hay que destacar que las farmacias son establecimientos sanitarios que cumplen una función esencial en el equilibrio de la salud pública. Por ese motivo, regentar una botica, en la mayoría de ocasiones, supone apostar por un negocio rentable y casi garantizado. Sin embargo, en España existe una gran normativa y una compleja legislación respecto al establecimiento de estos dispensarios de medicamentos; pero hay maneras de invertir en el negocio de las farmacias sin necesidad de contar con la especialización académica. No obstante, se recomienda a los inversores que se asesoren con expertos para que todas las partes se vean beneficiadas.

Por todo ello, si alguien está pensando en comprar una farmacia, deberá de contar con un equipo de asesores y de gestión integral que esté respaldado por una amplia experiencia en ese tipo de transacciones y que ofrezcan un catálogo de ventas demostrable con el objetivo de dar certidumbre, confianza y confidencialidad a la operación financiera, pues serán muchos los parámetros que haya que tener en cuenta para que se efectúe con la máxima diligencia y dentro de los parámetros legales que exige la normativa vigente a tal efecto.

¿Por qué razones adquirir una farmacia?

Las ventajas de adquirir un negocio solvente como el farmacéutico son múltiples. En primer lugar, es destacable que aquellas personas formadas en la disciplina tengan como principal vocación el trato directo con las personas y ser un referente sanitario para el colectivo al que se atienda. En este sentido, el hecho de que alguien se haga con una farmacia significa que se autoemplea, pasa a ser su propio jefe y se asegura el ejercicio de la profesión elegida. Así pues, en la compraventa de farmacias existe una ventaja con la que no cuentan otros negocios, concretamente, aquí se hace referencia a que en el caso de que exista un riesgo en la viabilidad, el propio Estado tiene herramientas de ayuda para paliar esa situación, debido a que la actividad de dispensar medicamentos debe estar garantizada en todo el territorio.

Un negocio que ofrece un alto grado de diversificación

Lo primero que se viene a la mente cuando se habla de una farmacia es la venta de medicamentos, sin embargo, existe una amplia gama de productos con los que se puede diversificar el negocio y que, además, dejan buen margen de beneficios. Por tanto, cuando se adquiere un negocio de estas características se debe, también, hacer un buen estudio del mercado y de la población de referencia de la zona dónde se ubica. Obviamente, la credibilidad del farmacéutico entre sus clientes suele gozar de gran excelencia, por lo que elegir poner a la venta otros productos de parafarmacia que ofrecen márgenes mayores, o proveer de medicamentos a residencias de ancianos también pueden suponer ampliar el negocio y que las ventas sean mayores. En este punto, hay que indicar que una botica no deja de ser un establecimiento y que, por tanto, puede ampliar su oferta al público, eso ofrece un atractivo genuino que hará que los clientes, por ver satisfechas más necesidades, acudan con más facilidad a una farmacia que sabe adaptarse a sus necesidades de consumo. Hay que tener en cuenta que el consejo de un farmacéutico forma parte de la solución de las dudas sanitarias de los usuarios, por lo que es indicativo de que la relación entre el consumidor y la farmacia es estrecha.

Comprar una farmacia sin ser farmacéutico para invertir

Antes se ha expuesto que, por norma general, una farmacia pertenece a un farmacéutico, sin embargo, se abren posibilidades de participar en el negocio con capital y ser beneficiario de las ganancias del mismo. Por ese motivo, es bueno estudiar todos los pormenores a la hora de realizar esa inversión. En primer lugar, saber en qué lugar se va a invertir, por ejemplo, si se quiere comprar una farmacia en Andalucía sin ser facultativo de la materia, has de conocer que es posible aportar bienes, derechos y/o capitales, y que, por tanto, percibirás en tanto al porcentaje aportado los beneficios que correspondan; con anterioridad se habrá firmado un convenio para establecer estos márgenes y que las partes, siempre, conozcan sus derechos y obligaciones respecto al negocio. Por otro lado, aquí se abre otro campo de posibilidades, ya que puede que una persona se haya formado en farmacia, pero que no posea los recursos financieros y económicos solventes para adquirir una botica por sus medios.Y es por ello que esta colaboración es ventajosa para ambas partes, tanto la inversora, como el que quiere ejercer; además pueden contar con equipos de personas que ofrecen a ambos interesados todas las garantías para cerrar un acuerdo factible para todos.

La importancia de que la asesoría sea profesional

Como se ha recomendado ya, es esencial que un equipo de personas con experiencia avale la compra-venta. En ese sentido, los servicios de Consultor Farma, que es una empresa de compraventa de farmacias que trabaja con solvencia en el mercado de Andalucía y Madrid, puede ser una gran opción si se pretende conocer qué farmacias en venta en Almería, ya que la empresa ofrece garantías al estudio de rentabilidad en la adquisición de este tipo de establecimientos. Para finalizar, destacar que se cuenta con un sistema integral único en la consultoría de compra-venta de farmacias en el que se dedica un esfuerzo importante en la personalización de la búsqueda para elaborar un posterior plan de viabilidad y económico que ofrezca todos los parámetros de ventajas e inconvenientes que permita tomar la mejor decisión. En definitiva, si ya se ha tomado la determinación de adquirir una farmacia, hay que afanarse por contratar a los expertos que ayuden a encontrar aquellos establecimientos al mejor precio, que faciliten la búsqueda de financiación y, por supuesto, a localizar los mejores locales en unos plazos adecuados.


 

El negocio farmacéutico ofrece grandes ventajas de rentabilidad a los inversores
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad