sábado. 24.09.2022

La técnica de microblading se ha convertido en los últimos años en la opción más demandada por millones de mujeres que desean mantener unas cejas perfectas desde que se despiertan por la mañana. Sin embargo, para lucir unas cejas bonitas, esta técnica  de tatuaje semipermanente requiere profesionalidad y experiencia, como la que cuenta el equipo que integra Tebori Brows.

El microblading es, actualmente, una de las técnicas de maquillaje permanente más utilizada en todo el mundo. Desde celebridades como Cara Delevigne o Keira Knightley, han confesado usar este procedimiento para mejorar la apariencia de sus cejas.

No obstante, aunque ahora existen decenas de centros que ofrecen el tratamiento de microblading entre sus servicios, esto no es garantía de conseguir el resultado deseado. Por ello, para no sufrir las consecuencias de un microblading mal hecho, cada vez más personas piden una cita en el centro estético Tebori Brows, que cuenta con una gran reputación, gracias a sus impecables resultados.

¿Por qué ocurre un microblading mal hecho?

El microblading es un tatuaje semipermanente, en el que el profesional de la estética dibuja a través de agujas, pequeñas, finas y delicadas pinceladas en las cejas, que se asemejan a los pelos que crecen en la zona, dejando un resultado realista, suave y natural.

Desafortunadamente, como en cualquier otro aspecto de la vida, para conseguir unas cejas exuberantes y naturales, se debe evitar:

  • Las personas sin formación que ofrecen este servicio. Un profesional del sector se caracteriza por mostrar los certificados acumulados en su currículum. 

  • Los técnicos low cost: en ocasiones, lo económico puede salir caro y un técnico con precios muy bajos puede ser una advertencia de que el microblading saldrá mal.

  • Ignorar las referencias del técnico/a. Las fotos del antes y después de cada profesional, sirven para evitar sorpresas desagradables tras un tratamiento de microblading.

Tebori Brows, la primera empresa especialista en microblading

De acuerdo con la fundadora del primer centro especializado en microblading Tebori Brows, Valentina Troni, “hacer microblading no requiere de un don especial, solo necesitas entusiasmo y ser muy constante” en la práctica.

De hecho, Valentina ha dedicado los últimos años a formarse a través del estudio y la práctica en las técnicas estéticas más innovadoras a nivel internacional, es así como su empresa ha pasado a convertirse en una referencia del sector.

Como se puede ver en este link, Tebori Brows cuenta con un equipo con amplia experiencia en las cejas tatuadas pelo por pelo, y otras técnicas y tratamientos que le dan un toque juvenil y expresivo a la mirada.

Por otra parte, el éxito de Tebori Brows se encuentra en gran medida, en su constante actualización e innovación en el sector. De esta manera, Troni afirma que “nunca es tarde para reinventarse, yo lo he hecho miles de veces y lo seguiré haciendo todas las veces que haga falta, porque es maravilloso que tu trabajo sea valorado y aprender cosas nuevas”.

La fundadora de Tebori Brows cree firmemente en la capacitación profesional. En este sentido, ofrece a todas aquellas personas interesadas en especializarse en el tratamiento de microblading, un curso completo, así como consejos y tips para mejorar la técnica a través del link blog siguiente.

Las técnicas más innovadoras a nivel internacional

Afortunadamente para las mujeres que buscan mejorar su apariencia con los mejores tratamientos, en Tebori Brows encontrarán una amplia gama de técnicas innovadoras que las harán lucir radiantes.

En este sentido, el tratamiento Tebori Brows labios se ha convertido, junto al microblading, que es la eliminación de pigmentos sin láser y la micropigmentación, en uno de los servicios más demandados en este centro madrileño. El efecto que genera la micropigmentación de labios garantiza unos labios más sensuales y voluminosos con aspecto natural.

Asimismo, este centro especializado en microblading también ofrece servicio de microshading, una técnica innovadora que está causando furor a nivel internacional, ya que combina de forma sutil y realista, el pelo real de las cejas con los pelos dibujados del microblading, a través de un difuminado que dura aproximadamente 12 meses.

Sin duda, el microblading es el tratamiento más eficiente para disfrutar  de unas cejas perfectas y  voluminosas sin someterse a una cirugía estética. Sin embargo, para prevenir un microblading mal hecho, es importante contar con el asesoramiento y la profesionalidad de empresas especializadas como Tebori Brows.

Microblading mal hecho, cómo evitarlo
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad