domingo 16/1/22

ALMERÍA.- La Junta de Andalucía concede subvenciones de más de 500.000 euros al año a proyectos para la prevención de la infección por VIH desde 2009. Andalucía cuenta con múltiples programas de lucha contra la enfermedad, orientados a reducir su incidencia e impacto, mejorar la atención sanitaria, adecuar la oferta de servicios a las necesidades de las personas afectadas, aumentar el grado de conocimiento e información sobre esta enfermedad y la práctica de sexo seguro, fomentar la formación de los profesionales e impulsar la investigación. Entre estas iniciativas se encuentra la realización de test rápidos para el diagnóstico del VIH, que se realizan con la colaboración de varias entidades y que desde su inicio, en el año 2008, han permitido diagnosticar 19 casos en la provincia de Almería.

Para prevenir el contagio, la Consejería de Salud y Bienestar Social impulsa varios programas dirigidos a distintos colectivos. Uno de ellos es Forma Joven, en el que se les orienta a los jóvenes, entre otros temas, sobre sexualidad saludable y prevención de enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados. En la línea de promoción y prevención está también la línea de colaboración abierta con asociaciones y ONGs, así como la distribución de preservativos y otros métodos de prevención. Mientras que en el aspecto asistencial destacan la puesta en marcha del Plan Andaluz frente al VIH/Sida y otras Infecciones por Transmisión Sexual (ITS) o el proceso asistencial integral de VIH/Sida.

En cuanto a la asistencia sanitaria, los más de 20 fármacos antirretrovirales aprobados por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios pueden ser utilizados por los médicos especialistas de Andalucía sin ningún tipo de restricciones. De hecho, el consumo acumulado global de este tipo de medicamentos en pacientes, sin incluir el gasto por ingreso, ascendió en la provincia de Almería, entre 2002 y 2011 a más de 27 millones de euros, con 3.520 pacientes atendidos.

Además, las personas con VIH en Andalucía (así como aquellas con enfermedades infecciosas como la hepatitis B o C) pueden tener hijos sanos gracias a las técnicas de reproducción asistida y a un programa específico que consiste en el lavado de semen. Esta medida comenzó a formar parte de las prestaciones sanitarias disponibles en la sanidad pública andaluza en 2005, siendo el Hospital Virgen de las Nieves de Granada el centro referente para esta técnica.

También dentro de los derechos asistenciales está la corrección, mediante cirugía plástica, de la lipoatrofia facial, una deformidad muy visible, consecuencia del uso de determinados antirretroviales. Esta consecuencia de los tratamientos se manifiesta habitualmente con alteraciones de la distribución de la grasa corporal o la pérdida de la grasa subcutánea de la cara, lo que conduce a que algunos afectados abandonen el tratamiento por los cambios estéticos que esto les ocasiona. La Consejería de Salud y Bienestar Social incluyó en 2004 el uso de este tipo de cirugía para resolver estas situaciones. Desde entonces, un total de seis pacientes almerienses con VIH-sida se han beneficiado de intervenciones de este tipo.

En lo que a los trasplantes de órganos se refiere, todos los hospitales públicos autorizados en Andalucía para realizarlos pueden hacerlo a pacientes afectados por VIH, ya que no existe discriminación ni especialización en esta materia. Así, desde que en 2001 se realizase en Cádiz el primer trasplante de riñón a un paciente con VIH, se han contabilizado en Andalucía un total de 14 injertos renales y 32 hepáticos. Todas ellas son medidas que contribuyen a mejorar la calidad de vida de las personas afectadas por esta patología.

La Consejería de Salud y Bienestar Social lamenta la eliminación, por parte del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad de la estructura operativa que daba contenido al trabajo conjunto entre las distintas comunidades autónomas y que, a efectos prácticos, se traduce en una paralización del Plan Nacional de Sida, lo que supone dejar sin continuidad el trabajo que se ha venido haciendo desde 2007.

Datos 2011

Desde que comenzó a funcionar el registro andaluz de sida en 1982 y hasta noviembre de 2012, se han notificado al registro nacional un total de 768 casos de sida en Almería.

Según los datos provisionales que recoge el registro andaluz de casos de sida, en 2011 se han incluido un total de 17 nuevos casos en la provincia (frente a los 19 de 2010), lo que supone un descenso de un 73,43% respecto a 1993, año en el que se alcanzó el pico máximo en la provincia. Estos datos sitúan la tasa de sida en Almería en 24,19 casos por cada millón de habitantes.

Respecto a la edad media de diagnóstico, en hombres se sitúa en 42 años y en 44 para las mujeres (a finales de los años 80 la edad media estaba en 29), y en cuanto a la relación de casos por sexo, la mayoría de las personas que padecen VIH-sida son hombres. Concretamente, el 76,9% de los diagnósticos realizados en 2011 han sido en hombres y el 23,1% en mujeres.

Esta disminución de casos ha sido posible gracias a la instauración en Andalucía de programas de reducción del riesgo y del daño, para evitar la infección por prácticas inseguras. El objetivo de estas medidas no es otro que mejorar el conocimiento sobre esta enfermedad, incrementar la calidad en la atención a los afectados, prevenir el contagio a través de la promoción de hábitos y conductas saludables, y promover la integración social de las personas que presentan la enfermedad.

Transmisión del virus

Las únicas formas en las que se pueden transmitir el virus del VIH son manteniendo relaciones sexuales sin protección con una persona portadora del virus y compartiendo jeringuillas, agujas o cualquier instrumento cortante; por lo que cualquier otro tipo de contacto o acto que implique compartir cubiertos, ropa, sábanas o toallas no entraña riesgo de contagio.

De hecho, la vía de transmisión mayoritaria de los nuevos casos de sida diagnosticados en 2011 ha sido las relaciones heterosexuales de riesgo (32,8%), seguida de la vía parenteral (32,1%), las relaciones homo/bisexuales sin protección (21,6%). En el año 2011, y por segundo año consecutivo, no se ha detectado ningún caso por transmisión vertical; es decir, de madre a hijo.

Diagnóstico precoz

Se estima que entre un 25 y un 30% de las personas que tienen sida desconocen su situación, lo que implica un retraso en el inicio de su tratamiento y, por tanto, una reducción de sus probabilidades de supervivencia, además de poder estar infectando a otras personas si mantienen prácticas sexuales de riesgo.

Por este motivo, en diciembre de 2008 se puso en marcha en Andalucía el test rápido del sida, un programa que acerca el diagnóstico precoz a aquellas personas que, según un análisis de situación, poseen un mayor riesgo de estar infectadas de VIH-Sida y que habitualmente no acuden a los centros sanitarios. Para su realización se utiliza el Ora Quick que permite detectar, mediante una muestra de saliva, la existencia o no de la enfermedad. Se trata de una prueba poco invasiva y de fácil utilización para profesionales.

Desde 2008 y hasta octubre de 2012 se han realizado en Almería un total de 1.702 de estos test, lo que ha permitido el diagnóstico precoz de 19 casos en personas que desconocían ser portadoras del virus. De ellos, 275 se han realizado en lo que va de 2012.

La distribución de estos test se realiza gracias a la colaboración entre la Consejería de Salud y Bienestar Social y las ONGs que trabajan habitualmente con personas con prácticas de riesgo, lo que permite sacar esta prueba del ámbito hospitalario para conseguir que las personas que están infectadas y no lo saben puedan ser diagnosticadas e iniciar cuanto antes el tratamiento correspondiente.

Para ello se han realizado cursos de formación a fin de que los profesionales de las organizaciones no gubernamentales colaboradoras aprendan el manejo de este test.

En dichos cursos han aprendido ideas y conceptos claves del VIH-Sida, habilidades emocionales en la atención a usuarios afectados por el virus, allegados y profesionales, al mismo tiempo que han adquirido conocimientos para identificar posibles alteraciones emocionales y resolver dudas sobre las vías de transmisión de la enfermedad.

En Almería colaboran con esta iniciativa AIMUR, Colega, Médicos del Mundo y Mujeres en Zona de Conflicto.

Los test rápidos para el diagnóstico precoz del VIH permiten detectar 19 casos en...
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad